Asi Mejor

Top 15 plantas antimosquitos más eficaces

Lavanda (Lavandula)

Las plantas antimosquitos pueden ser la solución que tanto estabas esperando. Se acerca el verano y con él la molesta proliferación de mosquitos, que afecta a todos los miembros de la familia. 

A veces, nos preguntamos de dónde salen tantos de ellos y si sólo existen para incomodarnos. ¿Sabías que hay alrededor de 2.500 especies de mosquitos distribuidos por todo el planeta? ¡Y se reproducen más que cualquier otro insecto o animal!

¿Hay algo más desagradable que escuchar un mosquito en medio del silencio de la noche? Pocas cosas son más molestas que esas, por eso siempre procuramos deshacernos de ellos lo más eficazmente posible. 

Lo ideal es contar con opciones naturales que sean amigables con nuestra salud y con el medio ambiente. Una de ellas son las plantas antimosquitos que se pueden sembrar en el jardín, al tiempo que cumple su función de alejar a estos insectos. 

El poder de las plantas antimosquitos radica en que emanan un olor que repele a los pequeños enemigos pinchadores, manteniéndolos distantes de la casa. El solo hecho de tenerlas en el jardín ya ayuda bastante, sin embargo, se aconseja el uso de la fragancia en aceites esenciales, velas o varillas. 

Con el fin de quitarte ese problema de encima, hemos hecho una recopilación de las mejores 15 plantas antimosquitos con sus características, formas de sembrar y mantener en el jardín, así como su grado de poder repelente. 

1. Citronela (Cymbopogon citratus)

citronela antimosquitos

Tradicionalmente usada como una de tantas plantas antimosquitos, su aroma es cítrico y muy parecido al del limón. Esta planta se da muy bien en zonas tropicales y es de tipo herbácea.

La extracción de su aceite se hace desde las partes aéreas, donde se ubican las células que lo segregan en abundancia. Esto se hace en las de género Cymbopogon, aunque existe otro, el de las Vetiveria cuya extracción se hace desde la raíz. 

De las plantas antimosquitos, la citronela es la más efectiva y poderosa. Se origina en Asia, pero también se cultiva en Centroamérica y las Península Ibérica.

Puede crecer entre 80 y 90 cm. Su olor parecido al del limón le ha dado nombres como hierba de limón o limonaria en algunos países de habla hispana, y en los anglosajones lemon grass.

Se puede usar el aceite esencial en diferentes preparaciones como repelente. En spray, mezclado con alcohol y agua para rociar ropa y superficies. También fusionado con un aceite vegetal de base para el cuerpo o algunas gotas en el suelo.

En la lista de plantas antimosquitos recomendamos incluir la citronela, por su versatilidad y porque hace buena sinergia con otras esencias o plantas repelentes. En la casa, también se puede esparcir su olor y efecto ahuyentador por medio de un vaporizador.

Otros usos de la citronela: ahuyentar garrapatas y pulgas, desinfectar la casa, dar masajes, hacer baños en tina y aliviar síntomas de dolencias o enfermedades.

2. Catambra (Bignoniaceae)

Sin duda, podría decirse que la Catambra es una de las más potentes entre las plantas antimosquitos. Puede alejar a los bichos hasta 5 metros de distancia y crecer unos 3 metros de altura. Es originaria de América, aunque en algunos países de Europa puede cultivarse sin problemas.

Es una planta que soporta climas adversos y su mantenimiento es mínimo, en comparación con las ventajas que ofrece. Se puede comprar en macetas para usarla dentro de las casas y como árbol para los jardines exteriores.

Su gran efectividad, como una de las plantas antimosquitos, radica en que posee alto porcentaje de una sustancia llamada catalpolo, un poderoso repelente natural que está presente en menor grado en otras plantas antimosquitos.

Sus hojas son inodoras, la buena noticia es que solo para los humanos, pues lo mosquitos sí detectan su olor a varios metros de distancia. La catambra les resulta bastante pestilente, por lo que no querrán acercarse si perciben la presencia de su aroma.

Esta es, precisamente, la maravilla de todas plantas antimosquitos. En realidad ninguna tiene un olor desagradable para nosotros, así que usarlas es reconfortante.

De hecho, los aceites que se extraen de muchas de ellas son muy usados en perfumería. No es el caso de la catambra, pero sí de la mayoría de las plantas antimosquitos disponibles. 

3. Lavanda (Lavandula)

Lavanda (Lavandula)

Al igual que la citronela, la lavanda es una planta versátil en cuanto a su uso. Se puede cultivar fácilmente a cielo abierto o en maceta de jardín.

Su olor delicioso y relajante para los humanos es terrible para una buena variedad de insectos. Ese aroma peculiar la hace una de las mejores plantas antimosquitos y una excelente adquisición para tu hogar.

Desde tiempos remotos la lavanda se ha usado para perfumar y relajar el cuerpo y la mente. Es una planta mediterránea, con flores moradas, muy ornamental.

Muchos países la cultivan, entre ellos Argentina, España, Francia, Bulgaria, India y Japón. Su nombre proviene del vocablo latín “lavar”, por su uso original que era el de lavarse el cuerpo con ella. 

Es una de las fragancias en aceites esenciales más populares, especialmente, en aromaterapia. Pero, sin lugar a dudas, su capacidad repelente es uno de sus usos más útiles.

Lo que para nosotros es terapéutico, como sus alcoholes terpénicos y taninos, para los mosquitos es algo intolerable. Es efectiva no solo como una de las plantas antimosquitos más usadas, sino también porque repele pulgas, moscas y polillas.

Puedes colocar el aceite esencial de lavanda en un quemador de esencias eléctrico o un evaporador. También, es una opción cultivarla en tu jardín externo o interno, usar sus ramas en manojos para diferentes espacios de la casa. 

Plantas antimosquitos como la lavanda trae, además, otros beneficios como su efecto calmante.

Esto nos ayuda a bajar niveles de estrés y ansiedad, antiinflamatorio, que combate dolores de cabeza, lumbares o de pies,  y astringentes para aliviar infecciones de la piel, cortaduras y picaduras. 

4. Caléndula (Calendula officinalis)

Caléndula planta

Una planta vistosa, con alegres flores amarillas, pero con un gran poder de espantar insectos. Considerada una de las plantas antimosquitos más comunes en regiones mediterráneas.

Pertenece a la familia de las Asteraceae y también puede ser usada para las picaduras de estos insectos, debido a sus propiedades antiinflamatorias.

Se considera una planta herbácea que se da en cualquier momento del año y es de hoja perenne. Su tallo puede llegar a medir unos 55 cm. 

Se pueden plantar en el jardín externo, pues precisa del sol para florecer. Es, precisamente, en la flor de color amarillo y naranja donde se encuentra la fragancia que repele a los mosquitos.

Tiene algunas sustancias y principios activos como los triterpenos y el ácido acetilsalicílico que también son aprovechados para el cuidado de la piel.

Así que, si quieres proteger tu cuerpo de picadas de los pequeños enemigos del verano, puedes comprar aceites y lociones con extracto de caléndula, pues es de las incluidas en la lista de plantas antimosquitos.

También viene en formato de aceite esencial para que puedas usarlo en velas, quemadores y evaporadores. Igualmente, se puede sembrar sin problemas. Mientras más sol recibe, más hermosa se verá, sin embargo, podría mantenerse viva en ambientes no tan soleados.

Como una de las clasificadas plantas antimosquitos, representaría una solución relativamente rápida, ya que puede florecer una semana después de haber sido plantada.

Otros usos de la caléndula serían: regular la menstruación, descongestionar el hígado, aliviar la acidez estomacal; cicatrizar, desinflamar y desinfectar la piel. Se utiliza en infusión, crema y aceite. 

5. Hierba Gatera (Nepeta Cataria)

Hierba Gatera (Nepeta Cataria)

Es una planta herbácea que pertenece a la misma familia de la menta y la hierbabuena. Es famosa por la fascinación que ejerce en los gatos, pero su uso se extiende, convirtiéndose en una de las mejores plantas antimosquitos.

La hierba gatera desprende un intenso olor parecido a la menta que pone a los mosquitos a volar bien lejos. 

Se puede sembrar en macetas y colocarlas en un lugar con semisombra, dentro de la casa. Intenta ubicarlas en sitios estratégicos para que puedas disfrutar de ellos sin picaduras.

De las plantas antimosquitos, es la hierba gatera quien cuenta con estudios científicos que la han catalogado como más efectiva que el DEET, el producto más usado como repelente de mosquitos.

La única desventaja es que si vives en planta baja, puedes atraer a un gran número de gatos, ya que su olor los hipnotiza. 

Algunas personas usan esta planta para aliviar la picadura de mosquito, su poder refrescante hace que se siente bien al tacto de la piel. La hierba gatera se origina en algunos países de Asia y Europa, puede crecer hasta 80 cm y es de hoja perenne.

No requiere de demasiados cuidados especiales, aunque no se debe abusar del agua, porque podrían morir fácilmente. Eso sí, es necesario podarla de forma regular, ya que crece muy rápido y frondosa. 

Sin duda, de las plantas antimosquitos es de las más potentes, aunque no siempre se utilice para este fin. Otro uso que se desconoce es el de ahuyentar cucarachas.

6. Romero (Rosmarinus officinalis)

Romero (Rosmarinus officinalis)

El romero es otra de las plantas antimosquitos de gran versatilidad. Se ha usado desde la antigüedad en la gastronomía y como medicina natural para tratar varias enfermedades y dolencias.

Tiene su origen en las costas mediterráneas y está clasificado como árbol perenne, que puede llegar a medir metro y medio de altura. Tiene hojas finas y echa hermosas flores de distintos colores.

Se prefiere su cultivo en el exterior, pues para crecer frondoso necesita sol y aire fresco. Sin embargo, se pueden comprar las hierbas en el mercado y tener manojos dentro de casa.

Se deben sembrar en terreno fértil y no requieren de mucha agua, pues están mejor en suelos secos. Tampoco tolera temperaturas demasiado bajas. 

En el mercado se puede encontrar el romero en variadas presentaciones e, incluso, preparaciones o fórmulas listas para distintos tratamientos.

Esta delicia al paladar resulta un excelente repelente y por eso el romero está en el ranking de las mejores plantas antimosquitos.

Contiene geraniol, esta es la sustancia que los hace salir espantados  Puedes colocar esta hierba en una maceta para que suelte todo su aroma y estés libre de mosquitos en tu casa. 

El olor del romero sí que es excesivo para los mosquitos quienes se mantendrán distantes del lugar donde tengas esta hierba. El aroma se lo debe a los flavonoides, ácidos fenólicos, limoneno, pineno, entre otras sustancias presentes en las hojas.

La recomendación es recogerlas en floración y procurar usarlas mientras estén frescas. Se deben almacenar en un envase de vidrio y en un lugar seco, oscuro y fresco. 

7. Menta (Mentha piperita)

Menta (Mentha piperita) planta anti mosquitos

La menta es una de las hierbas más populares en el mundo, debido a su gran aroma y sus propiedades.

No nos queda la menor duda de que es una de las mejores plantas antimosquitos, pues su aceite esencial es muy potente. Su uso más frecuente es para tratar afecciones respiratorias, digestivas y de la piel.

Se originó, al igual que la mayoría de las plantas antimosquitos, en las costas mediterráneas, pero hoy en día se cultiva en cualquier parte del mundo con un clima fresco.

La menta tiene gran variedad de especies, aunque la más conocida y usada es la Mentha Piperita que contiene alto porcentaje de mentol. También posee sustancias como la mentona, la pulgona y otros terpénicos, todas excelentes para repeler a los bichos indeseados. 

De las plantas antimosquitos, se puede decir que la menta es una de las que posee el aroma más intenso.

Su aceite esencial se puede obtener de sus hojas y para ahuyentar a los mosquitos se recomienda poner en el cuerpo, sembrar la planta y ambientar los espacios. También, se puede emplear en ungüentos para aliviar la picadura del insecto.

Es muy ventajoso respirar la menta para descongestionar las vías respiratorias, se trata de un efecto paralelo que otras plantas antimosquitos no ofrecen. Quemar el aceite esencial de menta en un evaporador o sachetero, es bastante recomendable.

8. Albahaca (Ocimum basilicum)

Albahaca planta para ahuyentar los mosquitos

La albahaca es una de las plantas más queridas en la cocina mediterránea. Le da un sabor delicioso a las comidas y es muy común que las personas la cultiven en su casa.

Al tiempo que haces los platos más deliciosos, también puedes usarla como una de las más efectivas plantas antimosquitos. 

La albahaca es originaria de la India. Llegó a occidente en la época del Renacimiento y se asociaba con la magia, se creía que podía espantar a las brujas. Y no es a las únicas que espanta, pues parece ser efectiva en la misma tarea con los insectos.

Se dan más de 40 especies de albahaca en el mundo y se caracteriza por ser bastante aromática.

Como siempre, esta es la clave de las plantas antimosquitos, su olor espanta bichos eficazmente, y la albahaca es una hierba que no se queda atrás en esa empresa.

Esta planta posee estragol, una sustancia que ahuyenta naturalmente a los mosquitos. Al frotar sus hojas se puede obtener un aroma fuerte, gracias al estragol, el cual desajusta los sensores de los mosquitos y los mantiene a raya.

Puede ser comprada en viveros, ya cultivada en maceta, y colocarla en las ventanas de la casa para mantener lejos a los mosquitos en el verano.

9. Melisa (Melissa officinalis)

Melisa (Melissa officinalis)

La melisa, también llamada toronjil en algunos lugares, ofrece muchos beneficios para la salud. Es una planta herbácea perenne y sus tallos pueden crecer hasta los 70 cm. Se da en algunos lugares de Asia, África y Europa.

Su sabor es agradable y su aroma es cítrico, parecido al del limón. Florece muy bien en sitios cálidos y no requiere demasiados cuidados, puede resistir variados terrenos que no sean demasiado húmedos.

Se considera una más del ranking de plantas antimosquitos, porque es rica en citronelol que la hace un excelente repelente. Puedes plantarla fácilmente en tu jardín para disfrutar de sus beneficios en el verano.

De igual forma, se puede mantener en macetas en las ventanas y otros lugares estratégicos donde funcionaría como buen espanta mosquitos.

La melisa se usa mucho en infusiones para servir de calmante, relajante y digestivo.

Como las demás plantas antimosquitos, de sus hojas se puede extraer aceite esencial que mezclado con aceites vegetales y otras sustancias se usan en el cuerpo como atenuante de dolencias o repelente de insectos.

Es una planta muy noble, de aroma agradable y que cumple la función que necesitas para quitarte la molestia de la plaga veraniega. 

10. Orégano (Origanum vulgare)

Melisa (Melissa officinalis)

Tener orégano en casa se está volviendo casi obligatorio. Es una planta fácil de cultivar y de cuidar. Sus beneficios, en cambio, son numerosos, siendo el que más nos interesa su efecto repelente.

Está entre las consideradas plantas antimosquitos, ya que posee ciertas sustancias que los alejan, al igual que las demás que hemos descrito. El orégano es aromático y le da muy buen gusto a muchos tipos de comidas. 

Tiene su origen en el Mediterráneo, como muchas otras hierbas. Crece en forma de un pequeño arbusto, pues no pasa de los 45 cm de altura.

Su hojas son ovaladas y contienen compuestos terpénicos, flavonoides, alcholoes alifáticos y derivados del fenilpropano. Estas sustancias son las responsables de su acción repelente de insectos y, por lo tanto, de su clasificación entre las plantas antimosquitos más efectivas.

Tiene otros usos terapéuticos, ya que posee propiedades antiinflamatorias, descongestionantes, bactericidas, antifúngicas y digestivas.

Su cultivo doméstico es muy fácil, crece abundante en climas templados, soporta bien las bajas temperaturas y no requiere ser regada con agua todos los días.

Se le puede aplicar la técnica escarda para podarla. Es buena opción comprar esta hierba en macetas y colocarla en el interior de la vivienda, proporcionando aroma y la posibilidad de usarla en diversas presentaciones.

11. Geranio (Pelargonium graveolens)

Geranio (Pelargonium graveolens)

Se produce y origina en el sur de África, pero también se da su cultivo en todas las regiones tropicales del planeta. Al igual que la melisa y la albahaca, el geranio contiene citronelol, sustancia a la que le debe su capacidad de repeler mosquitos.

También, es este componente el que le proporciona un olor cítrico y que lo hace tan popular en la industria de la perfumería. 

Siendo una de las más potentes plantas antimosquitos, el geranio nos maravilla también con su belleza, por lo que es muy recomendable sembrarla en los jardines de nuestra casa. Posee hojas aterciopeladas y sus flores se dan en blanco y rosado.

Le sientan bien los climas cálidos, necesita sol, aunque la semisombra estaría bien, especialmente por las temporadas más soleadas. Requiere poco riego y un mínimo de podado en las hojas para darle forma. 

Lo mejor que tiene en su cultivo es que el geranio no suele sufrir de enfermedades o plagas, es muy económico mantenerlos lindos y saludables.

Entre sus propiedades más destacadas se encuentran: astringente, cicatrizante, desodorante, diurético y antiparásitos. Su delicioso aroma, beneficios para la salud y acción repelente lo hacen una de tus mejores opciones entre las plantas antimosquitos.

12. Monarda (Monarda didyma)

Monarda didyma

También conocida como bálsamo de abeja, la monarda puede parecer una delicia irresistible para los insectos de toda clase, pero la verdad es que es detestada por los mosquitos.

Quienes aman a esta planta son las mariposas y las abejas. Así que no debes preocuparte por que tu casa se vaya a volver un nido de molestos bichos pinchadores. 

La monarda es originaria de América, más específicamente de la región entre México y Estados Unidos. Se cultivan 16 especies en todo el planeta y forma parte de la lista de plantas herbáceas perennes, como casi todas las plantas antimosquitos.

Sus hojas ovaladas y sus flores tubulares la hacen verdaderamente hermosa. Estas se dan en colores diversos como el morado, el rosa, el rojo o el blanco.

Asimismo, desprenden un aroma delicioso por lo que vendría muy bien tenerlas en el jardín o dentro de la casa donde puedan recibir luz y aire.

Se puede cultivar en suelo fresco y le van bien los climas templados. Su crecimiento alcanza entre 70 cm y 1 metro. Es muy rica en aceites esenciales y tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y digestivas.

Además, es también muy efectiva en el tratamiento anti moho de las casas. Además, es una buena opción entre las plantas antimosquitos ya que aporta belleza y bienestar al mismo tiempo.

13. Ajo (Allium sativum)

Ajo (Allium sativum) plantas antimosquitos

Ya en el Antiguo Egipto se encontraron registros del consumo de ajo. Este es indispensable en la comida de infinidad de países en el mundo, especialmente, los del Mediterráneo.

Son muchas las propiedades medicinales del ajo, pero, además, se le han conferido a través de la historia algunas características mágicas.

En la brujería, el ajo ahuyenta los malos espíritus y funciona muy bien para el mal de ojo. Se decía también que espantaba a los vampiros. Pero, lo que más nos alegra contarte es que, afortunadamente, expulsa a los mosquitos de tus días de verano. 

Es una hortaliza cuyo origen se registra en Asia y forma parte de la misma familia de otras hortalizas, como la cebolla. Sin embargo, también se considera una de las más efectivas plantas antimosquitos.

Su éxito radica en la extracción de su aceite y en aplicarlo en la piel, así se logra camuflar totalmente nuestro olor y bloquear los radares del mosquito.

El olor del ajo es fuerte y para ciertas personas es desagradable, pero tiene tantos beneficios que vale la pena darle la oportunidad.

El ajo no solo es de las mejores plantas antimosquitos, también es un excelente antibiótico natural, bactericida, antifúngico, depurativo, expectorante, antioxidante y virucida (acaba con las verrugas), entre muchas otras propiedades sanadoras.

Es una maravilla que está al alcance de tu mano en cualquier mercado, herbario, supermercado o tienda. 

14. Laurel (Laurus nobilis)

Laurel (Laurus nobilis)

Para los griegos y los romanos antiguos, las hojas de laurel representaban la victoria de los emperadores, muchos de ellos las usaban en sus coronas. Está incluída en la lista de plantas antimosquitos y puede ser muy medicinal, así como darle sabor a diversos tipos de comida.

Es una planta perenne que llega a crecer entre 8 y 12 metros de altura, sus hojas son anchas, oscuras y brillantes. Es la predilecta de muchos cocineros para dar sabor a sus platos.

Como muchas plantas antimosquitos, el laurel es de origen mediterráneo, pero se puede cultivar en cualquier región, siempre y cuando los inviernos no sean tan fuertes (temperaturas no menores a -6ºc).

Para su siembra requiere tierra drenada y semisombra, pues el sol muy fuerte puede dañar la hoja. Requiere riego regular mientras está creciendo, pero luego aguanta sequía.

Para consumir el laurel se requiere que la hoja esté seca, ya que podría llegar a ser tóxica si se ingiere fresca. Como remedio antimosquito, su aceite esencial es extraordinario, se recomienda usarlo para ambientar o en ungüentos para la piel.

Otro uso para ahuyentar a los indeseados insectos es quemar la hoja de laurel seca y dejar que el humo que se desprende impregne el ambiente. En terapias alternativas se dice que este humo purifica el aura de las personas y la atmósfera de los espacios.

15. Poleo (Mentha pulegium)

Poleo (Mentha pulegium)

Poleo es el nombre común que se le da a una variedad de la menta. Es originaria de Europa, África y Australia. Su olor fresco y mentolado expulsa a los mosquitos de la zona donde penetre. Es un tipo de planta perenne que alcanza las 6 pulgadas cuando llega a su etapa madura.

Puede cultivarse en sol o semisombra, aguantando bien los climas fríos y los suelos húmedos y arcillosos. Al igual que la menta más popular, el poleo es un verdadero éxito entre las plantas antimosquitos.

Se puede cultivar en huertos, jardines o en macetas. Se convierte en rastrera al sembrarla en macetas colgantes y se ve muy bien como ornamento en las casas. Las hojas de poleo se pueden secar y almacenar para usar en infusiones y comidas.

Además, la infusión de poleo es un excelente digestivo y laxante, muy usado en el tratamiento del estreñimiento. Vaporizada es ideal para ayudar en procesos gripales y otras afecciones respiratorias.

También, se extrae de esta planta su aceite esencial para usarlo como cicatrizante. Como es tan aromática, quemar el aceite puede funcionar bien para repeler los insectos, así como lo hacen los de otras plantas antimosquitos. 

En resumen, la plantas antimosquitos son una excelente opción para alejar estos bichos, especialmente en primavera y verano.

Tienes una gran variedad de dónde escoger y se pueden también usar distintos tipos al mismo tiempo para obtener un efecto más poderoso. La más potente de todas es la citronela, por su fragancia y sustancias de acción repelente. 

La mayoría de las plantas antimosquitos son fáciles de sembrar y cuidar, por lo que no representan ningún problema para mantenerlas en casa y gozar de sus beneficios.

Todas ellas, a excepción del ajo, tienen un aroma agradable para los humanos, siendo satisfactorio tenerlas como parte de nuestra farmacia y botiquín natural.

Además, tienen grandes beneficios para la salud en el alivio y sanación de múltiples dolencias y enfermedades, esto brinda más motivos para traerlas a casa. 

Las plantas antimosquitos se han popularizado mucho, esto hace que sean fáciles de encontrar en el mercado. Representan menos gastos que muchos productos para repeler mosquitos.

Además, son amistosas con la salud y el medio ambiente, convirtiendo la inversión en algo más favorable. No representan un peligro ni un alto riesgo de intoxicación o alergia, pues son una opción 100% natural. 

Adquirir las plantas antimosquitos aporta soluciones a muchos problemas en los hogares, por lo que sus ventajas son abrumadoras y no debes dudar a la hora de incorporarlas a tu vida cotidiana.

Preguntas Frecuentes

  1. ¿Qué son las plantas antimosquitos?

    Son plantas que en su composición química natural poseen sustancias que nos ayudan a desviar la llegada de los mosquitos, especialmente en el verano.

    Lo que sucede es que los mosquitos poseen radares o sensores químicos y térmicos que detectan el dióxido de carbono, el cual eliminamos en la respiración y por medio de la piel.

    Entonces, las plantas antimosquitos engañan esos sensores, al tiempo que les causan rechazo.

    Para que una planta pueda ser considerada un repelente, debe contener sustancias como las piretrinas, por ejemplo el geraniol, el citronelol, el transneloridol, estragol, el limoneno, entre otras.

    Estas hacen que el mosquito pierda su facultad de detección química y olfativa, logrando que se alejen del aturdimiento para poder seguir con su caza en otros lugares.

  2. ¿Por qué son únicas?

    Las plantas antimosquitos son únicas por su composición química, que las hace bastante aromáticas y les da propiedades medicinales.

    Muchas de ellas también se usan para condimentar comidas o darle fragancia al cuerpo y al ambiente de casas u otros espacios.

    Además, son de fácil siembra y mantenimiento, por lo que es sencillo cultivarlas en casa y así aprovechar todos sus beneficios. 

    La mayoría de ellas desprenden una fragancia cítrica parecida al limón o la naranja que a las personas agrada mucho. No representan peligro para las mascotas ni los niños pequeños, siempre y cuando nos las ingieran, así que es preciso estar atentos.

    Tener plantas antimosquitos en casa es una excelente opción desde todo punto de vista, bien que vale la pena ahuyentar a los pequeños monstruos del verano a un precio accesible y respetando el medio ambiente. 

  3. ¿Cuál es la mejor planta antimosquitos para dentro de casa?

    En el interior de la casa vienen muy bien las hierbas que también se usan como especias, para aprovechar su acción repelente, por ejemplo, el romero, la albahaca o el orégano.

    También, si la planta tiene flores, se pueden cortar y colocarlas en floreros para ocupar diferentes lugares de la casa.

    El balcón es uno de los más estratégicos, pero hay que tener en cuenta las medidas. Si es extenso, lo mejor sería llenarlo de macetas con plantas antimosquitos, ya que con un par de ellas no se soluciona mucho el problema.

    Recomendamos la citronella en el balcón, pues es la mejor opción.

  4. ¿Cuál es la mejor planta antimosquitos para fuera de casa?

    La citronella es la más potente de las plantas antimosquitos, por eso es la más recomendada para exteriores. Se puede sembrar gran cantidad, ya que aguanta bien tanto el sol como el frío y no requiere de grandes cuidados.

    Su poderoso aroma cítrico, parecido al limón, es altamente efectivo para engañar los sensores de los mosquitos.

    Si tuvieras que escoger una sola planta para espantar a los pequeños enemigos, definitivamente, te diríamos que eligieras la citronella.

  5. ¿Por qué me pican los mosquitos?

    Los mosquitos desarrollan dos tipos de sensores, los visuales y los olfativos. Sin embargo, son estos últimos los que utilizan mejor y a través de los cuales se dejan guiar para picar a las personas.

    Lo que detectan por medio del olfato son los niveles de dióxido de carbono (CO2) que exhalamos en el proceso de la respiración.

    Algunas personas suelen desechar más CO2 que otras, este es el caso de las mujeres embarazadas, aquellos que presentan obesidad o que tienen un metabolismo muy acelerado, estas personas serán más propensas a recibir el ataque de los mosquitos.  

    Los sensores químicos de los mosquitos son muy potentes razón por la cual, si alguien suda mucho, detectan los componentes volátiles que se presentan en el sudor de la piel.

    En consecuencia, es preciso protegerse al momento de hacer ejercicio físico. 
    Recordemos que las picaduras de mosquito son el resultado de su supervivencia, es decir, para ellos es natural y no discriminan a la hora de lograr su objetivo.

    Lo mejor es mantenerlos alejados por diferentes vías, una de las más aconsejables son, precisamente, las plantas antimosquitos.

  6. ¿Cuántas plantas antimosquitos necesito en casa?

    Todo depende de las medidas del espacio. Si la casa es pequeña, no se necesitarán demasiadas plantas antimosquitos, pero si es espaciosa, lo mejor es incrementar el número.

    Las personas pueden ingeniárselas para que estas hierbas ocupen varios espacios importantes en la casa y de manera abundante, creando un agradable ambiente estético con un aroma delicioso.

    Según las fragancias de su preferencia, pueden usar algunas en la cocina, otras en la sala o en el jardín. Se debe tener precaución con el uso de plantas en sitios como las habitaciones o los baños, pues pasan mucho tiempo sin ventilación.

    En el interior de la casa, se pueden incluir todas las plantas de semisombra y en el exterior también las de sol. Las plantas antimosquitos pueden actuar en sinergia, sin ningún inconveniente, más allá que el de la mezcla de aromas.

    Mientras más variedad de ellas siembres en tu casa, más oportunidades tienes de alejar insectos y de disfrutar sus propiedades medicinales.

  7. ¿Cuáles son las otras ventajas de tener plantas antimosquitos?

    Las plantas antimosquitos, además de tener poderosos efectos repelentes, también aportan importantes beneficios para la salud y, por supuesto, para el medio ambiente.

    Su uso podría mejorar una gran cantidad de dolencias, sin prácticamente efectos secundarios. Sin embargo, es necesario aclarar que no sustituyen un tratamiento médico, siempre ante una enfermedad se debe consultar al especialista pertinente. 

    La ventaja de tener variadas plantas antimosquitos en casa es que ellas pueden formar un buen botiquín de primeros auxilios y muchas también sirven como terapia relajante o estimulante, así como para darle un sabor increíble a bebidas y comidas que podemos disfrutar en nuestro hogar.

    Se resuelven bastantes problemas, al tiempo que se embellece y se hace mucho más agradable el ambiente. Nuestra recomendación es sacar provecho de todos sus beneficios.

  8. ¿Dónde se consiguen estas plantas antimosquitos?

    Las plantas antimosquitos se pueden comprar en cualquier lugar que tengan en venta hierbas y plantas, como los mercados populares, supermercados, herbarios, viveros y hasta floristerías.

    Incluso, hoy en día cualquier tipo de planta se puede comprar online y te llega a tu casa, así como todas las herramientas necesarias para su cultivo y mantenimiento. 

    Es importante señalar que lo ideal es que se compren lo más orgánicas que se pueda, sin pesticidas ni otro químicos que afecten la salud de las personas.

    En este sentido, quizás lo más recomendable sería ir a mercados de agricultores que lleven su producto directamente y que no tenga que pasar por manos de otras instituciones o empresas que les exijan el uso de estas sustancias tóxicas.

    En todo caso, lo mejor sería preguntar siempre al vendedor la procedencia de la planta.

Compartir este articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Sofia Martinez

Soy licenciada en psicología y me encanta hablar de las últimas tendencias en moda, diseño, ocio y hogar.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Articulos relacionados