Asi Mejor

Espirulina: 19 propiedades del “Oro Azul” y cómo tomarla

espirulina en polvo

La espirulina es un alga unicelular que posee color verde azulado y tiene forma de espiral. Se la conoce también como oro azul por los incontables beneficios que tiene para la salud: es rica en proteínas, tiene vitaminas, minerales, y oligoelementos.

Por estas características se ha vuelto un alimento muy preciado en los últimos tiempos en quienes buscan hacer de su alimento “su medicina”. Y se ha ganado nada más y nada menos que la insignia de “Superalimento”.

Técnicamente es en realidad una cianobacteria, un grupo de microorganismos bacterianos unicelulares del género Arthrospira, que puede hacer fotosíntesis. Sin embargo, los organismos mundiales más importantes, tales como la OMS o las Naciones Unidas, aún siguen llamándola “alga” tal como se la conoce popularmente.

Contenidos ocultar

Aunque los nutricionistas de todo el mundo entienden que es una necesidad tener una dieta variada e ingerir todo lo necesario para el bienestar del organismo humano desde diferentes alimentos, la espirulina ha sido reconocida por la OMS como un superalimento que podría combatir la anemia y la desnutrición y que, además, es muy fácil de cultivar.

Se puede cultivar en pequeños charcos, escenarios salinos y suelos alcalinos, lo que la diferencia de muchos otros vegetales que no podrían crecer allí. Además, su producción es muy barata, sobre todo si comparamos lo que nos aporta en proteínas en relación con lo que podría darnos el mismo terreno dedicado a la cría animal para consumo de alimentos.

Su color proviene de la Clorofila que le aporta el verde y la Ficocianina que le da el color azulado.

Contiene Clorofila, vitaminas, minerales, proteínas, ácidos grasos esenciales, ácidos nucleicos y antioxidantes. Constituye una fuente de alimentación tan completa que la Nasa se la da a sus astronautas como suplemento.

Se suele encontrar en formato deshidratado, en barra, en pastillas o en polvo, aunque también podemos verla a la venta en su forma natural. En muchas tiendas orgánicas existen suplementos, jugos y hasta tallarines de espirulina.

Los beneficios y propiedades de la espirulina

Este conjunto de microorganismos bacterianos que conforman lo que conocemos como el “alga” espirulina, tiene muchos beneficios y propiedades que hace que sea consumida por deportistas, astronautas y personas que tienen interés en perder peso. Para empezar, debemos decir que tiene un 50% de proteínas en peso.

Por ejemplo, en 10 gramos, tenemos 5 de proteínas, una proporción difícil de igualar por otro alimento. Además de contener aminoácidos, minerales, vitaminas, fibra y ácidos omega.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que difícilmente una persona coma 100 gramos de espirulina al día, por lo que no suple el consumo de otros alimentos, pero sí es un muy buen complemento para tener en cuenta y agregar a nuestra dieta.

Veamos aquí cuáles son sus principales puntos fuertes:

Se compone de muchas vitaminas:

Esta alga (o bacteria) viene con muchas vitaminas de varios tipos, como ser A, C, D y vitaminas del grupo B. Sin embargo, debemos prestar atención a la B12, porque no es asimilable para humanos por lo que no debería utilizarse espirulina si hay una deficiencia de ésta en el organismo de una persona.

remolacha con otras verduras

Es una gran aliada de la belleza:

Las vitaminas y los antioxidantes que contiene mantienen una piel hidratada y reluciente, además de elástica evitando el envejecimiento de las células de la piel.

mujer sonriendo

Al tener gran contenido de vitaminas, proteínas y minerales importantes como el zinc, también aportan al cuidado del cabello, cuyas células se nutren y estabilizan y permiten que el pelo crezca fuerte y brillante. También se evita la caída gracias al aporte de ácidos grasos esenciales.

Combate la Anemia:

Entre los beneficios y propiedades de la espirulina encontramos que es apta para combatir la anemia por la clorofila y el alto contenido de hierro que trae consigo. La clorofila es equivalente a la hemoglobina humana y por ende ayuda a aumentar la cantidad de glóbulos rojos además de a mejorar la calidad de ellos y oxigenar el cuerpo.

Otro beneficio en la lucha contra la anemia es que la ficocianina (sustancia que a su vez da el pigmento azul a la espirulina) colabora en la producción de células madres en la célula ósea.

Contiene gran cantidad de Minerales:

La espirulina es rica en los más importantes minerales, como calcio, zinc, potasio, magnesio, manganeso, hierro, selenio, y fósforo. Si bien son minerales que podemos encontrar por separado en muchos alimentos, lo valioso de la espirulina es que concentra a todos ellos en una sola ingesta.

Es fuente de proteínas:

Esta alga tiene entre un 50 y un 75% de ellas, dependiendo de la cepa y el tipo de cultivo; incluyendo 8 aminoácidos esenciales, y 10 de los 12 no esenciales, por lo que tiene muchos beneficios para deportistas.

espalda de mujer

Tiene incluso más proteínas que la carne vacuna y el equivalente a 4 huevos. A los atletas les permite tener más energía, recuperarse más rápido, mejora la resistencia y prevenir calambres y fatiga. La sinergia del hierro con otros oligoelementos la transforma en un superalimento.

Tiene alto contenido de fibra:

Por lo que constituye una gran ayuda para el tránsito intestinal y la regeneración de la flora intestinal. La fibra vegetal contiene polisacáridos y lignina, y al ayudar a fortalecer la flora cumpliendo un papel fundamental en la defecación y el cuidado del colon. Previene el estreñimiento y previene enfermedades como la diabetes, la obesidad y el cáncer de colon.

Es un buen Antiinflamatorio:

Ayuda a combatir el cansancio físico y también a curar o mejorar la condición de enfermedades que causen inflamación. La espirulina contiene Ácido linoleico y Ácido gamma-linoleico, ácidos grasos esenciales del grupo de los omega 6. El cuerpo humano puede sintetizar el Ácido gammalinolénico a partir del Ácido linoleico.

El Ácido gamma-linolénico (AGL) es un precursor de la prostaglandina E1 (PGE1), una hormona que es un antiinflamatorio y que ayuda a prevenir las inflamaciones y disminuir los dolores en las articulaciones y por ello mejora las dolencias en enfermedades como la artritis.

Mejora el metabolismo de grasas y glucosa:

Esto significa que reduce la grasa del hígado y también protege a las arterias y el corazón mejorando el funcionamiento general del cuerpo.

Posee propiedades antioxidantes:

Los antioxidantes son químicos que eliminan radicales libres que lo que hacen es introducir oxígeno en las células generando su oxidación; esto trae diversas consecuencias, por ejemplo, el envejecimiento.

mujer con flores

La espirulina tiene una acción antienvejecimiento gracias a componentes como la clorofila, retinoides, ficocianina, zinc, selenio, ácidos linoleicos, vitamina E, betacarotenos, selenio y la superóxido dismutasa.

Es anticancerígena:

Por todas estas propiedades antes mencionadas respecto a los antioxidantes constituye una aliada en la prevención de muchos tipos de cáncer. Por ejemplo, la fibra previene el cáncer de colon. También algunos estudios demuestran que reduce la incidencia en cáncer hepático.

Colabora en las dietas de pérdida de peso:

Ya que posee Fenilalanina, un aminoácido que genera un efecto de saciedad ayudando a frenar ansiedad y controlar el apetito. Asimismo, el hecho de poseer fibra genera como alimento más saciedad que la ingesta de muchos otros que enseguida nos abren el apetito.

En personas con deseos de adelgazar se recomienda consumir espirulina antes de las comidas.

Combate el colesterol:

Puesto que aporta todas grasas saludables, ayudando a disminuir el colesterol malo en el cuerpo a favor del crecimiento del colesterol bueno.

el corazon

Algunos estudios han demostrado que el consumo de espirulina hace bajar los triglicéridos y subir el HDL: en personas con colesterol que tomaron un gramo de espirulina descendieron los niveles de LDL y triglicéridos y aumentaron los de HDL. Esto también ha sucedido en estudios con personas diabéticas.

Ayuda al buen funcionamiento del cerebro:

Nuestra famosa alga azul verdosa contiene Selenio, Omega 3 y Yodo, sustancias que facilitan la conexión neuronal. A su vez, cada vez es más reconocido el interés que genera la espirulina en la lucha contra enfermedades degenerativas como el Alzheimer, Parkinson o Esquizofrenia; esto se debe a que la clorofila ayuda a eliminar metales pesados y toxinas de las células y protege a las neuronas de los radicales libres.

Favorece la salud visual:

La presencia de Zeaxantina y Provitamina A, ambos componentes responsables de la función ocular mejoran la visión si existe degeneración macular, problema que afecta a la retina del ojo.

Protege al cerebro de embolias:

Algunos estudios científicos realizados con animales han lanzado resultados prometedores sobre el efecto de la espirulina para prevenir embolias, que es la falta de irrigación sanguínea al cerebro y que puede traer la pérdida de conocimiento momentánea o problemas más graves.

Mejora el ánimo:

Uno de sus principales componentes es el triptófano, un aminoácido que estimula el cerebro y hace que el cuerpo segregue serotonina, la hormona “de la felicidad”.

mujer sonriendo

De esta forma se la utiliza para bajar los niveles de estrés, relajar y mejorar el humor en general.

Deja un lindo bronceado:

Para agregar a los beneficios y propiedades que la espirulina tiene en el área de la belleza, podemos agregar que esta cianobacteria potencia la coloración de la piel ante el sol gracias a que contiene una sustancia llamada betacaroteno que estimula la producción de melanina.

Mantiene fuerte el sistema inmune:

La espirulina favorece la producción de anticuerpos y citoquinas. Esto fortalece al cuerpo ante presencia de virus y microbios y permite una mejor recuperación ante enfermedades.

sistema immunologico

Es una buena aliada en tu entrenamiento:

Si eres de las personas que van al gym, te diremos que la espirulina mejora la fuerza y la resistencia, a la vez que ayuda a construir masa muscular por las proteínas que aporta. Así que puede ser una buena idea un licuado que contenga espirulina antes de entrenar.

Las Mejores maneras de comer espirulina

Como comentamos anteriormente esta alga se puede encontrar principalmente en polvo, pero también en pastillas, o en formato natural. La encuentras en cualquier herboristería, tienda dietética o de productos naturales y hay muchas cosas que puedes hacer con ella para no tomarla como quien toma medicina sino divertirte con ella en la cocina.

La puedes poner en un batido, jugo, espolvorear una ensalada, incluir en empanadas, tartas a modo de condimento o consumir en pastas donde ya se incluye en la preparación.

Sus usos son múltiples y hay para todos los gustos.

3 recetas muy fáciles de preparar:

Jugo Détox:

Elige una de tus frutas favoritas o podrías ser un vegetal, agrégale polvo de espirulina y mezcla todo.

jugo vegetal

Por ejemplo, uno de los favoritos es zanahoria, apio, manzana verde y espirulina. Pelas la zanahoria y la pasas por la juguera, lo mismo haces con la manzana y por último cortas los tallos del apio y los pasas también por la juguera. Todo junto lo pones en la licuadora con una cucharita de espirulina y un poco de jengibre.

Queda exquisito, particularmente no creo que necesite más dulce, pero si así lo crees, le puedes agregar miel.

Ensalada de nueces y alcaparras con espirulina: esta es una ensalada muy fácil de hacer a la que le vamos a agregar un aderezo a base de espirulina (necesitas en polvo).

Para la base necesitaremos:

-Unas hojas de lechuga morada
-Unas hojas de lechuga carolina
-50 gramos de nueces
-Alcaparras a gusto

Cortas la lechuga, trituras las nueces y mezclas todo junto con las alcaparras.

Para el aderezo necesitamos:

-Aceite de Oliva (2 cucharadas)
-Espirulina (1 cuchara)
-Jugo de Medio Limón
-25 gramos de avena gruesa hidratada en agua
-2 ramas de apio procesadas

Mezclar todo en la licuadora y agregar pimienta y sal si es necesario.

Agregar a la ensalada y echarle semillas de girasol.

Pasta de espirulina con crema de brócoli:

En muchos negocios orgánicos encontrarás pasta hecha de espirulina, por ejemplo, tallarines, pero puedes hacerlos caseros.

Para la crema de brócoli necesitarás:

-1 Brócoli chico
-Mantequilla
-Aceite de oliva
-Queso crema (2 cucharadas)
-1 diente de ajo
-sal y pimienta a gusto

Tomar el brócoli y cortarlo en pedazos chicos para poner en sartén con un poco de aceite, una cucharada de manteca y el diente de ajo triturado. Cocinar hasta que todo se empiece a aflojar. Luego dejar enfriar y meter en la licuadora con el queso crema, una cucharada de oliva, pimienta y sal a gusto.

Cocinar las pastas en agua hirviendo por 7 minutos, calentar la salsa un poquito y juntar. ¡Riquísimo!

Ahora, esta última receta podemos complejizarla y puedes hacer los tallarines desde 0. ¿Cómo? Sí, es bastante fácil, así que no temas.

-En un bol, mezclas media taza de harina con una cuchara de espirulina y una pizca de sal.
-En otro bol, necesitas mezclar dos huevos.
-Agrega los huevos batidos a la mezcla seca poco a poco, a medida que echas un poco vas mezclando con las manos.
-Amasa hasta que quede una masa uniforme.
-Deja reposar la masa en la heladera por media hora.
-Al sacarla aplanala con un palo de amasar hasta que tenga un grosor de unos 2 centímetros y quede una lámina uniforme.
-Córtala en cintas.
-Cocínala en agua hirviendo 3 o 4 minutos.

El origen e historia de la espirulina

A pesar de que parece ser un alimento recién descubierto, la verdad es que esta alga azulada ha estado en el mundo por muchísimo tiempo, y entre los seres humanos hace ya bastante tiempo.

La espirulina es un alga dulce procedente de América Central, descendiente de la primera forma de vida capaz de hacer fotosíntesis, que data de hace unos 3500 millones de años, cuando las algas y el oxígeno que emanaban permitieron construir muchas formas de vida en nuestro planeta.

Los Aztecas y los Kanembu fueron los primeros consumidores de espirulina de los que, al menos, hay registro. Integrantes de estos grupos que se trasladaban corriendo de una aldea a otra para llevar y traer mensajes, sacaban su energía de unas tortas de espirulina que dejaban secar al sol y que consumían a fin de reponer fuerzas y continuar con su camino.

tabletas de espirulina

Hernán Cortés fue quien hizo el primer registro del consumo humano de espirulina, en el año 1521, al notar que se cosechaba en el Lago de Texcoco y luego de secada se vendía en el mercado de Tenochtitlán.

Sin embargo, probablemente se haya utilizado antes; otras tribus indígenas del área de México, como los Mayas, quienes consiguieron sobrevivir y mantenerse fuerte a pesar de vivir a veces en suelos hostiles para la agricultura; y lo hacían a través del consumo de algas.

Cuando científicos analizaron este alimento se dieron cuenta de que contenía muchos beneficios y propiedades consistentes en gran cantidad de proteínas, minerales, vitaminas y demás.

También hay antecedes de consumo de espirulina por parte de nativos que vivían en las riveras del lago Chad, en África.

Dónde crece el alga Espirulina

Este alga crece en agua dulce, ríos y estanques. Si bien prefieren el agua dulce y temperaturas moderadas se ha comprobado que es apta para crecer en zonas desérticas de aguas saladas.

China, Japón, India y Estados Unidos son hoy en día los principales países productores de espirulina, donde se suelen utilizar grandes piscinas para su producción. El factor más importante para su calidad es el PH del ambiente en que crece.

Se va cosechando de a poco para no dañar la población y se seca y filtra antes de ser envasada para su comercialización.

La espirulina o “Spirulina” se comercializa en tiendas orgánicas, dietéticas y herboristerías en la mayoría de los países del mundo.

Espirulina verde o espirulina azul, ¿Cuál es la diferencia?

La espirulina es de color azul verdoso, su color proviene de dos de sus componentes: la Clorofila que le aporta el verde y la Ficocianina que le da el color azulado. No todas las cepas son iguales, depende del suelo de cultivo, clima, etcétera, y a veces podría dominar un color sobre el otro, dependiendo de cuál de los dos componentes predomine.

Si bien al principio la más popular tenía predominancia de color verde en la actualidad se denomina en muchos lugares directamente “Espirulina Azul”, y se la conoce como la “hermana superpoderosa”, ya que su componente de Ficocianina ayuda a eliminar metales pesados del cuerpo, proteger las células del envejecimiento y reducir la inflamación causada por enfermedades, además de aportar un montón de minerales.

chlorella y spirulina

La espirulina, sin embargo, a veces puede confundirse con Chlorella, otra alga que también aporta un montón de minerales y proteínas y tiene efecto détox. Ésta está compuesta por una gran dosis de clorofila, que le otorga un color verde que no da lugar a dudas.

¿Cuánta espirulina es recomendable comer al día?

La dosis recomendada de espirulina en realidad depende del propósito que cada persona quiera darle.

La dosis recomendada es de entre 3 y 6 gramos en niños de 6 hasta 10 años, entre 6 y 10 para adultos. La dosis que suele darse para usos terapéuticos es de más o menos de 8 gramos.

Por ejemplo:

-Para pacientes que deseen controlar la glucosa en sangre se recomiendan 2 g por día.
-Para regular la presión arterial deberías ingerir 4 g por día.
-Para el hígado graso se recomiendan unos 4,5 g por día.
-Para una finalidad relacionada a la belleza (mantenimiento de piel y cabello) unos 3 g diarios es una buena dosis.
-Para personas que van al gimnasio y desean aumentar su rendimiento y masa muscular la dosis va entre 2-7,5 g por día.
-Para cuidar tu colesterol entre 1 y 8 g por día.

Estas dosis se pueden agregar a un smoothie o a alguna otra cosa si no te apatece beberla sola diluida en agua.

En niños menores de 6 años, embarazadas y lactantes es recomendable consultar a un doctor antes de consumir espirulina.

Sin embargo, si tienes problemas de tiroides, no deberías consumir más de 3 gramos por día, porque el yodo podría crear un desbalanceo en la glándula.

Las contraindicaciones de la espirulina

Si bien no es una contraindicación específicamente, suele haber debate sobre la gran fama que adquirió la espirulina y qué debemos saber sobre ella.

Lo primero que suelen aclarar algunos nutricionistas y especialistas de la salud, es que los famosos “superalimentos” si bien tienen esta denominación deben ser consumidos junto con otros, ninguno es todopoderoso ni suple todas las necesidades del cuerpo por sí solo.

Y, por otro lado, se debe poner especial atención entre sus componentes a fin de estar seguros de que no existen contraindicaciones para el consumidor particular.

  • En el caso de personas con deficiencia de Vitamina B12 (como las veganas) está desaconsejado su consumo ya que, si bien aparece como uno de sus compuestos, se trata de un tipo de Vitamina B12 no asimilable por el cuerpo humano, por lo que la persona seguiría arrastrando el problema.
  • También se desaconseja su consumo en personas con hipertiroidismo ya que, a diferencia de las sociedades orientales, en Occidente no estamos acostumbrados a consumir las cantidades de yodo que traen las algas y podría causarnos problemas de desequilibrio en los valores de la glándula tiroides su consumo (especialmente si es en exceso).
  • Está contraindicada para personas con problemas de riñón, ya que la espirulina tiene gran cantidad de proteínas que este órgano no podría procesar adecuadamente en personas que padecen dificultades de riñón.
  • El componente de “Fenilalanina” supone un problema para personas con fenilcetonuria, que es la incapacidad por parte de las personas que padecen esta enfermedad de descomponer ese aminoácido que está en las proteínas y que es uno de los 10 esenciales para el cuerpo humano.
  • Por último, está contraindicada para personas con enfermedades autoinmunes dado que puede causar brotes. Y no debe olvidarse que como toda alga a veces puede contener metales pesados, como el arsénico.

A su vez los niños menores de 6, embarazadas y lactantes deberían consultar con un médico antes de aventurarse a consumir espirulina, aunque hay quienes dicen que para los bebés que ya han dejado la leche materna es muy beneficioso consumir 1 gramo al día mezclado con las papillas.

Valor nutricional en la espirulina y todas sus vitaminas y minerales

Sabemos o hemos leído que la espirulina tiene gran valor nutricional, sin embargo, no estamos al tanto de cuáles son sus valores reales, por tanto, aquí haremos una descripción detallada de cada una de las sustancias que contiene.

Veamos cuáles son los valores cada 100 gramos de cada uno de sus componentes:

Calorías 290
Carbohidratos 23.9 gr
Grasas totales 8 gr
Ácidos grasos saturados 2.7 g
Ácidos grasos poliinsaturados 2.1 g
Ácidos grasos monoinsaturados 0.7 g
Colesterol 0 mg
Sodio 1,048 mg
Potasio 1,363 mg
Fibra alimentaria 3.6 g
Azúcares 3.1 g
Proteínas 57 g
Vitamina A 570 IU
Vitamina C 10.1 mg
Vitamina D 0 IU
Vitamina B6 0.4 mg
Vitamina B12 0 µg
Vitamina K 25.5 µg
Calcio 120 mg
Hierro 28.5 mg
Magnesio 195 mg
Fósforo 118 mg
Zinc 2 mg
Cobre 6.10 mg
Selenio 7.2 µg

Como ves, tiene de todo, pero la verdad sea dicha, nadie ingiere 100 gramos en un día, así que deberás sacar las proporciones y complementar con otros alimentos para llevar una dieta saludable.

Comparación con otros superalimentos

En los últimos tiempos hay otros alimentos, semillas o plantas que han entrado en lo que se conoce como “superalimentos”, esto es, aquellos que concentran gran cantidad de nutrientes, proteínas, grasas saludables, minerales y aceites esenciales, por ejemplo.

Sin embargo, para la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) no existe definición de “Superfood” o “Superalimento”. La clave de una vida saludable es nutrición apropiada y ejercicio.

Dicho esto, veamos que otros alimentos son comparables a la tan preciada espirulina:

Semillas de Chía

Las semillas de Chía son fuente de vitaminas y minerales en abundancia, también contienen antioxidantes, carbohidratos y fibra, pero lo que probablemente las ha hecho más famosas en los últimos tiempos es su aporte de Omega 3 que es mucho mayor al que hacen otras semillas.

semillas de chia con fruta

Las semillas de Chía son muy fáciles de utilizar tanto en batidos como en ensaladas o sopas. Para aprovechar al máximo sus propiedades debemos activarlas, ya sea machacándolas con un mortero o en agua.

Semillas de Cáñamo

Las semillas de Cáñamo entran en la categoría de superalimento porque contienen nada más y nada menos que los 9 aminoácidos necesarios para que el cuerpo fabrique proteínas, además de dos aceites muy importantes como el Omega 3 y Omega 6.

Las proteínas que produce son mucho más fáciles de digerir que las de otros alimentos, como podrían ser carnes o huevos.

Contienen Vitaminas A, C y D que tienen un efecto antioxidante destacable.

Bayas de Goji

Las bajas de Goji son un fruto similar a una pasa, pero un poco alargada. Con el aporte de grandes propiedades antioxidantes que actúan contra el envejecimiento por su compuesto de carotenos, vitaminas C y E y minerales como el zinc y el magnesio. Pero además las bayas de Goji tienen un 15% de proteínas vegetales ya que tienen 8 aminoácidos esenciales.

Existe en ellas un 10% de fibras, 65% de carbohidratos y grasas que son insaturadas en su mayoría, entre ellas ácido linoleico.

Bayas de Acaí

Son el fruto de una palmera que vive en zonas húmedas cercanas a los ríos, originaria de América del Sur, más específicamente de la zona del Amazonas.

Si bien en Brasil se come hace cientos de años, recientemente ha adquirido el diploma de “superalimento” fuera de esa zona y se ha comenzado a popularizar mundialmente.

Se puede encontrar directamente el fruto (a veces combinado con otros frutos o preparados, como un yogur) o el polvo de la fruta deshidratada.

Aporta antioxidantes (antocianinas, vitaminas A, C y E, polifenoles), vitaminas del Grupo B (1,2, y3), Oligoelementos y nutrientes.

Jengibre

El jengibre es una planta familia de las zingiberáceas, que crece en las zonas tropicales y de la que utilizamos sólo el tallo. Se utiliza para muchas cosas: como especia para condimentar la comida, pero también en té o complemento de jugos y batidos.

jengibre y zanahoria

Se la puede usar en polvo, cortada en rodajas o rallada.

Se la utiliza también como planta medicinal. Posee Vitamina B6 y C entre otras, y minerales como magnesio, potasio, zinc, calcio y fósforo.

Ayuda a prevenir enfermedades como artrosis, inflamaciones, enfermedades respiratorias, nauseas del embarazo, diabetes y problemas digestivos.

Conclusión

La espirulina es un gran hallazgo como alimento para incluir a una dieta balanceada que puede aportarnos en una pequeña dosis un montón de proteínas, más que una porción de carne o varios huevos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que las dosis que ingerimos no son grandes, a menudo lo hacemos de a cucharitas, en un batido o espolvoreando alguna ensalada, con lo cual mirando una tabla nutricional se debe tener en cuenta lo que realmente aporta.

Pero por concentrar proteínas vegetales es ideal para agregar a la dieta alimenticia de las personas veganas, y no sólo para ellas. Al tener una gran cantidad de proteínas las personas que no consumen alimentos como carne o que por ejemplo, son intolerantes a los huevos o a la lactosa pueden utilizar espirulina para agregar proteínas a la dieta.

Además las proteínas que posee la espirulina resultan más asimilables que la proteína animal y sin ningún tipo de toxina, colesterol o dificultades para digerirlas.

La mayoría de las personas, excepto aquellas que puedan sufrir contraindicaciones en alguno de sus componentes, pueden disfrutar de los beneficios y propiedades de la espirulina.

Esta alga, que encontramos en diversos formatos (pastillas, polvo, alimentos y suplementos varios), además incluye hidratos complejos, minerales, ácidos grasos esenciales y vitaminas. Por ejemplo, es una fuente grande de betacaroteno, que se transforma en vitamina A y es muy importante en la formación de la piel, el cabello, los huesos y el cuidado de la vista.

Preguntas Frecuentes

  1. ¿Cómo tomar la espirulina para aumentar masa muscular?

    La espirulina tiene un valor proteico superior, y por eso entra en la categoría de superalimentos, ya que puedes encontrar en ella más que en un trozo de carne o el equivalente a 4 huevos; además de ser más digerible.

    Por eso, es una gran aliada de los deportistas, especialmente de aquellos interesados en aumentar la masa muscular. La idea es consumir 1 gramo de proteínas por kilo de peso de la persona. Como muchas no llegan a ingerirlos lo que se hace es recurrir a suplementos.

    En el caso de la espirulina podrías consumirla en cápsulas, de a 500 mg por comida o hasta 6 gramos repartidos entre comidas.

    Hay quienes prefieren incluirla en un batido antes y después de entrenar.

  2. ¿Cuánto yodo tiene el alga espirulina?

    El alga espirulina como otros vegetales marinos tiene yodo, y en la cultura occidental, en la que no estamos acostumbrados a comer algas, el yodo, aunque en una dosis pequeña como trae la espirulina, podría traer problemas de tiroides si se consume en exceso.

    Si pensamos en un suplemento comercial de espirulina, que a menudo trae 3 gramos, la cantidad de yodo que contenga será de 15 microgramos, que es más o menos el 10% de la dosis recomendable por día para adultos (150 gramos de yodo).

  3. ¿Qué beneficios tiene la espirulina en la piel?

    La espirulina es muy beneficiosa para la piel. Hace que tu piel luzca reluciente e hidratada. Además, evita el envejecimiento de la piel. Esto se debe a que entre sus beneficios y propiedades se encuentra la presencia de vitaminas varias, minerales, antioxidantes y ácidos omega.

    De hecho, hay mascarillas de espirulina que venden las casas de cosmética y que pueden aplicarse directamente sobre la piel.

  4. ¿Cómo dar espirulina a los niños?

    La espirulina ha sido catalogada como alimento, y como tal, es segura para los niños. De 1 a 3 cucharaditas al día no ocasionará ningún problema y les permitirá gozar de sus beneficios.

    Dársela es muy fácil, podés mezclarla en algún jugo o darle pastas de espirulina que se venden en muchas tiendas orgánicas.

  5. ¿La pueden consumir adultos mayores?

    Sí, no hay ningún problema en que los adultos mayores consuman espirulina, siempre teniendo en cuenta cuáles son las contraindicaciones. La dosis recomendada es de 5 gramos diarios que pueden ser mezclados con algún otro alimento o directamente en un vaso de agua.

  6. ¿Cómo se toma la espirulina para bajar de peso?

    Ya sea en polvo o en pastillas puedes ingerir una dosis de 3 gramos de espirulina antes de las comidas. Al tener un efecto que causa sensación de saciedad hará que comas menos por tener menos apetito. Esta alga posee mucha fibra y casi nula cantidad de calorías.

    Ayuda también a acelerar el metabolismo, pero por supuesto debe ir acompañada de una dieta de adelgazamiento apropiada indicada por un nutricionista.

    De más, está decir, que hablamos de un complemento o ayuda y no de un polvo mágico. Y, aunque es un alimento natural, no se debe abusar de su uso.

    Puede ser que los primeros días genere cierto dolor de cabeza hasta que se produzca el acostumbramiento.

  7. ¿La espirulina tiene calorías?

    La espirulina tiene calorías, 290 cada 100 gramos. Sin embargo, se considera un alimento de “calorías negativas”, es decir, que se gastan más calorías en el proceso de digestión que lo que finalmente queda en el organismo.

    Además, a diferencia de otros alimentos con también alto valor nutricional, resulta baja en grasas saturadas.

  8. ¿Pueden consumir espirulina las personas diabéticas?

    Sí, es más, la espirulina les ayudará a estabilizar los niveles de sangre. Los azúcares que trae no necesitan de insulina para llegar a las células. Por otra parte contiene cistina, un aminoácido que mantiene estabiliza los niveles de glucosa en la sangre y por eso mantiene al páncreas saludable.

    También la espirulina regula el metabolismo de los hidratos de carbono y la fenilalanina es muy beneficiosa en dietas ya que controla el apetito otorgando sensación de saciedad.

    Es decir, si bien la espirulina no cura la diabetes, le otorga una mejor calidad de vida a las personas que la padecen.

Compartir este articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Laura Lopez

Me licencié en nutrición en Barcelona. Me encanta hablar de la comida y de cómo afecta nuestro cuerpo y nuestro bienestar. Me fascina encontrar nuevos hábitos saludables para compartir.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Articulos relacionados