Asi Mejor

Aceite de hipérico – Propiedades, contraindicaciones y cómo usarlo.

flor de hiperico

El aceite de hipérico o, como también se le conoce, de hierba de San Juan es un óleo macerado extraído de las flores de hipérico con poderosos beneficios y propiedades que vale la pena disfrutar. Se destina tanto para uso medicinal y terapéutico, como para uso cosmético.

Las flores de esta planta son de color amarillo y se pueden ver en ellas unos pequeños puntos negros que son las glándulas de donde se extrae el aceite. Este es de color rojizo y tiñe al instante, se caracteriza por ser fotosensible y tiene muchas propiedades sanadoras, tanto para la piel, como para dolores y para el estado anímico.

La planta de hipérico florece entre mayo y agosto, razón por la cual en algunos lugares se cosecha el 24 de junio, el día de la festividad de San Juan Bautista. A esta celebración le debe el aceite de hipérico uno de sus nombres más comunes.

La maceración de este aceite es relativamente sencilla, pero se requiere de los elementos indispensables para que se haga correctamente. Por lo general, se sumergen las flores en aceite de oliva o girasol de alta calidad, extraídos de la primera prensión al frío. Se dejan en un frasco de vidrio bien tapado y se pone al aire libre, alrededor de 40 días. El resultado es un aceite rojizo que al entrar en contacto con la piel se vuelve violeta.

De la flor fresca de esta planta se pueden elaborar también ungüentos y tinturas; de la flor disecada se pueden hacer infusiones y cápsulas. En este artículo, nos centraremos en su presentación en óleo o aceite que tiene muchos beneficios y propiedades, tanto para la salud física como mental.

También te contaremos cómo usarlo y cómo elaborarlo, cuáles son las contraindicaciones y todo lo que debes saber sobre el óleo macerado de hipérico, quédate leyendo si te interesa esta información.

Los beneficios y las propiedades del aceite de hipérico

El aceite de hipérico es muy eficaz como un tratamiento tópico y también muy usado en aromaterapia para aliviar algunas dolencias. Las sustancias responsables de sus poderosos efectos son la hipericina y la hiperforina.Ambas son muy beneficiosas para un gran número de enfermedades y condiciones, entre las que podemos mencionar: irritaciones, quemaduras, rozaduras, dermatitis, úlceras varicosas, picores, inflamaciones, hematomas, entre otros.

Desde la antigüedad, se usa la planta para ayudar a cicatrizar y desinfectar heridas, así como para mejorar el estado de ánimo y aliviar dolores, especialmente, de las articulaciones. Por algo, los alquimistas elaboraban frecuentemente el óleo y los ungüentos con el hipérico y, aunque por algunos cientos de años se dejó a un lado su uso, hoy en día contamos con investigaciones que comprueban su efectividad.

Son múltiples las propiedades del aceite de hipérico. Constantemente, se pone a prueba su poder en diversos estudios sobre distintas patologías, por esta razón aún hay mucho qué descubrir y comprobar de este óleo, que para muchas culturas y épocas ha sido mágico. Veamos, más detalladamente, los beneficios de este remedio natural.

Es cicatrizante

Esta es, si se quiere, una de las propiedades más reconocidas del aceite de hipérico. Con un poco de este óleo la piel puede regenerarse con más rapidez. Por eso, se usa para tratamiento de heridas superficiales, quemaduras, dermatitis causada por los pañales, picaduras, cortes e irritaciones. Es efectivo devolviendo elasticidad en la piel, recuperándola de forma relativamente rápida.

el-aceite-de-hiperico-y-sus-propiedades-cicatrizantes

Esta, junto con su efecto antiséptico y astringente fue lo que lo hizo muy popular en el mundo militar y, durante mucho tiempo, se usó en las guerras para curar heridas.

Es antiinflamatorio

El aceite de hipérico tiene propiedades antiinflamatorias y aporta muchos beneficios en el tratamiento de espasmos musculares, esguinces, reumatismo, contusiones, hemorroides y picaduras que se inflaman. Todo gracias a la hiperforina aislada. Estudios han comprobado que esta sustancia ayuda en diversos procesos inflamatorios del cuerpo.

mujer con flores

Funciona muy bien aplicando de forma tópica en el área afectada y dejando que la piel lo absorba por completo. Es muy común su uso en aromaterapia, como veremos más adelante. Junto con aceites esenciales, el de hipérico se combina muy bien para la inflamación, ya sea temporal o causada por alguna enfermedad como la gota.

Es antiséptico

Este óleo macerado actúa como antiséptico en heridas, evita que se infecten y, quizás por eso, fue muy usado desde la Edad Media para curar lesiones en las guerras. Se le conocía como la hierba militar.

flor de hiperico

Es importante destacar que es más efectivo en heridas superficiales, ayuda a que se cicatricen más rápido, a que se desinfecten y a que la piel se regenere eficazmente. Se puede usar como antiséptico en caso de cortes, quemaduras, llagas y úlceras superficiales. Siempre teniendo cuidado y observando la evolución de la herida. No usar en caso de lesiones graves, de ser así lo mejor es asistir a un centro de salud para ser atendido con prontitud.

Es analgésico

Es muy conocido su uso en aromaterapia como aceite vegetal, junto con diversos aceites esenciales, para tratar dolores, especialmente relacionados con la cabeza como las neuralgias, jaquecas y todos aquellos que tengan origen neurológico. También es muy efectivo en tratamiento de artritis, reumatismo, gota, dolores musculares fuertes, dolores de espalda, entre otros. Siempre se utiliza a nivel tópico y se acompañan de masajes para mejor penetración en piel y olfato.

serum

Ante condiciones que conllevan a dolores más fuertes, es recomendable consultar al médico y someterse a tratamiento farmacológico. En todo caso, el aceite de hipérico puede funcionar bien en afecciones leves y como coadyuvante en otros tratamientos médicos.

Es ansiolítico y antidepresivo

Estudios han demostrado que el hipérico puede ser de ayuda en padecimientos como la ansiedad, la depresión, los terrores nocturnos, el desánimo y la angustia. La hipericina y la hiperforina actúan sobre la química del cuerpo contribuyendo a que la persona se siente mejor. Sin embargo, esto solo puede ser de ayuda cuando las patologías son leves, en ningún caso se debe ver como cura para trastornos como la depresión clínica o la ansiedad.

mujer sonriendo

Alivia síntomas como cansancio, falta de concentración e insomnio, siempre y cuando sean leves, no crónicos. Para estas condiciones mentales y del estado de ánimo, se suele consumir el hipérico en forma de infusión o cápsulas, sin embargo, también se puede aplicar el aceite de hipérico o el ungüento en todo el cuerpo, 2-3 veces al día, realizando suaves masajes en la piel para que penetre correctamente.

Es astringente

El aceite de hipérico es muy usado también en cosmética, para la elaboración de distintos productos, especialmente para la piel. Tiene efecto astringente, por esta razón es muy recomendable para pieles grasas.

aceite-hiperico-imagen-princial

Esto junto con sus propiedades cicatrizantes, forman una combinación perfecta para sanar cualquier lesión, cortadura o quemadura. Sin duda, ayuda a lucir mejor y más radiante, por lo que también se considera un producto antiedad, quizás ayuden sus antioxidantes, como veremos en el siguiente punto.

Es antioxidante

Ayuda a regenerar pelo y piel, por lo que es usado en cosmética también para rejuvenecimiento. Sin embargo, es mejor si se incluye como ingrediente en un producto, especialmente cuando es de uso facial. No se debe aplicar directamente en el rostro. Recordemos que el aceite de hipérico es fotosensible, por lo que puede manchar la piel si se expone al sol.

mujer sonriendo

Pero, además, su contenido en flavonoides lo hace un neuroprotector. Al respecto, se han hecho algunos estudios relacionados con el alzheimer, dando resultados alentadores para la prevención de esta enfermedad.

Estimula la circulación

Al ser un buen estimulante de la circulación se usa también para tratamiento de varices. Unos masajes con aceite de hipérico puede activar efectivamente el flujo sanguíneo, aliviando dolores, descongestionando y eliminando hematomas.

el corazon

Es preciso acotar que para mayor efectividad se recomienda que los masajes sean hechos por una persona con experiencia. De igual forma, la crema de hipérico puede ser también muy efectiva ya que se absorbe muy rápido y sirve para masajes, al igual que el óleo.

Vistas todas las propiedades y los beneficios del aceite de hipérico, podemos concluir que es excelente idea incluirlo en nuestro botiquín de primeros auxilios.

¿Qué usos tiene el aceite de hipérico y cómo se usa?

Tal como hemos mencionado a lo largo del artículo, al aceite de hipérico se le da un uso cosmético y medicinal. Su proceso de elaboración lo convierte en un óleo macerado que solo puede usarse de forma tópica, sobre la piel. Esto se hace en forma de masajes y se recomienda hacerlo de noche, ya que es una sustancia fotosensible. La exposición al sol solo deberá hacerse, como mínimo, 24 horas después de haberse aplicado el óleo.

Solo debes usarlo en los casos recomendados. Mencionaremos, a continuación, algunos de los usos más comunes:

  • Quemaduras superficiales
  • Irritación
  • Rozaduras
  • Dermatitis de pañal
  • Picores
  • Reumatismo
  • Artritis
  • Artrosis
  • Ciáticas
  • Úlcera varicosa
  • Herpes labial
  • Hematomas
  • Picaduras de insectos
  • Manchas
  • Cortaduras superficiales
  • Neuralgias
  • Depresión leve
  • Gota
  • Grasa en la piel
  • Rejuvenecimiento
  • Regeración celular

Recuerda que si tu condición de salud es crónica y requiere vigilancia médica de forma periódica, es mejor consultar al médico especialista sobre el uso complementario del aceite de hipérico para el tratamiento. Nunca se debe sustituir un tratamiento recetado por un profesional de la salud por el uso de tratamientos alternativos cuando la condición afecta de forma severa a un paciente.

¿Cómo se toma el aceite de hipérico? ¿Se puede tomar?

El aceite de hipérico no se puede ingerir, se elabora solo para uso tópico, es decir, externo, para aplicar en la piel. La planta de hipérico o hierba de San Juan tiene flores que son las que pasan por el proceso de maceración, pero también se pueden disecar y utilizar para hacer infusión o elaborar cápsulas, estas presentaciones son las que se pueden tomar, pero el aceite no y es necesario ser enfático en esto.

Como ya lo mencionamos anteriormente, la infusión y las cápsulas se suelen recetar para el tratamiento del desánimo y la depresión leve. En este sentido, es más preventivo y coadyuvante que curativo. Otras dolencias también pueden ser tratadas con este tratamiento. En todo caso, ya queda de parte del terapeuta recomendar cuál es el más adecuado para cada caso en particular.

¿Cómo hacer aceite de hipérico casero?

Es un proceso más o menos largo, pero no difícil. En primer lugar, necesitas cosechar las flores del hipérico, esta planta florece en el verano. Esas flores frescas debes ponerlas a macerar, es decir, meterlas en un frasco de vidrio con medio litro de aceite vegetal (oliva, almendras o girasol) que las cubra por completo.

Debes ponerlo al sol por un período de 40 días. Cada día agítalo un poco e irás viendo cómo se torna rojo lentamente. Cuando el aceite se haya macerado, se cuela en otro recipiente de vidrio oscuro y ya queda listo para usar.

El aceite de hipérico funciona como un perfecto tónico, no dudes en usarlo, pero ten cuidado si tu piel es muy sensible. Además recuerda no exponerte al sol, úsalo en la noche. También es ideal para colocar en tu botiquín de primeros auxilios.

Las contraindicaciones del aceite de hipérico

Como toda sustancia, el aceite de hipérico tiene contraindicaciones, no son numerosas, pero es importante saberlas para evitar inconvenientes. Veamos de qué se trata:

  • Personas con pieles sensibles o muy blancas deben cuidar mucho su piel al usar este producto, ya que puede ocasionar irritación y manchas cuando hay exposición al sol. Lo más recomendables es evitar su uso o aplicar protector solar fuerte para proteger la piel de los rayos del sol. También se aconseja usar únicamente de noche.
  • Mujeres embarazadas y en período de lactancia no deben usar aceite de hipérico, pues no se ha estudiado aún qué reacciones podrían presentarse.
  • Pacientes recibiendo tratamientos con anticoagulantes, anticonceptivos orales o antiarrítmicos no deben utilizarlo, ya que puede interaccionar con estos medicamentos.

Es importante que ante cualquier condición de estas u otras que creas puedan afectar tu salud, no uses este producto sin antes recibir la orientación de un médico especialista para tu caso. Ten presente que la automedicación nunca es mejor opción que la guía de un profesional de salud.

Características e información de la planta de hipérico

La planta de hipérico tiene una larga historia como medicina para los seres humanos. Hipócrates, en la Antigua Grecia, ya lo recomendaba como un excelente antiinflamatorio y remedio muy refrescante para la piel. También podemos conseguir referencias en la obra de Dioscórides y Plinio, pues en esa época ya se usaba para tratamientos físicos y psíquicos. En la Edad Media fue el gran protagonista al comenzar a usarse en el mundo militar, para curar heridas de guerra.

Actualmente, tiene usos casi idénticos a los de la antigüedad, a excepción de los mágicos religiosos que los usaban en rituales para espantar demonios. En estos últimos años, cuando todo lo natural está siendo muy valorado de nuevo, el aceite de hipérico vuelve al ruedo para brindarnos todas sus bondades.

Veamos datos más objetivos relacionados con la planta de donde se elabora este producto. Estas son las características e información científica más relevante de la planta de hipérico:

Nombre científico: Hypericum perforatum L.
Familia: Hipericáceas
Raíces: leñosas, amarillentas y algo ramificadas.
Tallos: Erectos, rojizos, miden entre 50 cm y 80 cm.
Flores: en panículas densas, color amarillo, con minúsculas gládulas secretoras.
Origen: Europa
Algunas características del aceite:
Principios activos: terpenos sesquiterpénicos, hiperforina, hipericina y sus derivados.
Aspecto: líquido aceitoso
Color: entre rojo y marrón
Olor: mismo del girasol

La planta de hipérico se da muy bien en tierra rocosa y calcárea, con fuerte recepción de sol. Crece en bosques, praderas y baldíos, por lo general en la orilla del camino. Se recomienda su cosecha en el verano y durante días soleados. Una característica muy importante, y que ya hemos mencionado, es que el aceite que se macera es fotosensible, es decir, enemigo del sol. Puede ocasionar irritación y manchas al exponerse a sus rayos, por lo que se recomienda precaución en este sentido.

Conclusión

El aceite de hipérico tiene propiedades y beneficios poderosos para la salud de las personas, especialmente, en lesiones de piel. Se reconoce por ser un efectivo cicatrizante para heridas superficiales.

Este aceite se obtiene de un proceso de maceración de las flores de la planta de hipérico, que contienen unas pequeñas bolsas secretoras que despiden una sustancia rojiza. Las flores se sumergen en aceite vegetal que puede ser de oliva o girasol, por unos 40 días, en un frasco expuesto a la intemperie.

hipero flores

Además de ser un excelente cicatrizante, también funciona bien para aliviar dolores, reducir inflamaciones y como coadyuvante en una depresión leve. Estos usos suelen ser frecuentes en aromaterapia.

El óleo de hipérico no debe ingerirse, solo debe aplicarse de manera tópica en las áreas afectadas. Por ser fotosensible, es recomendable no exponerse al sol durante su uso, y al menos durante 24 horas después de su aplicación.

Diversos estudios han demostrado su efectividad en el tratamiento de algunas afecciones, sin embargo, aún hay mucho por descubrir acerca de este producto. Como toda sustancia, tiene contraindicaciones como en personas de pieles sensibles, embarazadas y aquellas que toman ciertos tipos de medicamentos, como anticonceptivos y anticoagulantes.

Preguntas frecuentes

  1. ¿Cómo usar el aceite de hipérico?

    El aceite u óleo macerado de hipérico se usa de forma tópica. Mayormente, en el área afectada, con suaves masajes para que penetre bien. En caso de dolores de espalda es preciso no dar masajes a menos que sea de manos con experiencia, pues es una zona delicada cuando hay inflamación y dolor. Lo mismo ocurre con dolores musculares y de articulaciones.

  2. ¿Cómo hacer crema de aceite de hipérico?

    Una vez que tengas listo el aceite de hipérico casero, ponlo a calentar en baño de maría. Es importante que no suba demasiado la temperatura, solo lo justo para derretir, posteriormente, unos 125 gramos de cera virgen. La temperatura ideal es de 40ºC, al llegar a esta, mezclar con la cera hasta que esta se derrita, se formará una crema suave. Deposita en frascos pequeños de vidrio oscuro y almacena en un lugar fresco.

    Esta crema es ideal también para tener en nuestro botiquín de primeros auxilios y usarla para quemaduras, cortes, picadas e irritaciones de la piel. También si sientes dolores musculares, de articulaciones o inflamaciones. Por lo general, la crema se absorbe mejor y más rápido que el aceite, sin embargo, es cuestión de gustos. Siempre ten en cuenta que es para dolencias leves y heridas superficiales.

  3. ¿En qué momento es mejor cosechar la planta de hipérico?

    Su mejor momento es el verano. Por tradición, en algunos países se tiene por costumbre recoger las flores el día de San Juan a la medianoche. Sin embargo, lo más recomendable es recogerlas en el día, cuando hace sol. Mucho mejor si nos cercioramos que no haya llovido en los días previos.

  4. ¿Dónde puedo comprar el aceite de hipérico?

    Si eres de las personas que prefieren comprar el producto terminado y envasado, entonces puedes dirigirte a cualquier tienda naturista, herbolario o tienda especializada. En algunos países es más popular que en otros, sin embargo, en la era digital no hay producto que no puedas encargar y hacer llegar a tu casa.

  5. ¿Para qué sirve el aceite de hipérico?

    La mayoría de las personas le dan un uso medicinal, pero también es cierto que en cosmética se está popularizando. Sus propiedades antioxidantes y de regeneración resultan muy útiles para la piel y el cabello. Sin embargo, frotar un poco de este óleo macerado en la frente para un dolor de cabeza, encima de una quemadura o cortada superficial, es bastante reconfortante y se pueden observar buenos resultados.

  6. ¿En cuánto tiempo hace efecto el aceite de hipérico?

    Lo más común es que se tarde unas cuatro semanas en hacer efecto para condiciones como el desánimo y la depresión. De igual forma con ciertos dolores que no son tan sencillos de superar. Pero en cuanto a su uso cicatrizante, en unos pocos días ya debería verse mucho la diferencia entre una herida sin el tratamiento y una en la que se haya aplicado el aceite.

Compartir este articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Sofia Martinez

Soy licenciada en psicología y me encanta hablar de las últimas tendencias en moda, diseño, ocio y hogar.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Articulos relacionados