Asi Mejor

Desodorantes sin aluminio – La única opción saludable!

desodorante sin aluminio natural

Los desodorantes “sin aluminio” son desodorantes, no antitranspirantes, que actuan sobre el mal olor, combatiendo las bacterias que lo causan.

Pero no inhiben la sudoración, es por ello por lo que por lo general duran menos y hay que aplicarlos con más frecuencia, pero también es cierto que resultan más saludables. 

Qué son los desodorantes sin aluminio

Hay por estos días una preocupación creciente por el medio ambiente y por nuestros cuerpos como organismos que debemos cuidar, tanto con la comida como con los productos que usamos: maquillaje, tinturas, shampoo, desodorantes.

Es así como vivimos una vuelta hacia lo natural, hacia lo orgánico. En este contexto nos encontramos con una tendencia de un sector de consumidores responsables hacia los desodorantes sin aluminio.

Pero, ¿Qué es un desodorante sin aluminio? O mejor pregunta aún: ¿Por qué alguien le pondría aluminio a un desodorante?

La mayoría de los desodorantes viene con muchos productos químicos:  varios de estos productos están allí para evitar que tengamos olor desagradable.

Sin embargo, también se les ha ido pidiendo más y más a los desodorantes: que no manchen la ropa, que no manchen las axilas, que su efecto dure todo el día, e incluso que eviten el sudor. 

El aluminio se utiliza principalmente en los “antitranspirantes”, porque justamente inhibe a la glándula encargada de la sudoración e impide que la axila transpire. Sin embargo, sabemos que, aunque produzca mal olor, la sudoración es necesaria para eliminar toxinas y limpiar el organismo.

Aunque no hay evidencia científica concreta, se ha vinculado el uso de antitranspirantes al cáncer al cáncer de mama.

Por otro lado, entendemos que el cuerpo y las axilas deben respirar: el hecho de que no lo hagan es antinatural, interfiere con el normal funcionamiento del cuerpo.

Es natural correr y mojarse, es natural entrar a un bar lleno de gente en verano y salir empapados si el sistema de aire acondicionado no funciona. 

Cuales son los mejores desodorantes sin aluminio

1. Purax – Desodorante roll on, sin aluminio

Purax - Desodorante roll on

Es un desodorante a bolilla que contiene agentes desodorantes y astringentes que trabajan sobre las bacterias que dan mal olor, así como sobre los efectos de la transpiración.

No contiene sales de aluminio, como tampoco parabenos o etanol y cuida la suavidad de la piel evitando irritaciones. Para neutralizar el mal olor utiliza encimas naturales (fermento Saccharomyces) que aceleran el proceso por el cual el sudor toma forma de sales neutras.

Se trata de una fragancia suave y unisex para personas que sudan moderadamente. Para inhibir los efectos de la sudoración usa sal de zinc que disminuye la actividad de las glándulas sudoríparas.

Esto no significa que elimina la transpiración, ya que no es un antitraspirante, pero sí la disminuye. Debe aplicarse sobre piel limpia y seca. Se puede aplicar varias veces en el día, aunque su efecto es bastante duradero pudiendo llegar a las 24 horas. 

2. WELEDA Desodorante Roll-On de Citrus (1x 50 ml)

WELEDA Desodorante

Weleda nos presenta un producto que utiliza aceites esenciales naturales que neutralizan el mal olor causado por bacterias presentes en el sudor.

No tapa los poros con sales de aluminio, con lo cual el cuerpo sigue funcionando con naturalidad. Además, su fórmula pensada para pieles sensibles incluye extracto de raíz de regaliz.

No contiene conservantes, ni sustancias petroquímicas, ni perfumes sintéticos, por eso es un producto 100% natural. 

Tiene una fragancia cítrica unisex y se recomienda tanto en deportistas como en mujeres embarazadas. Protege hasta varias horas con aroma a limón y litsea cubeba. Este producto es apto tanto para veganos como para celíacos.

Se aplica sobre la piel limpia y seca y se puede volver a aplicar cuando sea necesario. 

Lo pueden usar tanto niños como adultos. El olor a cítrico para algunas personas resulta muy fuerte y para otras es absolutamente refrescante, es cuestión de probarlo. Si bien dice que dura 24 horas, algunas personas deben realizar una segunda aplicación varias horas antes.

3. Desodorante Nivea Men Fresh Ocean

Desodorante Nivea Men Fresh Ocean

Es un desodorante que viene en dos presentaciones: en aerosol o en barra. Ha sido elaborado con activos antimicrobianos que combaten el mal olor y sin alcohol, una fórmula que protege las axilas por 48 horas sin provocar irritación.

Desodorante masculino sin aluminio y con los cuidados de la piel que aporta la marca Nivea. Genera una sensación fresca con aroma marino con sólo una aplicación. Se debe aplicar sólo en las axilas a 15 cm de distancia.

Posee un aroma muy masculino.

4. Dove Original – Desodorante 0% sales de aluminio

Dove Original Dove Original - Desodorante 0% sales de aluminio

Es un desodorante en spray sin sales de aluminio ni alcohol para prevenir irritaciones. Posee un cuarto de crema hidratante que suaviza la piel y deja las axilas suaves y tersas. Deja el perfume original de Dove.

Protege las axilas durante 24 horas dejando una sensación muy fresca, pero sin ser antitranspirante. Contiene productos que dejan que las glándulas sudoríparas trabajen, pero combatiendo las bacterias que causan el mal olor.

Sin embargo, no debemos confundirnos y pensar que es un producto de lo más natural: tiene perfume, emulsionantes y conservantes. Pero han logrado una buena protección sin las sales de aluminio y que logra que no se mezcle el olor personal con el desodorante formando un aroma raro. 

5. Vichy Desodorante Roll-On sin Sales de Aluminio 24 H

Vichy Desodorante Roll-On sin Sales de Aluminio 24 H

Desodorante a bolilla sin aluminio, sin parabenos ni alcohol. Dermatológicamente testeado para que lo usen incluso las pieles más sensibles. Su fórmula en base a la Perlita, mineral ultra absorbente, actúa con mucha eficacia frente a la humedad y los olores.

Incluye perfume hipoalargénico que da sensación de frescura. El desodorante logra así efecto de sequedad y buen aroma por alrededor de 24 horas. 

Debe aplicarse sobre la piel de la axila limpia y seca. Si bien en la mayoría de la personas dura todo un día puede aplicarse las veces que sea necesario. 

6. La Roche Posay Desodorante Roll On 24 Horas

La Roche Posay Desodorante Roll On 24 Horas

Desodorante en presentación tanto a bolilla como en aerosol, con una fórmula elaborada sin alcohol, ni parabenos etanol o sales de aluminio. Está especialmente diseñado para pieles sensibles y es ideal para usarlo tanto si tienes piel delicada como después de la depilación o tratamientos de tipo estético. 

Trae 5 minerales que dan protección a tu axila por 24 horas. Entre sus componentes encontramos panetol, gluconato de zinc, sodio, calcio, carbonato, magnesio, y agua termal mineralizada. 

Se debe aplicar sobre la piel limpia y seca directamente sobre la piel. 

Lamentablemente no se trata de uno de los desodorantes baratos del mercado sino más bien está entre los más caros, pero viene con el respaldo de una marca reconocida como La Roche Posay

7. Junglück – Desodorante vegano en spray – Sin alcohol ni sales de aluminio

Junglück - Desodorante vegano en spray - Sin alcohol ni sales de aluminio

Es un desodorante vegano, en spray. No tiene aditivos como parabenos, siliconas, o aromas artificiales. Y lo que lo hace más cuidadoso con el ambiente aún, es que no ha sido testeado en animales.

Para proteger al cuerpo del mal olor utiliza zinc y salvia. El aceite de salvia suaviza la irritación de la piel y combate las bacterias causantes del mal olor en la sudoración. Las sales de zinc y el ácido ricinoleico se encargan de que la transpiración no sea un problema. 

Se debe agitar antes de usar y se aplica sobre la piel limpia y seca a 15 cm del cuerpo. Se seca rápido y no deja sensación pegajosa.

La fragancia es muy personal y a algunas personas les lleva algunos días adaptarse. 

Es particularmente interesante para aquellas personas que son muy conscientes a la hora de comprar productos que no dañen al medio ambiente en ninguno de sus procesos, ni en su producción ni en su aplicación. Es hecho en Alemania y por cada producto que se compra la marca planta un árbol. 

8. Desodorante en crema Purax – Sin aluminio 80 g

Desodorante en crema Purax – Sin aluminio 80 g

Se trata de un desodorante en crema, libre de aluminio. Además ha sido elaborado sin emulsionantes que contengan PEG. Cuida y nutre la piel con aloe vera.

Fórmula sin parabenos ni alcohol etílico. Al usar desodorante en crema, aportas tu granito de arena para reducir la contaminación ambiental. 

La fórmula equilibrada de ingredientes desodorizantes, astringentes y nutritivos es rápidamente absorbida por la piel para brindarle al cuerpo una protección rápida y óptima contra la transpiración.

Este desodorante está pensando tanto para hombres como para mujeres y es para personas que tienen niveles de transpiración que van de leves a moderados. Es una excelente opción para pieles que acaban de depilarse o afeitarse o que por otra razón estuvieran sensibles. Se aplica sobre la piel limpia y seca y dura 24 horas o más.

Los desodorantes en crema son los de más difícil aplicación, en términos de practicidad para llevar en la cartera o poner en cualquier lado, pero como todo: es cuestión de costumbre. 

9. Sanex – Natur Protect – Desodorante para piel normal

Sanex - Natur Protecr - Desodorante para piel normal

Desodorante a bolilla con piedra de alumbre, un ingrediente natural que neutraliza el olor de la sudoración y posee propiedades desodorizantes.

Eficaz por 24 horas y apto para todo tipo de piel. Al no tener alérgenos ni aluminio deja respirar a la piel de manera natural. No contiene alcohol etílico, ni parabenos, ni Clorhidrato de Aluminio.

Es un desodorante para piel normal que debe aplicarse sobre la piel seca y limpia. Una vez aplicado sobre la piel debe dejarse secar antes de ponernos la ropa. Tiene un aroma agradable y duradero y puede aplicarse más de una vez al día. 

Es un buen desodorante para las personas que quieran probar una opción que está entrando en tendencia como es el uso de la piedra de alumbre, en este caso incorporada a un desodorante. Se trata de una gran alternativa frente al uso de las sales de aluminio. 

10. Bionatural, Desodorante – Piedra de alumbre

Bionatural, Desodorante - Piedra de alumbre

Desodorante natural 100% piedra de alumbre que al aplicarse deja una capa de minerales que inhiben la formación de bacterias que dan el mal olor en la sudoración. Es ideal para pieles sensibles porque no irrita y suaviza.

No contiene conservantes, ni colorantes, ni aditivos. Es un producto hipoalargénico que no irrita ni mancha. 

Se humedece con agua y después se aplica sobre la piel de la parte del cuerpo que quieres desodorizar. Al terminar de usarla tienes que lavarla y secarla antes de guardarla. 

Es un desodorante natural que utiliza, para combatir las bacterias causantes del mal olor, la famosa piedra de alumbre. A muchas personas les funciona muy bien, incluso a aquellas que sufren de sudoración excesiva; eso sí, el cuerpo debe acostumbrarse. Si pasas de usar antitranspirante a este tipo de desodorante te va a costar, pero el cuerpo se acostumbra y debes darle algunas semanas. 

Cómo funciona un desodorante natural sin aluminio

La transpiración es una función biológica. El cuerpo genera sudor para bajar su temperatura, ya que cuando el sudor se evapora nuestra temperatura corporal disminuye.

Además, el sudor nos ayuda a eliminar toxinas del cuerpo a través de los poros. Todo esto es función de las glándulas sudoríparas. 

Ahora bien, el sudor porta consigo bacterias que son las causantes del mal olor que tenemos cuando sudamos, feromonas, y pueden convertirse en un verdadero dolor de cabeza personal, malestar ajeno o ambas cosas a la vez.

mujer ducha

Los seres humanos somos capaces de percibir miles de olores, y no es raro que a una persona le moleste su propio hedor pero mucho menos raro es que ese hedor aleje a todos de nosotros. 

Se debe tener en claro que no todo es cuestión de higiene, hay personas que sudan más y otras que sudan menos: tiene que ver con la dieta, la genética, la edad y a veces incluso hasta con el material de la ropa que una persona lleva puesta. 

Los desodorantes han sido originalmente creados para combatir eso. ¿Cómo lo hacen? Los desodorantes incluyen ingredientes que aumentan la acidez o salinidad de la piel, lo que hace que estas bacterias no puedan transformarse en malolientes.

A su vez generalmente incluyen perfumes o incluso sustancias naturales como extractos que de alguna manera tapan el olor que pudiéramos causar.

A pesar de todo, con el uso del desodorante la mayoría de las personas sigue transpirando, pero el olor se disimula y si aplicamos desodorante cuando es debido podemos llevar el día bastante bien. 

Pero el sudor no es sólo mal olor. El sudor nos moja la ropa, y esto algunas personas lo sufren más que otras. A algunas personas se les forman aureolas debajo de las axilas y a otras además se les moja la espalda o la zona lumbar. Es pegajoso y es molesto.

El aluminio, o más bien las “sales de aluminio” es lo que utilizan los desodorantes antitraspirantes, que, como su nombre lo indica, impiden la transpiración, inhibiendo las glándulas sudoríparas.

Es entendible entonces, que su efecto tenga una duración bastante más prolongada que la de un desodorante común y corriente. 

Las sales de aluminio forman con el líquido que emitimos una capa por debajo de la piel que impide que la sudoración salga por los poros. Esta “protección” dura hasta que se va el efecto, que puede ser en 24 horas o más.

Por qué es malo el aluminio en los desodorantes?

Los desodorantes, y más específicamente los antitranspirantes contienen productos como parabenos, alcohol, colorantes, sulfato, sales de aluminio, y la lista continúa. Son muchas las sustancias químicas que se utilizan para construir el desodorante “ideal”.

Esto es así porque la sociedad ha demandado cada vez más de los desodorantes: que no manchen, que cuiden la piel, que huelan bien, y sobre todo “que duren más y más horas”, hasta convertirlos en anti-transpirantes. 

El evitar la transpiración era el fin último de la ciencia en relación con los desodorantes. Y así fue como descubrieron que las sales de aluminio actuaban inhibiendo a las glándulas sudoríparas y tapando los poros para que las axilas no emitan sudoración. 

Si bien las grandes marcas y productores de anti transpirantes afirman que no hay evidencia científica de que sean malas para la salud y que sus productos son saludables, hay quienes afirman que podría estar vinculado al origen de quistes malignos y al cáncer de mama.

Hay un estudio de la Universidad de Keele, en el Reino Unido, encontró que en 17 pacientes con cáncer de mama había en sus tejidos mamarios altas dosis de aluminio. 

Pronto el Instituto de Cáncer de Estados Unidos salió a tratar de calmar las aguas diciendo que los estudios eran contradictorios y no concluyentes.

Sin embargo, a quién deberíamos creerle es algo que se debate aún hoy en día, aunque han tratado de demostrar con otros estudios que las sales de aluminio no son nocivas. 

Hay quienes dicen que, aunque no se pueda demostrar su vínculo con el cáncer, la toxicidad del aluminio es innegable. 

La cercanía de las axilas con las mamas es un hecho evidente y están conectadas por muchos ganglios; además, aún cuando no las afectaran, el aluminio podría ser perjudicial para otras partes del cuerpo, así como la piel en sí misma. 

Existen alternativas al uso de aluminio, como la piedra de alumbre que es otro producto que está comenzando a usarse en desodorantes y que parece tener buenos resultados.

También existen desodorantes que utilizan sales de zinc y otros tipos de productos o esencias que resultan alternativas. Incluso hay personas que realizan sus propias fórmulas en formato de cremas caseras, cansadas de que la industria intente venderles productos que en definitiva siempre llevan algún ingrediente sospechoso. 

Piedra de alumbre

La piedra de alumbre es una piedra mineral que podemos encontrar en muchas partes del mundo, pero principalmente en Siria y en Oriente Medio. Su nombre proviene del hecho de que en la Edad Media era utilizada para “alumbrar” el papel de escrituras, es decir, para filtrar sus impurezas. 

Existen desodorantes con piedra de alumbre como principal ingrediente. La diferencia con el aluminio es que se trata de un mineral cuyo costo es mucho mayor, utiliza sales de origen mineral como la Ammonium Alum o el Potassium Alum.

jabon

A diferencia de los que utilizan sales de aluminio los desodorantes que utilizan piedra de alumbre en principio son más costosos, su efectividad contra el olor se reduce y es menos prolongada. Así y todo, muchos consumidores se volcaron hacia ellos por el miedo al cáncer de mama.

Cabe destacar que se puede utilizar 100% piedra de alumbre, o sea, la piedra en sí misma, en polvo o en formato rocoso, frotándola sobre la piel. Este es un mineral, mezcla principalmente de aluminio y potasio, con muchas propiedades. La piedra es astringente, antibacteriana, antiséptica e hipoalargénica. 

Uno de los principales usos de la piedra de alumbre es la de ser un desodorante natural, respecto al cual tiene dos funciones, inhibir la sudoración y atacar las bacterias causantes del mal olor. 

Otras de sus funciones son las de curar heridas, combatir el acné, aliviar picaduras, talones agrietados y otras, muchas de las cuales no han sido ampliamente comprobadas o difundidas.

Como desodorante natural, la piedra de alumbre se puede usar en muchas partes del cuerpo: axilas, manos, pies, e ingle. Resulta una alternativa para aquellas personas que sufren de sudoración excesiva y quieren probar una alternativa al Botox, que resulta caro y doloroso. El Botox inhibe la glándula e impide la sudoración pero son muchas inyecciones en casa sesión. 

En el caso de personas de sudoración excesiva, dichas personas deben utilizar la piedra todos los días. En cambio quienes tienen transpiración moderada la pueden utilizar día por medio. 

La piedra de alumbre se debe usar sobre la piel limpia y seca. Hay que mojarla en un cuenco de agua y luego untarla sobre la zona a tratar. Es inolora, con lo cual si se quiere se puede agregarle al agua alguna esencia aromática. 

Después de usarla hay que limpiarla, secarla y guardarla. Mantenida de esta forma una piedra puede durar hasta dos años.

Ahora bien, la piedra de alumbre si bien es un producto natural, y no tiene alcohol ni parabenos u otras sustancias artificiales que usan los antitranspirantes sí tienen aluminio.

Por lo que la OCU (organización de consumidores y usuarios), alertan sobre los problemas de absorción del aluminio, que también podrían estar allí presentes.

De todas formas, también aclaran, que se trata de una alternativa más natural, y de tener una herida, al ser la piedra de alumbre astringente y antibacteriana no constituiría un peligro como lo podría ser un antitraspirante. 

Si una persona ha utilizado antitranspirante por la mayor parte de su vida, es normal que la piedra de alumbre al comienzo le resulte rara y de difícil utilización. Sin embargo el cuerpo tiende a acostumbrarse y se va preparando para otra cosa.

Al contrario de lo que estamos acostumbrados a sentir con los desodorantes, la piedra de alumbre no enmascara el olor, lo previene formando una capa que actúa contra las bacterias causantes del mal olor.

Por eso, también el hecho de que no tenga aroma y sea transparente podría resultar extraño al comienzo. Un aspecto muy positivo que tiene es que no mancha la ropa. 

Qué formato de desodorante es el mejor para mí

Spray (aerosol):

spray de desodorante

El desodorante en aerosol en general tiene más alcohol que el resto y más concentración de perfume, por lo cual, no es recomendado para las personas con pieles sensibles. Aplicarlo después de la depilación podría provocar mucho ardor.

Se seca rápido y por eso es el elegido por las personas con prisa y también resulta el más higiénico para compartir o prestar a otras personas. Es muy práctico para tener siempre uno encima. En épocas de calor genera sensación de frescura. 

Debes saber que los aerosoles resultan dañinos para el medio ambiente, ya que la mayoría contiene triclosán, un compuesto antibacteriano que cuando nos duchamos va a parar al agua y resulta contaminante.

También resultan malos para la atmósfera los compuestos orgánicos volátiles que despide el spray al pulsarlo para aplicarlo. 

Barra:

Es un tipo de desodorante bastante seco, por eso no es recomendado para personas con piel muy seca, pero sí para personas con pieles sensibles, ya que es normalmente cremoso. En la actualidad es uno de los más elegidos quizás por ser de los más económicos.

Por lo general no mancha y deja una fina capa en la piel. La verdad, si alguien lo pide prestado es mejor no compartirlo, aunque esto va a generar una situación incómoda; la otra persona podría dejar no sólo su propio olor sino también infecciones.

Roll-on:

Es un desodorante húmedo que deja una sensación muy fresca después de usarlo. Ideal para personas con problemas de sequedad en la piel.

Por esta razón, sin embargo, a veces no seca tan rápido y puede llegar a manchar la ropa. Al igual que pasa con la barra, es mejor no compartirlo ya que va en contacto directo con la piel.

Crema:

Es una buena opción para quienes tienen piel sensible ya que no contiene alcohol. La contra es que resulta la opción más incómoda para aplicar. Sin embargo, entre las opciones más ecológicas se encuentran los desodorantes en este formato.

A veces puede ser un poco pegajoso y manchar la ropa, hay que aplicarlo con cuidado y esperar que seque. 

Comparación entre desodorante convencional y desodorante sin aluminio

Una buena parte de los consumidores en los últimos tiempos se ha volcado hacia un consumo más sustentable, limpio y de menos daño tanto para el medio ambiente como para ellos mismos.

En este sentido, y si de desodorantes hablamos, se buscan opciones con menos químicos: sin parabenos, sin alcohol, sin sales de aluminio y si es posible sin muchas otras cosas (hay que andar por la vida muy atentos leyendo etiquetas).

Si por desodorante convencional pensamos en los que se comercializaban hace más de 20 años, podemos pensar que se trataba de fórmulas más limpias porque tenían por único objetivo desodorizar, es decir, quitar el mal olor producido por el sudor.

mujer hablando

Esto sin impedir a la piel respirar sino aplacando los olores poniendo otro olor encima y utilizando algunos componentes que neutralizaban las bacterias causantes del mal olor. 

Al tiempo aparecieron fórmulas que, para su tiempo, eran muy innovadoras y codiciadas por los consumidores. Estas fórmulas cuasi mágicas prometían protección por 24 y hasta 48 horas.

Estos desodorantes son los hoy ya famosos antitranspirantes, es decir, desodorantes que además de desodorizar inhiben el trabajo de la glándula sudorípara, y ello lo hacen echando mano de las sales de aluminio. 

Si bien hubo estudios y contra estudios que hablaban sobre el posible vínculo del aluminio con el cáncer, científicamente no se ha llegado a probar y los entes reguladores han dejado en mano de las compañías cosméticas el cuidar las cantidades que se ponen en cada producto. 

En múltiples publicaciones se les ha tratado de hacer saber a los consumidores que el aluminio en determinadas dosis no es dañino, y se ha tratado de dejarlos tranquilos asegurando que los antitranspirantes están fuera del área de peligro. 

Aún así, hay estudios que demuestran la toxicidad del aluminio en animales y no se recomienda que las mujeres embarazadas utilicen desodorante con aluminio. 

Sin embargo, y ante la creciente demanda de desodorantes sin aluminio por parte de los consumidores, muchas marcas se han lanzado a producir versiones sin dichas sales, normalmente reemplazadas por otros minerales o productos menos tóxicos. 

Los desodorantes que prescinden del aluminio además suelen presentar fórmulas más suaves, con menos carga de productos sintéticos.

¿Cómo detectar si mi desodorante lleva aluminio?

Como dijimos, hay que poner especial atención a la composición; lo sabremos simplemente leyendo la etiqueta o la parte de ingredientes.

Puede aparecer como: sales de aluminio, Luminium chlorohydrate o  Aluminium zirconium pentachlorohydrate. Es más probable que sepas cuál no lleva porque suele promocionarse como “sin aluminio”, “aluminio free” o “natural”.

La verdad es que las compañías se cuidan bastante de ser claras sobre este aspecto en los desodorantes porque es un tema sensible para los consumidores. 

Qué causa el mal olor en el sudor

El líquido que largamos en forma de sudor y que tiene como función regular la temperatura del cuerpo, no es más que agua y sales minerales, polisacáridos, ésteres y lípidos. Sin embargo, este líquido por sí solo no debería tener mal olor.

El tema es que el sudor lleva consigo bacterias de la piel que causan mal olor al elaborar ácidos grasos, sulfurados y nitrogenados. A ello debemos sumarle la alimentación, enfermedades y genes que pueden colaborar con el mal olor.

hombre corriendo

Claro que nos damos cuenta cuando una persona necesita un baño, pero también es cierto que muchas veces conocemos personas muy limpias y que lamentablemente huelen mal.  

Como te hemos contado durante el artículo, hay formas de evitar el mal olor, y las compañías de cosmética trabajan en ello. En algunos casos se anula casi completamente la transpiración y por ende esta función del cuerpo. En otros casos se combate a las bacterias que causan el mal olor. 

Conclusión

Cada persona sabe cómo suda, qué tipo de piel tiene y cuál es el producto que mejor se adapta a ella.

No tendrá la misma urgencia a la hora de buscar un producto aquella persona que transpira poco que aquella que se empapa apenas entrar al metro, la que debe estar todo el día en la calle o la que realiza deporte y la que no lo hace. 

El caso es que intentamos buscar la mejor opción, la que funcione con nuestro cuerpo y con nuestro estilo de vida. A veces deberemos probar más de un desodorante hasta encontrar el adecuado.

Incluso puede que necesites un desodorante diferente o antitranspirantes según la ocasión; hay personas que sólo utilizan antitrasnpirante en ocasiones especiales. 

Así y todo, como consumidores intentamos hacer elecciones consientes pensando en nuestro bienestar y el del ambiente en el que vivimos. 

Los desodorantes sin aluminio se presentan hoy en día como una opción más saludable y limpia que los famosos antitranspirantes con aluminio.

hombre sudando

Entendemos que las glándulas sudoríparas están allí por una razón y no debería inhibírselas completamente, y tampoco está absolutamente descartada su vinculación a la formación de tumores.

Es así como, si podemos encontrar opciones mejores, ¿por qué no probarlas?

El mercado ha demostrado que se dirige hacia donde el consumidor le pide y por eso hay cada vez más opciones disponibles. 

Preguntas Frecuentes

  1. ¿Cuál es el mejor desodorante para mujer que no manche?

    El mejor desodorante que no manche, si ese es el primer requisito, probablemente sea uno de los que viene en versión “invisible” como el Rexona o el Dove, tanto en sus presentaciones a bolilla como en aerosol. 

    Creados especialmente para que no dejen la típica huella blanca en la ropa negra o amarillenta en la ropa clara. 

    Los desodorantes normales que no son antitranspirantes ni vienen con “efecto seco” y por ende no lanzan una película blanca también pueden ser bondadosos con la ropa si esperamos a que se sequen; lo mismo con los de bolilla. 

  2. ¿Qué hace el aluminio en los desodorantes?

    El aluminio es un elemento químico que se encuentra tanto en tierra, como en rocas o vegetación. El aluminio o más específicamente las sales de aluminio inhiben el funcionamiento de la glándula sudorípara y eso hace que las personas no transpiren mientras dure el efecto que suelen ser unas 24 o 48 horas.

    Lo que hacen es formar un tapón con el agua presente en el sudor debajo de la piel y tapar su salida. 

  3. ¿Qué ingredientes no debe tener un desodorante?

    Preferentemente no deben tener aluminio, porque, aunque algunos estudios científicos niegan que tenga vinculación con la formación del cáncer de mama aún quedan dudas. 

    Otra de los elementos que podría ser peligroso es Ftalatos, que es la sustancia que permite que la película de sales de aluminio de los antitranspirantes. De todas formas, se cree que sólo sería peligroso si entra en contacto con la sangre. 

    Los parabenos, que se utilizan mucho en cosmética son conservantes, que evita que en los productos aparezcan hongos, bacterias, microorganismos.

    En el año 2004 una Universidad de Edimburgo encontró parabenos en personas diagnosticadas con cáncer; sin embargo, esto fue desestimado y las autoridades del área de salud los consideran no peligrosos en pocas dosis.

    También hay casos de personas que sufren reacciones alérgicas a los parabenos y también se los acusa de alterar las hormonas si están en contacto las zonas de mucosas.

  4. ¿Qué marcas de desodorantes no contienen alcohol?

     Hay marcas de desodorantes o cosmética que ofrecen la opción de desodorantes sin alcohol, como por ejemplo: Nivea, Vichy, Bionatural.

    También tenemos el desodorante de La Roche Posay Desodorante Roll On y el Sanex. Los desodorantes sin alcohol son ideales para pieles sensibles e irritables. También mejores para usar después de la depilación o de tratamientos estéticos. 

  5. ¿Diferencia entre un desodorante y un antitranspirante?

    El desodorante es un producto utilizado para combatir las bacterias que trae consigo el sudor y que causan el mal olor.

    Es decir, que utilizando el desodorante evitaremos el clásico hedor que tenemos cuando transpiramos, pero no evitaremos mojarnos con el líquido del sudor.

    El antitranspirante es un desodorante que además trae sales de aluminio que generan una capa que se pega a los poros e impide la salida del sudor, es decir, que impide que nos mojemos con la transpiración. 

  6. ¿Es necesario ponerse desodorante?

    No es necesario ni obligatorio ponerse desodorante. Muchas personas que no sudan demasiado solo se ponen si salen de la casa. La función del desodorante es evitar que tengamos mal olor cuando sudamos. 

    Hay diferentes alternativas, como la piedra de alumbre y otras soluciones naturales que la gente se arma de modo casero y que aparecen como buenas formas de combatir el mal olor. 

  7. ¿Es necesario que un desodorante sea antitranspirante?

    No es necesario que un desodorante sea antitranspirante, el hecho de que sea “anti-sudor” significa que inhibe el funcionamiento de las glándulas sudoríparas y eso hace que no sudemos.

    Pero si buscamos algo más natural que no interfiera en el regular funcionamiento del cuerpo, deberíamos inclinarnos hacia el uso de desodorantes no antitranspirantes. 

Compartir este articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Sofia Martinez

Soy licenciada en psicología y me encanta hablar de las últimas tendencias en moda, diseño, ocio y hogar.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Articulos relacionados