Asi Mejor

Té Negro – 15 beneficios y propiedades que no conocías

te negro

El nombre de “té negro” es asignado a aquella variedad de té que está oxidado al 100%. Esto que quiere decir que se trata de un té en el que todas las células de la hoja se rompen durante el proceso de elaboración. Gracias a dicho proceso se obtiene el color negro o marrón que caracteriza a estos tés.

Realmente, referirnos al té negro es hablar de una bebida que es poco usual. Su color oscuro, sabor intenso y olor intenso hacen que el té negro sea una bebida un poco más fuerte que el té blanco o el té verde.

Su sabor suele confundirse entre una mezcla de frutas rojas con olores de flores, madera, tabaco, cacao, entre otros.

Sin embargo, al igual que el té verde, proviene de la Camellia sinensis, una planta rica en polifenol (que es un tipo de antioxidante), taninos, oligoelementos y vitaminas.

De hecho, dependiendo de la preparación del té estos elementos se podrían encontrar en mayor concentración, al igual que la teína o cafeína.  Por esto y más, definitivamente el té negro aporta muchos beneficios.

Numerables investigaciones han revelado los beneficios y propiedades del té negro para la salud. Realmente, este tipo de té representa una bebida energizante por excelencia,  ayudando al mejor funcionamiento del sistema cardiovascular.

Además estimula el sistema nervioso central, ayudando a reducir los niveles de cortisol, y aportando entre otros beneficios. 

En este artículo, te ofrecemos una información completa sobre el té negro, su origen, beneficios, propiedades y el uso adecuado para su consumo.

De esta manera, podrás aprovechar todas las ventajas y beneficios que el té negro aporta para la buena salud y el rendimiento de nuestras actividades diarias.

Beneficios y propiedades del té negro 

En líneas generales, las propiedades y los beneficios del té negro son resultado de su composición de minerales y de otros elementos químicos que son beneficiosos para la salud de nuestro organismo.

Entre los minerales que podemos encontrar en el té negro se destacan los siguientes: cromo (Cr), manganeso (Mn), calcio (Ca), potasio (K), zinc (Zn), aluminio (Al), magnesio (Mg), hierro (Fe), fósforo (P) y flúor (Fl), los cuales son esenciales para nuestro cuerpo.

Además de estos minerales, el té negro también tiene otros componentes altamente beneficiosos, como son: flavonoides, teaflavinas y teína.

mujer bebiendo te negro

Todos estos elementos funcionan en conjunto para otorgarle al té negro las propiedades que lo caracterizan.

Son muchos los estudios científicos que avalan y promueven el consumo de té negro, debido a sus propiedades y a los beneficios que ofrece para el organismo. 

A continuación, resaltamos algunos beneficios y propiedades que aporta el té negro para el mejor funcionamiento de nuestro cuerpo:

1.      Se trata de una medicina natural

te negro

Es un té muy reconocido por ser una medicina natural. Por un lado, se ha comprobado que  contribuye a disminuir los niveles de colesterol malo en la sangre, por lo que sus propiedades también han sido utilizadas para la composición de otros medicamentos farmacéuticos. 

Por otro lado, otro de los aspectos de esta medicina natural es que ayuda a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, etc. Así mismo, gracias a los tv que aporta, el consumo de té negro reduce los riesgos de padecer enfermedades cancerígenas.

2.      Mejora los procesos digestivos

digestion-de-estomago

El té negro ayuda al proceso de la digestión, gracias a que posee altas cantidades de compuestos Taninos. Además, está comprobado que este tipo de té también aporta un efecto terapéutico en dolores intestinales y gástricos, por lo que su consumo es altamente recomendado antes de cada comida.

Una de las propiedades del té verde es que es bajo en calorías y posee pocas cantidades sodio, por lo que estimula el metabolismo. Además, gracias a estas propiedades el té negro también ayuda a eliminar el líquido retenido en nuestro cuerpo, a la vez que desintoxica al organismo.

3.  Limpia el sistema circulatorio

el corazon

Otro beneficio del té negro es que ayudar a limpiar el sistema circulatorio, por lo que ayuda a eliminar la acumulación de grasa en las arterias y contribuye con la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Debido a su alto contenido de flavonoides, el consumo regular de té negro ayuda prevenir que las arterias se endurezcan, además que es un vasodilatador natural. Esto quiere decir que el consumo de té negro mejora el flujo sanguíneo.

Por ello, se ha comprobado que aquellas personas que ingieren mayores cantidades de té negro tienen menos probabilidades de sufrir infarto de miocardio.

Por otro lado, aquellas personas que han estado bebiendo té negro por lo menos durante un año, antes de haber sufrido un infarto de miocardio, tienen menos probabilidades de morir por esta causa.

4.  Fortalece al sistema inmune

sistema immunologico

El té negro es rico en vitamina H y en flavonoides, los cuales son compuestos que ayudan a prevenir daños en el cuerpo. Igualmente, sus componentes ayudan a fortalecer el sistema inmunológico protegiendo al organismo de múltiples enfermedades y virus infecciosos, como gripe y problemas estomacales, como diarrea o gastritis.

Además de esto, el componente característico del té negro, la teanina, ayuda a activar las células T del sistema inmune. Esto ayuda a que el organismo responda hasta 3 veces más rápido ante la infección de bacterias o virus.

5.  Fortalece los dientes

piel saludable

El Té negro posee gran cantidad de Flúor, por lo que también  es ideal su consumo a la hora de prevenir la aparición de caries y de otras enfermedades bucales.  De hecho, algunos especialistas recomiendan utilizar un enjuague bucal elaborado a base de té negro para combatir las caries.

6.  Es un aliado ideal para combatir la diabetes

Se ha demostrado que el Té negro es un potente aliado para disminuir la glucosa en la sangre, por lo que su consumo es sugerido en personas que sufren de diabetes.

7.      Ayuda a disminuir el estrés

da energia

Gracias al aporte de L-teanina que se encuentra en el té negro, su consumo  ayuda a reducir los niveles de la hormona Cortisol, la cual produce estrés, ayudando así con la relajación y favoreciendo la concentración.

La L-teanina o gamma glutamiletilamida es un aminoácido, similar al ácido glutámico, que se encuentra comúnmente en el té, el cual se encarga de producir la sensación de relajación característica del consumo de este tipo de tés.

8.  Oxigena el cerebro

cerebro

El té negro es un  oxigenante cerebral por excelencia,  por lo que ayuda a mejorar la concentración y la memoria, a la vez que potencia el aprendizaje. Ideal para tener una vida activa.

Este beneficio del Té negro es debido a su contenido de cafeína, por lo que es conocido como un té estimulante.

9.  Ayuda a controlar el peso

control de peso

Gracias a su alto contenido en teína, el té negro es un ideal para el control del peso. La teína en nuestro cuerpo funciona como una agente acelerador del metabolismo y produce una sensación de llenura (disminuyendo el hambre), por lo que nos ayuda a rebajar esos kilos de más.

Además, el té negro (como se mencionó con anterioridad) tiene un bajo contenido de calorías y de sodio, a la vez que funciona como depurador y diurético. Por ello, a la hora de alcanzar nuestro peso ideal, el té negro puede convertirse en el aliado perfecto.

10.  Mantiene nuestra piel rejuvenecida y saludable

envejecimiento hombre

Un beneficio del té negro es su capacidad para ayudar a prevenir los daños de nuestras células. En este sentido, consumir dosis diarias de este tipo de té mantiene nuestra piel protegida del envejecimiento prematuro.

11.  Elimina grasas y toxinas de nuestro cuerpo

cancer metastasis

Una de las propiedades del té negro es su capacidad de limpiar todo nuestro cuerpo, ayudando a mantener nuestro organismo libre de toxinas perjudiciales (como radicales libres, por ejemplo). Esto se debe a su contenido en teaflavinas, las cuales son moléculas con propiedades antioxidantes, y que son absorbidas en un 90% por nuestro cuerpo.

Además, el té negro también ayuda a eliminar la acumulación de grasa, por lo que es una bebida perfecta para combatir el acné y es un aliado ideal para mantener un cabello en óptimas condiciones (sano, fuerte y brillante).

12.  Reduce la presión arterial

arterias

La ingesta de té negro es recomendada en aquellas personas que poseen hipertensión arterial o que tienen problemas inflamatorios. 

De acuerdo con estudios realizados por la Universidad de Western en Australia, el consumo adecuado de  té negro ayuda a reducir los riesgos de desarrollar hipertensión arterial.

Este mismo estudio también reveló que beber tres tazas diarias de este té reduce la presión arterial sistólica y diastólica de una manera significativa.

13.  Fortalece el sistema óseo

fortalecer huesos

Diversas investigaciones han determinado que entre las propiedades del té negro se destaca el fortalecimiento del sistema óseo. Eso es debido a la gran cantidad de fitoquímicos presentes en este té.

Por ejemplo, estudios científicos en mujeres que tienen un mayor consumo de té negro han revelado que las mujeres adultas que han bebido más té negro tienen menos probabilidades de padecer osteoporosis.

Igualmente, la ingesta regular de té negro también está relacionada con la disminución del riesgo de fractura de caderas, tanto en mujeres como en hombres de tercera edad.

14.  Previene enfermedades neurodegenerativas

mujer bebiendo te oolong

Definitivamente, podría decirse que la tenía es un compuesto mágico. Muchos de los beneficios que se mencionaron con anterioridad están relacionados con las altas cantidades de teína que posee el té negro.

De hecho, la teína presente en el té negro también ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson  y el Alzheimer.

Igualmente, hallazgos en investigaciones científicas han demostrado que las personas que toman bebidas cafeínadas tienen menos probabilidades de padecer de éste tipo de enfermedades degenerativas.

15. Previene la aparición de cálculos renales

enfermedades degenerativas

Tal y como mencionamos al principio de este apartado, el té negro es una medicina natural por excelencia, como lo han comprobado diversas investigaciones.

Aparte de ayudar a prevenir diversas enfermedades, este té también es un excelente componente diurético, por lo que ayuda en la prevención y diminución de los cálculos renales.

En este sentido, las mujeres que beben una taza té negro por día parecen tener menor riesgo de formación de cálculos renales, en comparación con aquellas que no lo beben.

¿Cómo se prepara y toma el té negro?

El preparado del té negro es un proceso que no solo tiene que ver con la elaboración de una taza en las cocinas de nuestros hogares, sino que viene de diversos procesos especiales antes de ser vendido. 

En este sentido, conviene hablar un poco sobre el procesado del té negro, el cual se lleva a cabo de la siguiente manera:

  Una vez que se recoge la cosecha de la planta Camellia sinensis, las hojas se dejan marchitar mediante un proceso de secado natural.

A continuación, el siguiente paso que se lleva a cabo es el procesado del té negro. Existen dos maneras de realizar el procesado, cuya elección dependerá de la calidad de la hoja.

Una manera es a través de un proceso conocido como CTC, que significa “romper, degradar y envolver” (crush, tear and curl, por sus siglas en inglés), el cual es realizado en hojas que tengan una calidad baja o mediana.

Por otro lado, también existe el procedimiento “ortodoxo” o convencional, el cual es realizado en hojas de alta calidad.

Una vez procesado, las hojas se oxidan en condiciones de supervisión y control de la temperatura y de la humedad. En algunos casos, éste proceso recibe el nombre de “fermentación” (aunque en realidad no existe ningún tipo de fermentación).

Este paso es crucial a la hora de procesar el té, ya que él determinará la calidad del producto final del té negro.

Posteriormente, las hojas se secan para acentuar aún más el proceso de oxidación.

Ya por último, las hojas se separan de acuerdo con su forma a tamaño (ya sea entera o rota), usualmente utilizando mezclas y tamices, para posteriormente ser empaquetadas y distribuidas en los diferentes comercios.

Una vez conocido el procedimiento por el que pasan las hojas de té negro antes de llegar hasta nuestra despensa, a continuación explicaremos los pasos que debes seguir para prepararte una taza de esta fantástica bebida.

Paso 1. Asegúrate que el agua tenga una temperatura adecuada.

El agua juega un papel muy importante en el sabor final de nuestra taza de té. De hecho, muchas personas solo utilizan agua de manantial o agua fría que no se haya hervido previamente.

Como sea el caso, el agua debe estar a temperatura entre los 75ºC a 95ºC. Esto es muy importante, ya que la temperatura del agua será la que determinará la cantidad adecuada de taninos en nuestra taza de té.

Si el agua está a una temperatura muy baja, entonces probablemente no extraeremos correctamente el sabor del té. Por otro lado, si el agua está a una temperatura muy elevada, entonces habrá una mayor cantidad de taninos en la taza y el sabor será amargo.

Paso 2. Agrega la cantidad correcta de té negro.

En general, Se recomienda una cucharadita de té negro por cada taza de agua. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto dependerá mucho del gusto de la persona que tomará el té.

Paso 3. Dejar infusionar el té.

Luego de adicionar el té, se debe dejar reposar durante aproximadamente 3-4 minutos. Sin embargo, esto dependerá de la cantidad de té, del tamaño de las hojas y del gusto de la persona.

Así, si somos amantes del té negro amargo, entonces deberemos dejarlo infusionar durante más tiempo. Igualmente, si se desea preparar té negro con limón o con leche, entonces es necesario dejar reposar por espacio de unos cinco minutos.

¿Cuál es la mejor hora para tomar té negro?

Debido a que el té negro tiene cafeína, lo más recomendable es consumirlo en la mañana y antes de cada comida, ya que facilita los procesos digestivos y acelera el metabolismo.

Sin embargo, algunos expertos también recomiendan su consumo antes del desayuno y del almuerzo, excluyendo la cena para evitar efectos secundarios (como el insomnio, por ejemplo).

Una nota muy importante es que, si tomas café, procura esperar dos a tres horas para tomar el té negro. Igualmente, debes recordar que en estos casos la ingesta excesiva de té negro puede causarte efectos secundarios a la salud, dado a su contenido de teína o cafeína.

¿Cuánto té negro es recomendable tomar al día?

Como todo, dependerá de la cantidad de teína que contenga el té negro. Por eso, en líneas generales, es recomendable consumir hasta tres tazas diarias. Sin embargo, en los casos de personas con problemas de insomnio o de ansiedad, lo más recomendables es consumir como mínimo dos tazas de té negro al día.

¿Cuándo tomar el té negro, antes o después de comer?

Con toda esta información, si nos preguntamos para qué sirve el té negro afirmaremos sin lugar a dudas que es una excelente opción para consumir con el desayuno, a media mañana y antes de las comidas, ya que es un excelente hepatoprotector y ayuda en los procesos digestivos de nuestro cuerpo.

una taza de te negro

¿Qué pasa si tomo mucho té negro?

Realmente, todo en exceso es malo, y el té negro no es la excepción a la regla. Debido a la cafeína presente en el té negro, la ingesta excesiva durante el día (como por ejemplo 5  o más tazas por día) puede causar efectos secundarios desfavorables para la salud.

Algunos de estos efectos son: alteraciones nerviosas, problemas cardíacos, acidez estomacal, mareos, irritabilidad, problemas de visión, entre otros.

Igualmente, está comprobado que la ingesta de té negro, así como de otras bebidas con alto contenido de cafeína, durante tiempo prolongado puede producir una dependencia psicológica.

Por eso, el consumo excesivo de té negro puede llegar a estar asociado con la aparición de trastornos severos en el sistema nervioso, además que puede causar efectos secundarios en la salud. Todo esto debido al consumo excesivo de la teína presente en el Té negro.

En este sentido, se recomienda tomar el té negro con moderación para aprovechar sus beneficios y propiedades para el organismo, evitando así que se generen efectos adversos y perjudiciales.

¿Cómo se toma el té negro para bajar de peso?

Uno de los beneficios del té negro es que ayuda a la pérdida de peso. Si quieres que esta bebida te ayude con tu meta de adelgazar, lo ideal es consumir una taza de té negro caliente antes de cada comida y otra taza en la merienda.

Igualmente, si quieres utilizar el té negro para bajar de peso, es muy importante que no agregues ningún tipo de endulzante a la hora de preparar tu taza de té. Para ser un aliado en tu meta de adelgazar, el té negro debe tomarse sin azúcar y sin estar mezclado con leche.

te caliente

Por otro lado, es mucho mejor si puedes tomarte el té negro con limón y a tempranas horas de mañana, ya que ésta es una combinación potente cuando se trata de quitarse esos kilos de más.

Los beneficios del Té negro y del limón suman un punto a favor como parte de una dieta balanceada en la pérdida de kilos. ¡Compruébalo ahora mismo!

¿Tiene teína el té negro?

En primer lugar es importante aclarar que, al referirnos a teína, estamos hablando de cafeína. Es la misma sustancia. Sin embargo, la diferencia radica en que se usa el término “teína” para hacer alusión al té; mientras que el término “cafeína” lo utilizamos cuando hacemos referencia al café.

La mayoría de los tés, como el negro o el verde, poseen teína. Sin embargo, el grado de teína es inferior al compararlo con una taza de café convencional.

Por eso es recomendable el consumo de varias tazas de té al día sin ningún inconveniente, con excepción de aquellos casos de enfermedades donde hay una prescripción médica que diga que se debe evitar el consumo de cafeína.

taza de te negro

Algo importante  que se debe tomar en cuenta es que el porcentaje de teína en el té negro dependerá de algunas variables, como por ejemplo: el cultivo de la planta, los químicos utilizados en los suelos de cultivo, la variedad de la planta sembrada, la química del suelo, la altura de los cultivos, cuán jóvenes son las hojas cuando se cosechan, etc.

Para que puedas tener una referencia, en general los tés negros suelen tener solo un poco más de cafeína (o teína) que otros tipos de té, y por eso se usan en dietas para bajar de  peso.

El origen e historia del Té negro

Existen muchos relatos acerca del origen e historia del Té negro. Por ejemplo, algunas historias cuentan que el Té negro era ingerido en varias ceremonias de la India y que se usaba para poder concentrarse y estar activos durante los largos tiempos de meditaciones.

Igualmente, existe otra leyenda de la India que habla sobre la historia del Príncipe Siddhartha Gautama (Fundador del Budismo), quien por no poder  estar despierto durante un viaje a China decidió arrancarse los parpados.

Esta leyenda narra que en el lugar donde cayeron sus parpados nació la planta del té, brindado así beneficios para la meditación y la concentración.

Otra leyenda China relata que el origen del té comenzó hacia el año 250 A.C.  En esta leyenda se dice que el emperador Shen-Nung accidentalmente descubrió esta bebida al hervir agua bajo los árboles. Las hojas que cayeron en aquella olla fueron las que otorgaron el sabor característico de esta infusión.

Quizás una de las historias más aceptadas sobre el origen del té negro es otra que también proviene de china. Dicha historia relata que un barco chino, en uno de sus viajes a Occidente, llevaba té verde dentro de sus compartimientos, pero éste se fermentó.

beneficios de te rojo

Los tripulantes del barco trataron de conservar el té, secándolo, pero notaron que había cambiado su color y su olor, produciéndose así el Té negro.

Por otra parte, llegó la «edad de oro» del té, en la época de la dinastía Tang.   Desde aquel entonces el té negro era considerado una bebida con aportes medicinales para la salud, por lo que desde esa época comenzó a expandirse su consumo.

En este sentido, el té negro poco a poco fue adquiriendo más relevancia y fue cada vez más valorado por los usuarios. En ese entonces, un grupo de comerciantes le encargaron al escritor Lu Yu que escribiera el primer libro sobre este tipo de té, «Su Cha Ching», conocido como el «libro sagrado del té».

Otra parte de la historia hace mención a que los comerciantes árabes introducen el té a las culturas occidentales a partir del Siglo VI, de ahí su expansión por gran parte del  mundo. A partir del Siglo XVIII,  el té negro se consumía en gran parte de Inglaterra y de Europa, donde era una costumbre tomar una taza de té a eso de la 5 o 6 de la tarde.

Ya en América, el té negro llega con los conquistadores a partir del año 1492. Por otro lado, en Norteamérica, el Té negro se hace famoso en el año 1773 en el reconocido botín de Bostón (un acto conmemorativo a la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos), cuando los Colonos lanzan té negro en la Bahía de Bostón.

Actualmente el té es una de las bebidas más reconocidas del mundo, y el Té negro ha ocupada cada vez más relevancia. Muchos usuarios aprecian esta fantástica bebida, debido a sus propiedades y a los beneficios que aporta para la salud.  

Comparación con otros tés

El té negro tiene en común con otros tés el hecho de ser una infusión. Sin embargo, aunque varios tés comparten algunas propiedades, también es cierto que cada uno tiene su propio olor, sabor y beneficios característicos. A continuación, realizaremos una comparación del té negro con otros tipos de té, todos provenientes de la misma planta (Camellia sinensis).

comparacion de tes

1.      Té rojo

Al igual que el té negro, el té rojo (o también llamado “Pu-erh”) es un excelente diurético. Por eso, el té rojo ayuda a controlar los niveles de colesterol, además que es ideal a la hora de perder peso y de acelerar los procesos digestivos.

Sin embargo, este té se caracteriza por poseer un sabor terroso y ligero, en comparación con el sabor fuerte del té negro.

2.      Té oolong

A diferencia del té negro, para obtener un té oolong las hojas de Camellia sinensis son sometidas a un proceso de semi-fermentación.

También llamado “té azul“, este tipo de té se caracteriza por ser una mezcla entre té verde y té rojo. Por eso, entre sus beneficios destacan: regulación de los niveles de colesterol y de la presión arterial, gran poder antioxidante, ayuda a la hora de perder peso, etc.

3.      Té blanco

A diferencia del té negro, el té blanco no es sometido al proceso de fermentado ni de oxidación. Por eso, el té blanco es más fácil de procesar y contiene compuestos como, polifenoles, metilxantinas y antioxidantes (los cuales también están presentes en el té verde, pero en menor concentración). Entre los beneficios de este té destacan: protección contra caries, disminución del coresterol en la sangre, disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares, etc.

Igualmente, el té blanco posee menor cantidad de teína que el té negro, por lo que suele tomarse sin ningún tipo de restricción. Por el contrario, se recomienda un consumo de té Negro de máximo tres tazas al día

4.      Té verde

Al igual que el té blanco, este tipo de té tampoco es sometido a un proceso de fermentado, ni se deja marchitar. Por ello, se caracteriza por tener mayor cantidad de compuestos antioxidantes.

¿Qué adelgaza más, el té verde o negro?

El té verde también tiene beneficios para la pérdida de peso, ya que contribuye igualmente con la eliminación de líquidos.  Sin embargo, recientes investigaciones de la Universidad de California han demostrado que entre los beneficios del té negro está que es un diurético por excelencia, lo que significa que es un aliado potente para adelgazar.

El efecto adelgazante del té negro se debe a su bajo contenido en sodio y calorías, gracias a  que contiene mayor  cantidad de teína,  convirtiéndolo en un complemento perfecto en cualquier plan dietético bajo en grasas y carbohidratos. A su vez,  los beneficios del Té negro como potente diurético contribuyen con la eliminación de líquidos y toxinas.

Por eso, el efecto del té negro para la pérdida de peso es más potente que la del té verde. Así que, si estás pensando en bajar de peso, te recomiendo probar con la ingesta adecuada de té negro, verás cómo te ayuda con esa dieta deseada en la pérdida de esos kilos de más.

Conclusión

Realmente, el té negro resulta ser una bebida muy beneficiosa para la salud. Su consumo diario favorecerá enormemente a tu sistema inmune, mientras te protege contra enfermedades cardiovasculares, digestivas y neurodegenerativas.

Además, el té negro es ideal para adelgazar, para regular los niveles de colesterol y para desintoxicar nuestro cuerpo. Por esto y más, esta bebida es mundialmente conocida como una medicina natural.

Sin embargo, un factor a tener siempre presente es que el té negro posee altas cantidades de teína (un compuesto igual a la cafeína del café, pero presente en los tés). Esta teína puede ser beneficiosa o perjudicial, dependiendo de las cantidades que se consuman.

te negro

Es por ello que se recomienda consumir un máximo de 3 tazas diarias de té negro. Por otro lado, no se recomienda su consumo en personas que sufran de insomnio o de ansiedad.

Aunque existen muchos mitos y leyendas acerca del origen del té negro, la realidad es que proviene de la misma planta que otros tés.

Sin embargo, a diferencia del té verde o del té blanco, el té negro no es sometido al proceso de fermentación, por lo que posee un sabor más fuerte y una mayor cantidad de teína.

Preguntas frecuentes

  1. ¿Qué tan fuerte es el té negro?

    Debido a que se trata de un té que no ha sido fermentado, el té negro tiene un sabor amargo. Este sabor es gracias a sus altos niveles de teína. De hecho, el sabor de este té es una de las características que lo diferencian de otras infusiones, como el té verde, por ejemplo, el cual es más ligero y tiene menor cantidad de teína.

  2. ¿Un niño puede tomar té negro?

    No es recomendable. Aunque es cierto que el té negro tiene menor cantidad de cafeína que el café, muy probablemente el organismo de los niños no está acostumbrado a este tipo de sustancias.

    Si un niño ingiere las dosis de té negro de un adulto, probablemente entre en un estado de dinamismo e hiperactividad. Por eso, se recomienda precaución en este sentido.

  3. ¿Puedo mezclar el té negro con otros tés?

    Esto no es muy recomendable, ya que el resultado puede ser un sabor repugnante para el paladar.

    Si quieres combinar dos tipos de tés para aprovechar las diferentes propiedades que ambos te ofrecen, entonces lo mejor que puedes hacer es alternar el consumo. Así, por la mañana podrías ingerir un tipo de té, mientras que por la tarde otro.

  4. ·        ¿Se puede combinar frutas con el té negro?

    Sí, se puede combinar frutas con el té negro. De hecho, en la actualidad, el té negro es utilizado en la preparación de bebidas frías refrescantes, las cuales podrás combinar con: limón, miel,  menta, durazno y manzana.

    Por la web podrás encontrar cientos de recetas de deliciosas bebidas a base de té negro que seguro te encantarán.

  5. ¿Existen interacciones del té negro con algún tipo de alimento?

    En general no. Sin embargo, algunos estudios han sugerido que el té negro podría interferir con el proceso de absorción de hierro.

    De ser cierto esto, las personas que tienen deficiencia de hierro (como los anémicos, por ejemplo) deberán ser cuidadosos y no ingerir té negro con las comidas.

  6. ¿Puedo mezclar el té negro con leche?

    Sí, es posible. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos expertos sugieren que la leche podría disminuir ciertos beneficios del té negro.

    Entre los argumentos utilizados para apoyar esta hipótesis se encuentra el hecho de que la leche puede unirse a algunos componentes del té negro, impidiendo que éstos sean absorbidos por nuestro cuerpo. Sin embargo, aún hace falta realizar más investigaciones al respecto.

  7. ¿Con qué se puede acompañar una taza de té negro?

    En Europa, como en otras partes del mundo, se suele acompañar esta bebida con un delicioso bizcocho, galletas, o incluso un suave y exquisito pan dulce. Este té es ideal para compartir una merienda deliciosa en familia, o para un compartir entre amigos.

  8. ¿Puedo tomar té negro antes de dormir?

    No. El Té negro contiene cafeína, por lo que se recomienda su ingesta durante el día, para estar más activo y poder tener mayor concentración. Si decides consumirlo en las noches, correrás el riesgo de padecer de insomnio.

  9. ¿Puedo ingerir té negro mientras estoy bajo tratamiento médico?

    Lo más recomendable es que primero se cumpla completamente con el tratamiento médico. Dependiendo del diagnóstico y del tipo de tratamiento, es el médico tratante quien debe dar la autorización de la ingesta de té negro y de la cantidad adecuada.

    Se han observado algunas contraindicaciones al combinar té negro con algunos medicamentos específicos, por lo que siempre debe consultarse al médico antes de ingerir esta bebida.

  10. ¿Cuáles son los tipos de té negro que existen?

    Existen varios tipos de té negros, entre los que se encuentran:

           – Té Yunnan y Keemun: se trata de los tés negros mejor valorados y apreciados en China, ya que se caracterizan por tener un sabor ligeramente más suave.

    – Té Ceylon: es un tipo de té negro que se caracteriza por poseer un sabor cítrico.

    – English Breakfast: se obtiene tras mezclar té negro con leche, siendo ingerido principalmente en el desayuno.
           
    – Earl Grey: es un té negro en al que se le han adicionado flores o esencia de bergamota, por lo que es una bebida muy aromática.

Compartir este articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Laura Lopez

Me licencié en nutrición en Barcelona. Me encanta hablar de la comida y de cómo afecta nuestro cuerpo y nuestro bienestar. Me fascina encontrar nuevos hábitos saludables para compartir.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Articulos relacionados