Asi Mejor

Salvado de avena: beneficios, propiedades y recetas

salvado de avena con frutas

¿Sabías que el salvado de avena tiene aún más beneficios y propiedades que los propios copos de avena? Sus efectos son más potentes ya que contiene más porcentaje de fibra, así como minerales y vitaminas. Es un alimento que deberíamos incorporar en nuestra dieta cotidiana, sin embargo, esto no ocurre porque el salvado de avena no es tan popular como debería serlo.

El salvado de avena es muy fácil de incluir en las recetas, porque es bastante neutro al gusto, de manera que no altera el sabor de las preparaciones. Además, la avena integral aporta mucha más nutrición que la refinada.

En este caso, se puede usar en las masas para panes  o para hacer integral cualquier tipo de harina. También se puede agregar directamente a batidos, jugos o yogurt, y así recibir todos los beneficios que brinda.

Su aporte calórico también es muy bajo, por lo que no debe haber remordimientos al consumirlo cuando estamos dentro de un régimen dietético. De hecho, debido a su capacidad de mejorar el tránsito intestinal, se usa como alimento para adelgazar.

El salvado de avena, en realidad, es la parte externa del cereal que queda luego de refinarlo. Contiene aproximadamente 15 gramos de fibra por cada 100 y menos carbohidratos y más proteínas que la hojuela de avena.

Por eso, es muy recomendable incluirlo en diferentes comidas, ya que ayuda en gran medida con la digestión. De igual manera, proporciona un buen estado de salud general, debido a sus propiedades y beneficios que más adelante detallaremos.

Te enseñaremos también cómo preparar algunas recetas con el salvado de avena, con qué frecuencia puedes comerlo, sus contraindicaciones, así como las diferencias y semejanzas con otros cereales. No te quedará ninguna duda de que incluir este súper alimento en tus comidas será una excelente decisión para tu bienestar.

Los beneficios y propiedades del salvado de avena

El salvado de avena no solo es rico en fibra (el alimento con más cantidad de fibra alimentaria que existe), sino que contiene grasas poliinsaturadas, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas del grupo B (B1, B2, B6); calcio, hierro, zinc, potasio, cobre y fósforo.

copos de avena

Con un mínimo consumo podrías estar ayudando mucho a tu organismo, por ejemplo, a eliminar grasas y a tener un proceso digestivo en óptimas condiciones. Todas estas propiedades derivan en los siguientes beneficios para la salud:

1. Previene padecimientos cardiovasculares

El salvado de avena contiene betaglucanos, son carbohidratos de moléculas grandes que no son hidrolizados por las enzimas del estómago, sino que van al colon donde se fermentan y descomponen, produciendo grandes beneficios. Entre ellos, que llegan al sistema circulatorio de cuerpo, contribuyendo a eliminar el colesterol malo en sangre.  

El colesterol LDL es el causante de varias enfermedades cardiovasculares que pueden, incluso, ser fatales, como los accidentes cerebro vasculares y los infartos al corazón. Presentar altos niveles de este colesterol es un problema común en muchos países y sus consecuencias producen las principales causas de muerte en el mundo. 

Ha habido algunos estudios donde se les da salvado de avena a pacientes con tendencia a sufrir enfermedades cardiovasculares y se ha comprobado que es muy efectivo en la disminución de los niveles de colesterol malo en sangre. Con 3 gramos al día sería suficiente para contrarrestar el problema. Este es, sin duda, uno de los beneficios más importantes de este alimento.

2. Disminuye los niveles de azúcar en sangre

Entre las grandes propiedades que tiene el salvado de avena, y que aporta varios beneficios, se encuentra la de sus hidratos de carbono de absorción lenta. Lo que sucede es que se reduce en gran medida la absorción de los azúcares en el intestino y estos, a su vez, ingresan al torrente sanguíneo también de forma mucho más lenta. De esta manera, se evita la subida violenta de los niveles de glucosa que, por cierto, otros tipos de carbohidratos sí ocasionan.

En consecuencia, el salvado de avena contribuye en gran medida a la prevención de la diabetes, que también es un grave problema de salud global y cuya clave para eliminarlo es el cuidado en la alimentación. Por esta razón, es recomendable incluirlo en las preparaciones del día a día como en las sopas, ensaladas, jugos, en la masa de galletas y panes o tomarse en cápsulas a manera de suplemento.

3. Mejora el tránsito intestinal

Este sería uno de los beneficios más populares del salvado de avena, pues contiene fibra soluble que aumenta el volumen fecal y lo hace más suave, mejorando en gran medida el tránsito intestinal. Incluir este alimento en una dieta saludable ayuda a reducir problemas muy molestos como la inflamación estomacal, el estreñimiento, las hemorroides y la diverticulitis. 

Estudios han comprobado que con el consumo regular de salvado de avena, los pacientes hacen más deposiciones y estas tienen mejor textura, haciendo muy fácil el proceso de vaciado. Por lo que se recomienda comer este cereal diariamente si sufres de una condición crónica de estreñimiento, pero tomando en cuenta que la ingesta de líquido es también muy importante, ya que de no hacerlo se podría generar el efecto contrario.

4. Crea mayor sensación de saciedad

La capacidad de crear saciedad es una de las propiedades más conocidas del salvado de avena y sus efectos se sienten de forma inmediata cuando lo consumimos. Al contener gran cantidad de fibra soluble es muy absorbente, acumula mucho líquido dentro de sí, haciendo que se infle a tal punto que crea saciedad rápidamente. Por supuesto, el hambre se retrasa por más tiempo y puede ser muy efectivo para ayudar en la pérdida de peso.

bol de avena

Una de las causas más importantes de la obesidad es la ansiedad por comer. Es por esta razón, que se recomienda ingerir carbohidratos complejos, de absorción lenta, para contribuir a la eliminación de esta ansiedad. El salvado de avena cumple perfectamente esta función.

5. Mejora el funcionamiento de importantes sistemas del organismo

El salvado de avena tiene beneficios increíbles sobre tres sistemas fundamentales del cuerpo: el sistema nervioso, el sistema endocrino y el sistema inmune. Esto se debe a que es altamente nutritivo por contener vitaminas del grupo B. Estos sistemas son de vital importancia para la salud general del organismo y contribuyen a sentirse pleno y lleno de energía. 

Tanto el sistema nervioso, como el endocrino influyen altamente en los estados de ánimo. Cuando hay problemas en su funcionamiento, las emociones se ven afectadas y eso desencadena problemas como la ansiedad, la depresión y el estrés. Por eso, es importante protegerlos con nutrientes que inciden directamente en su óptimo funcionamiento. 

Por su parte, el sistema inmune es el que impide que nos enfermemos constantemente, por lo que fortalecerlo para que cumpla su misión nos ayuda a prevenir una gran cantidad de enfermedades que pueden, incluso, amenazar nuestra vida, como lo es el cáncer. El salvado de avena tiene polifenoles, unas moléculas vegetales que funcionan como antioxidantes, previniendo el daño ocasionado por los radicales libres y es la razón por la que también fortalece nuestro sistema inmunológico.

6. Contribuye en el aumento de masa muscular

Uno de los beneficios del salvado de avena que no se conoce demasiado es este. A pesar de estar constituido por más hidratos de carbono, el salvado de avena contiene más proteínas que otros cereales, aprox. 17 gramos por cada 100. Si estás en plan de pérdida de peso y a la vez buscas tonificar tu cuerpo, consumir salvado de avena te dará una cantidad de proteína extra que te puede ayudar a definir la musculatura y verte mucho mejor físicamente. 

De igual forma si eres de contextura delgada, también te servirá para aumentar masa muscular. En ambas situaciones el salvado de avena debería ser muy valorado y recomendado. 

7. Tiene gran versatilidad

Al tener un sabor neutro, el salvado de avena tiene la propiedad de poder usarse en muchas recetas y preparaciones. Queda bien en postres y platillos salados, su versatilidad lo hacen muy fácil de consumir y de adaptarse a todas nuestras comidas. Si lo que buscas es beneficiarte al máximo de este cereal inclúyelo en tus sopas, batidos, jugos, ensaladas, aderezos, leches de origen animal o vegetal, en preparaciones de galletas, panes, tortillas. A cualquier masa que integres el salvado de avena, le dará un toque más nutritivo e integral, sin alterar su sabor como sí lo hacen otros salvados, como el de trigo.

8. Mejora el estado de ánimo

El salvado de avena está en la lista de alimentos que contienen triptófano. Este es un aminoácido esencial que no es producido por el organismo. Debes ingerirlo de fuentes externas como este cereal. Entre otras funciones que cumple, ayuda a la producción de la serotonina, melatonina y niacina. Todas son hormonas importantes para el estado de ánimo. 

Se incluyen alimentos con triptófano para tratar problemas de salud mental como el insomnio, la ansiedad y la depresión. La serotonina nos ayuda a sentirnos muy bien de ánimo en general, por lo que junto con una rutina de ejercicio físico, el consumo de salvado de avena te brinda una sensación de bienestar difícil de igualar. 

9. Previene la anemia

Otra de las propiedades que tampoco se conoce demasiado es la del alto porcentaje de hierro que contiene el salvado de avena, tiene un 70% más que las lentejas, las cuales se consumen tradicionalmente para aumentar los niveles de hierro en sangre.

Pero, además, la vitamina B6 contenida en este cereal cumple un papel fundamental en la formación de hemoglobina. Debido a estas dos propiedades, incluir el salvado de avena traería muchos beneficios en el tratamiento de la anemia. 

avena cruda

Es importante destacar que este alimento también contiene fitatos, los cuales inhiben la absorción de algunos minerales, incluyendo el hierro. De manera que si lo que deseamos es aumentar los niveles de este mineral, debemos calentar el salvado de avena, para que pierda esa propiedad. Por ejemplo, incluirlo en preparaciones que requieran altas temperaturas para obtener la comida, ya sea en forma de hervido, horneado o en sartén. 

10. Alimento natural, sin riesgos y bajo en calorías

Los efectos adversos del salvado de avena son raros y muy pocos, más adelante hablaremos más sobre ellos. En consecuencia, es muy seguro consumirlo diariamente, acompañado de muchos líquidos. Es 100% natural, por lo que el cuerpo puede aprovechar todos sus nutrientes al máximo y además su nivel calórico es bajo, 100 gramos solo contiene 250 calorías. Esto lo hace un alimento ideal para cuidar el peso y las medidas, mantenerse en forma y con un estado de salud óptimo por sus muchos nutrientes. 

Hoy en día, hace falta consumir más alimentos naturales como el salvado de avena, con todas sus propiedades y beneficios, en un mundo en el que abundan las comidas procesadas y con sustancias químicas tóxicas para el organismo. Entre estas, el exceso de azúcar escondida en muchas de las preparaciones que, entre otras cosas, causan obesidad y diabetes.

Recetas: Mejores maneras de comer salvado de avena

En vista de todas las propiedades y beneficios que te hemos descrito del salvado de avena, no podíamos dejar de incluir algunas recetas fáciles para que prepares en casa y puedas disfrutar de las increíbles bondades de este cereal. Como te habíamos comentado, en realidad es muy fácil añadir este alimento a tus preparaciones, pues no afectará el sabor de las comidas y en algunas recetas es esencial para dar consistencia.

Recuerda que para disfrutar al máximo de este alimento debes incluir las raciones adecuadas, pues si abusas de la cantidad, podría traer efectos contraproducentes que no queremos generar. Dicho esto, a continuación, te dejamos 3 recetas, todas muy nutritivas y fáciles de hacer.

Tortillas francesas de salvado de avena

Puedes disfrutar de este platillo, tanto en el desayuno como en la cena, según tu preferencia. En cualquier caso, es ligero y no supondrá mayor esfuerzo.

Ingredientes

2 huevos (se puede sustituir por gel de linaza y una cucharada de aceite de oliva)

2 cucharadas de queso fresco (origen vegetal o animal)

2 cucharadas de salvado de avena

Pizca de sal

Preparación

Se baten los huevos con el salvado de avena, se pone la mezcla en un sartén antiadherente o engrasado. Al estar firme la tortilla, se añade el queso, se cierra a la mitad y se pone a dorar de cada lado. Luego, puedes servir con tu bebida favorita.

Batido con salvado de avena, banana y yogurt

avena con frutas y leche

Los batidos son fáciles de preparar, muy nutritivos y deliciosos. Puedes hacer las combinaciones que más te gusten y ser bastante creativo con la mezcla de sabores. En esta ocasión, te traemos un delicioso smoothie que seguro te encantará para la merienda.

Ingredientes

2 bananas maduras

2 yogures naturales

4 vasos de leche

2 cucharadas de salvado de avena 

Stevia al gusto

Preparación

Añade primero los 4 vasos de leche y el yogurt a la licuadora, una vez integrados, agrega las bananas y la stevia. Licúa el suficiente tiempo para que no queden grumos en el batido. Sirve en un vaso y a disfrutar.

Tortitas de salvado de avena

2 huevos (se puede sustituir por gel de linaza y una cucharada de aceite de oliva)

1/2 taza leche líquida desnatada (o vegetal)

1 taza salvado de avena 

1 cucharadita esencia de vainilla

1 cdta. de aceite de girasol, coco o ajonjolí

Stevia al gusto

Preparación

En un bol, bate todos los ingrediente líquidos y en otro los ingredientes secos. Luego, integrarlos en un mismo bol y bate hasta que quede un mezcla homogénea.

En un sartén antiadherente o engrasado previamente, colocar cucharadas de la mezcla, unas separadas de las otras. Cocinar hasta que queden doradas de ambos lados. Puedes servir agregando miel de abeja orgánica u otra miel o sirope de tu preferencia.

Ten en cuenta que estas recetas pueden variar en ingredientes, según tu dieta sea vegana o no. Todo es cuestión de aplicar el sentido común, buscar sustitutos adecuados y no descartar a priori ninguna de ellas. El salvado de avena, como ya lo mencionamos, es muy versátil y queda muy bien en todas las comidas, incluyendo meriendas y postres.

El origen e historia del salvado de avena

La avena se ha cultivado desde tiempos remotos y aunque no era tan popular como el trigo o la cebada, se conoce de su cultivo exitoso en Asia Central para los primeros tiempos de la historia.

Sin embargo, al parecer, se le consideraba una “mala hierba” en la antigua Roma, quizás porque su sabor no era tan sobresaliente como el de otros cereales y porque era usada para el forraje de caballos.

Gracias a excavaciones arqueológicas se conoció que en la Edad de Bronce se usó el grano de avena en Europa Central y también en el Antiguo Egipto, aunque en este caso no se comprobó su consumo.

bol de avena con fresas

En Grecia sí se consumía por lo que se expandió hacia el norte de Europa, donde se cultivó en condiciones óptimas y sigue siendo un lugar ideal para su siembra. Uno de los países que siente fascinación por este grano es Escocia, quienes en algún punto de la historia se encargaron de expandir y promocionar su consumo.

Hoy en día se aprovecha tanto la parte externa como la interna del cereal, destacándose el salvado de avena por su alto contenido nutritivo y todos los beneficios que aporta a la salud general del cuerpo.

La avena es uno de los cereales más consumidos en el mundo y es la base de muchas preparaciones para muchas culturas. Los platos que se han preparado, tradicionalmente y a lo largo del tiempo con avena, son deliciosos, especialmente panes, galletas, batidos y tortillas. También tiene más beneficios nutricionales que otros cereales.

Comparación de salvado de avena y copos de avena

Puede haber confusión entre el salvado de avena y los copos de avena, estos últimos son más populares porque se consumen y comercializan más. Sin embargo, no deben confundirse pues son diferentes, aunque tengan algunas propiedades y beneficios parecidos. Veamos, cuáles son esas diferencias y semejanzas que debes conocer para decidir cuándo y para qué aprovechar cada uno de ellos.

El salvado de avena es mucho más nutritivo ya que se trata de la cáscara de la avena que se retira luego del refinado. Esa cáscara es rica en minerales vitaminas, grasas insaturadas, proteínas e hidratos de carbono. 

Los copos de avena son es el producto que queda luego del descascarillado, molido y prensado. No es tan rico en nutrientes como el salvado de avena, pero tiene más carbohidratos de absorción lenta. Por esta razón, los copos de avena crean más sensación de saciedad que el salvado y se recomienda más enfáticamente para las metas de pérdida de peso. 

El salvado de avena tiene más porcentaje de fibra, por lo que es más beneficioso para aliviar problemas como el estreñimiento y las hemorroides. También son excelente para reducir colesterol LDL en sangre, asunto en el que no son tan efectivos los copos de avena.

No quiere decir esto que los copos de avena no tengan valor nutricional, claro que sí, solo que el salvado tiene más. Cada uno se puede usar para beneficios distintos e iguales, teniendo en cuenta que la efectividad variará en cada caso. Una dieta inteligente es aquella que se sabe usar para el máximo beneficio, según las particularidades de las personas que la lleven a cabo. El salvado de avena, si se sabe usar, puede darnos las ventajas precisas que estamos buscando.

¿Cuánto salvado de avena es recomendable comer al día?

Si bien es cierto que el salvado de avena tiene unos beneficios impresionantes y que además puede ir en un sinnúmero de preparaciones, lo mejor es no abusar de él. El equilibrio es la base de toda dieta, por lo tanto, exagerar el consumo de un alimento en específico puede ser contraproducente. El salvado de avena no es la excepción. Lo recomendable es ingerir dos cucharadas al día, esta sería una cantidad ideal. Sin embargo, dependiendo de las necesidades de cada persona, podría ser de 1 a 3 cucharadas. 

Es bueno recordar que el salvado de avena puede venir en varias presentaciones, cualquiera que elijas debes hacer el equivalente a dos cucharadas diarias aproximadamente. Incluso, puedes conseguirlo como suplemento, en este caso, deberás seguir las instrucciones del frasco, tomando la dosis recomendada. Sea cual sea la presentaci´n que elijas, planifica la ingesta de este alimento. Y, como siempre, es aconsejable consultar con tu médico de confianza, especialmente si sufres de alguna enfermedad crónica.

Las contraindicaciones del salvado de avena

Sí, este increíble alimento tiene contraindicaciones, pero no son demasiadas, así que la mayoría puede consumirlo sin ningún tipo de inconveniente y así disfrutar de las propiedades y beneficios que ofrece. Veamos, a continuación, para quienes está contraindicado el salvado de avena.

avena con iogur i fruta
  • Personas con condiciones o enfermedades intestinales, tales como la colitis o la diverticulitis. Se pueden agravar y es mejor evitar completamente la ingesta del salvado de avena.
  • Personas con diarrea crónica, por razones obvias, el salvado de avena está contraindicado para estas personas que necesitan más bien el efecto contrario de aumentar sus deposiciones. Evitar completamente su consumo, ya que puede ser muy riesgoso.
  • Personas con la enfermedad celíaca, los celíacos deben evitar el consumo de avena, pues aunque esta no contenga gluten, se da la contaminación cruzada, que es aquella que se produce cuando se procesa el grano de avena en el mismo lugar donde se procesan otros cereales, como el trigo, que sí contiene gluten. Esta condición, específicamente, es muy delicada, el consumo de gluten puede llegar a ser letal.

Si sufres alguna de estas condiciones de salud, nunca debes consumir el salvado de avena. Si tienes sospechas de padecer alguna de ellas, lo mejor será que consultes con tu médico. Y recuerda que por muy excelente que sea un alimento, debes consumirlo de forma inteligente para sacar máximo partido, en este caso, de las propiedades y beneficios del salvado de avena.

¿El salvado de avena es alto en proteína?

El salvado de avena contiene 17% de proteína en su composición nutricional, es una de sus propiedades más apreciadas. Sin duda, tiene mucho más que los copos de avena e, incluso, que otros salvados, como el de trigo. Como sabemos, la proteína es uno de los macronutrientes esenciales para el organismo, las más importantes se obtienen de los alimentos, pues el organismo no es capaz de producirlas.

Las proteínas están compuestas por aminoácidos. Los cereales son ricos en metionina y cistina, dos aminoácidos importantes para la piel, las uñas y el cabello. Sin embargo, carecen de lisina, que es esencial para la producción de colágeno. En este sentido, las carnes, el pescado y el huevo son los alimentos más completos en cuanto a contenido de aminoácidos, de hecho, aportan todos los que el cuerpo necesita. 

Para una dieta vegana se recomienda la combinación de cereales con otros alimentos de origen vegetal (que sí contienen lisina) y así poder consumir un grupo más completo de aminoácidos. Por lo tanto, el salvado de avena no debe considerarse como un alimento completo en cuanto a proteínas y su consumo debe hacerse junto con otros alimentos de origen vegetal que lo complementen, como las legumbres (lentejas, garbanzos, frijoles). 

El salvado de avena, aunque tiene más porcentaje de proteína que otros cereales, se considera un carbohidrato, pues es el macronutriente más presente en su composición. Es necesario tener esto en cuenta a la hora de planificar una dieta equilibrada.

Comparación con otros cereales

Todos los cereales deben estar presentes en nuestra dieta, a menos que tengamos intolerancia a ellos, como es el caso de los alérgicos al gluten. Todos son carbohidratos complejos que nuestro cuerpo necesita por su alto contenido en fibra y otros nutrientes esenciales para llevar a cabo las funciones de nuestro cuerpo de forma óptima.

Sin embargo, entre ellos hay ciertas diferencias a destacar. Básicamente, algunos tienen más de un macronutriente que otros, o más minerales o más alto contenido de fibra. Veamos, a continuación, cuáles son esas diferencias, entre otros cereales y el salvado de avena, y así determinar en qué ocasiones es mejor consumir unos en lugar de otros para aprovechar sus propiedades y beneficios.

bol de avena caliente

Arroz

Tanto el arroz integral como el salvado de avena contienen los mismos macronutrientes, minerales y vitaminas, aunque en cantidades diferentes. Por ejemplo, la avena tiene más proteínas que el arroz, pero el arroz tiene más porcentaje de carbohidratos.

En cuanto a vitaminas, ambos son ricos en vitaminas del grupo B, solo que el arroz tiene más niacina y la avena más tiamina. Por otra parte, la avena tiene mucho más hierro que el arroz. Ambos necesitan de cocción para ablandarse, pero la avena es mucho más versátil para diferentes preparaciones.

Maíz

El grano de maíz es la base de innumerables recetas deliciosas, al igual que la avena, y ambos tienen contenido nutricional parecido. Sin embargo, sus diferencias radican en los porcentajes y en un hidrato de carbono que no está presente en el salvado de avena, pero sí en el maíz.

Se trata de la sacarosa (azúcar). Por eso, si estás en pérdida de peso, es mejor consumir más avena que maíz. El maíz tiene más carbohidratos, menos proteínas, también menos vitaminas y minerales, aunque la diferencia no es demasiada, excepto por el folato (mucha más cantidad en el maíz).

Trigo

El trigo al igual que la avena están en la lista de cereales más cultivados en el mundo, junto con el maíz. La avena contiene más proteína, pero carece específicamente de gluten. En el proceso de refinado, el trigo pierde casi todo su valor nutricional, quedando prácticamente solo el almidón.

Con este trigo duro refinado se hace el pan blanco que es el más común en nuestra mesa. Sin embargo, el grano completo de trigo tiene tantos nutrientes como el grano de avena, de hecho, tiene uno en mayor porcentaje: el selenio.

Este es un nutriente que ayuda en diferentes sistemas del organismo, como el endocrino y el inmunológico. El trigo es una gran fuente de este mineral por lo que siempre será mejor consumirlo integral que refinado.

Centeno

El centeno siempre ha sido reconocido por su alto valor nutricional, al igual que la avena, aunque hay pequeñas diferencias que se pueden destacar. El centeno tiene más hidratos de carbono, aporta más calorías, tiene mucha más fibra y menos grasas que la avena. Ambos cereales son ideales para una dieta saludable y, perfectamente, se podrían incluir en las comidas diarias. Si estás en lan de pérdida de peso, puedes elegir cualquiera de los dos para crear saciedad y controlar los niveles de ansiedad.

Cebada

Ambos cereales contienen los mismos nutrientes, aunque la avena aporta más manganeso para el requerimiento diario y más fibra dietética también. El consumo de la cebada es más limitado que el de la avena.

Esta última es versátil y se puede usar como base de muchos platos, la cebada se usa más para sopas, guisos, batidos y, aún más frecuentemente para la elaboración de maltas y cervezas. Esta última, en algunos países, es prácticamente la única actividad en la que la cebada tiene protagonismo.

Quinoa

Tanto la quinoa como la avena son alimentos altos en fibra, aunque la quinoa tiene aún más. También es más rica en manganeso, pero la avena tiene mucho más aporte de hierro. Sin embargo, quizás la diferencia más importante entre los dos cereales es que la quinoa contiene todos los aminoácidos que el cuerpo necesita, en cambio la avena solo algunos de ellos.

Esto solo quiere decir que la quinoa es mejor sustituto de la carne que la avena, en una dieta vegana. La quinoa es el único cereal que tiene todos los aminoácidos esenciales para el organismo.

Semillas de lino

Son dos cereales excelentes para la digestión, las semillas de lino tienen tanto fibra soluble como insoluble, la avena solo cuenta con la primera. Tienen casi los mismos micronutrientes, por lo tanto, la diferencia más relevante quizás sea el alto contenido que tienen las semillas de lino de omega 3 vegetal.

Ambos se pueden usar en una dieta saludable y diariamente, solo no se debe abusar por el alto contenido en fibra. Es preciso calcular la cantidad por porción o por plato que se consume de cada uno.

Como ves, todos los cereales pueden ser muy beneficiosos para la salud. La clave está en saberlos combinar para obtener el máximo provecho, así como tener claro en qué ocasiones es mejor aumentar la ingesta de uno en específico para tener resultados concretos, según las circunstancias.

Conclusión 

El salvado de avena es un alimento que todos deberíamos incluir en nuestra dieta, ya que presenta grandes beneficios para la salud. Con el estrés cotidiano que la sociedad vive, es muy común padecer de problemas como estreñimiento, obesidad, deterioro del sistema inmune, problemas cardiovasculares, deficiencia de energía por falta de hierro, manganeso, grasas buenas o carbohidratos. Todo esto podría ser cosa del pasado si consumimos el salvado de avena.

Es muy fácil incluirlo en las preparaciones, pues no modifica el sabor de las comidas, a diferencia de otros salvados como el de trigo. Quizás, por esta razón, el grano de avena es un alimento hoy en día muy cultivado y es la base de innumerables recetas, tanto dulce como saladas, que se pueden disfrutar al máximo.

Las propiedades del salvado de avena lo hacen un alimento potente y por su alto contenido en fibra insoluble, se recomienda para la pérdida de peso, ya que sacia el hambre y la ansiedad por mucho más tiempo que otros carbohidratos. También, tiene un importante porcentaje de proteínas que ayudan a la salud de la piel y el cabello. Su alto contenido en hierro lo hace un poderoso alimento para contrarrestar la anemia. 

Preguntas frecuentes

  1. ¿Dónde puedo conseguir el salvado de avena?

    Aunque sea más común encontrar los copos de avena, el salvado también se puede conseguir en supermercados, tiendas naturistas, mercados populares, tiendas de barrio e, incluso, en farmacias, como suplemento u otras presentaciones.

    El salvado de avena puede venir en su forma natural, también en harina y en cápsulas. Comprar una u otra presentación, dependería de los requerimientos de cada persona.

    Las dos primeras serían para agregar a las preparaciones de comida y la última para ingerir a manera de suplemento alimenticio. Es preciso recordar la dosis diaria recomendada y no pasarse de allí.

  2. ¿Qué sucede si consumo salvado de avena por mucho tiempo?

    Lo más recomendable es consumirlo a diario y de forma prolongada si se sufre alguna condición de salud, donde este alimento sería de ayuda para superarla.

    Aunque las personas sanas también pueden consumirlo a diario, no es altamente necesario. Siendo el caso, pueden añadirlo a su dieta en circunstancias específicas, como cuando desean bajar de peso.

    Hay que decir también, que podría ser contraproducente para personas con enfermedades o condiciones específicas donde el salvado de avena, lejos de beneficiar, podría terminar perjudicando. Para evitar riesgos, lo mejor es consultar al médico de confianza y así garantizar un consumo seguro.

  3. ¿Qué efectos secundarios tiene el salvado de avena?

    El salvado de avena tiene muchos beneficios, pero en algunos casos podría generar efectos secundarios negativos como los siguientes: gases intestinales, llenura que no cesa, perjuicio para personas con poco apetito, alergias (no muy común, especialmente en celíacos), malestar estomacal y dolores de cabeza. Es preciso acotar que estos efectos secundarios rara vez ocurren, pero es bueno estar atentos y tenerlos en cuenta.

  4. ¿El salvado de avena me ayudaría a perder peso?

    En la mayoría de los casos sí. Consumiendo las raciones adecuadas, entre 1 a 3 cucharadas diarias, podrás obtener saciedad, evitando la ansiedad constante que provoca el aumento de peso.

    Además, su alto contenido en fibra, te ayudará a vaciar con más frecuencia el intestino, con lo que evitarás inflamación y constipación que contribuyen a agravar la obesidad. 

    Sin embargo, la pérdida de peso dependerá del metabolismo de cada persona y cómo asimile el alimento. Es importante también recordar que ningún alimento es milagroso, la dieta y el ejercicio son claves fundamentales para que la obesidad sea cosa del pasado.

Compartir este articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Laura Lopez

Me licencié en nutrición en Barcelona. Me encanta hablar de la comida y de cómo afecta nuestro cuerpo y nuestro bienestar. Me fascina encontrar nuevos hábitos saludables para compartir.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Articulos relacionados