Asi Mejor

Semillas de amapola – Protege tu corazón + 7 Beneficios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Las semillas son alimentos cuya importancia se reconoce cada vez más. Especialmente, en las dietas veganas se usan muchas de ellas para suplir la carencia de proteínas animales, combinadas con otros alimentos que también contienen aminoácidos esenciales para el organismo.

Algunas de las más populares, y que han ganado protagonismo en la cocina, son las semillas de amapolas. Estas tienen un montón de propiedades y beneficios que no querrás perderte de ahora en adelante.

En este artículo, analizaremos las bondades de estas semillas y te diremos cómo agregarlas en algunas recetas. Sin embargo, primero queremos comentar un poco acerca de su origen y de dónde se obtienen.

Las semillas de amapola se obtienen de lo interno de la cápsula de la amapola. Su nombre científico es Papaver rhoeas y su origen no está claro. Se cultiva por grandes cantidades en el Norte de África y algunas zonas de Asia. En el Norte de África se le da un uso poco común, pero que es bastante extendido en la zona. Se elaboran cosméticos de diversos tipos.

Esta especie es una planta que contiene en su savia, pétalos y cápsula un alcaloide conocido como rhoeadina que brinda efectos sedantes, que no debe confundirse con el opio que produce otra especie llamada Papaver somniferum.

Las semillas de amapola se han utilizado desde hace siglos. Hoy en día, es común su consumo en infusiones y recetas de panadería. Ellas le dan un delicioso sabor que resalta en cualquier preparación.

Además, contienen numerosos nutrientes como fibra, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Esto las hacen una excelente fuente de energía y nutrición. Quédate leyendo para que conozcas todos los beneficios y propiedades que las semillas de amapola le pueden aportar a tu dieta, siempre con el objetivo de crear balance entre toda la gama de alimentos que consumes.

Los beneficios y propiedades de las semillas de amapola

Como ya te hemos mencionado, las semillas de amapola contienen una gran cantidad de nutrientes, por eso sus propiedades y beneficios son reconocidos en el mundo. En este sentido, es un alimento aprobado por la OMS para crear una dieta balanceada. Una de las propiedades que las hacen más populares es su contenido en proteínas (18 gr.) que es más alto que el de otras semillas y poseen todos los aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita.

Además, contienen fibra (20 gr.); un alto porcentaje de grasas saturadas, poliinsaturadas y monoinsaturadas; vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina E; minerales como el calcio (1400 mg.), el magnesio (347 mg.) y hierro (9,8 mg.).

Su alto contenido en ácidos grasos de todos los grupos las hacen un alimento bastante energético, cualidad no contrarrestada por las propiedades levemente sedantes, ya que no es en niveles que se puedan considerar elevados, en lo absoluto. En consecuencia, su efecto analgésico también es ligero, por lo que no debe ser un tratamiento central o principal para el dolor.

Todas estas increíbles propiedades de las semillas de amapola, desencadenan una serie de beneficios que, a continuación, detallaremos para que puedas aprovecharlos al máximo:

Protegen el corazón

Uno de los beneficios más importantes de las semillas de amapola es este. Su alto contenido de grasas insaturadas contribuyen con la buena salud del corazón, siempre y cuando formen parte de una dieta equilibrada. Si bien es cierto que las grasas buenas son bastante calóricas, también es cierto que incluirlas es esencial y deben estar presentes a diario.

Las semillas de amapola son una de las tantas fuentes de ácidos grasos insaturados (AGI), pero que para no excederse en su consumo se pueden mezclar o intercalar con otros alimentos que los contengan, como algunos pescados, el aguacate o las nueces.

el corazon

Los AGI propician la disminución del colesterol malo y la potenciación del colesterol bueno, lo cual evita las comunes afecciones cardiovasculares en millones de personas en el mundo. Además, reduce la inflamación en el organismo y evita la formación de placa en las paredes de las arterias (producidas por las grasas trans y saturadas).

Como ves, las semillas de amapolas pueden llegar a convertirse en verdaderas protectoras del corazón, haciéndolo fuerte y alejando los efectos negativos que lo hacen sufrir comúnmente. Recordemos que el corazón es uno de los órganos más afectados por los malos hábitos alimenticios, entre ellos exagerar el consumo de grasas trans y saturadas. Lo mejor es elegir las grasas insaturadas como las que están presentes en estas semillas.

Mejoran la digestión

Por lo general, cuando sufrimos de afecciones en el tránsito intestinal como el estreñimiento, solemos buscar alimentos típicamente altos en fibras como ciertos vegetales y cereales. No obstante, ya sabemos que en la variedad está el gusto, y también la salud.

Si estás llevando una dieta rica en fibra para combatir el estreñimiento, ayudarte en la pérdida de peso o eliminar cualquier malestar estomacal, no es para nada mala idea incluir semillas de amapola algunos días de la semana. Su contenido en fibra te va ayudar en estos objetivos y así puedes variar los alimentos.

digestion-de-estomago

Recuerda que el consumo excesivo de un solo tipo de alimento es perjudicial para la salud. Siempre y cuando consumas variados y suministres diariamente lo que tu cuerpo necesita para estar en perfecto estado de salud, es signo de que vas por muy buen camino. Así que, incluye las semillas de amapola como alimento alternativo para mejorar tu tránsito intestinal.

Fortalecen los huesos

La osteoporosis es una enfermedad peligrosa que se desarrolla tanto en hombre como en mujeres, pero especialmente las mujeres postmenopáusicas presentan un mayor riesgo de sufrirla.

Como sabrás, el hueso es un tejido orgánico que se renueva de manera constante. El proceso que se da en la osteoporosis es que se ralentiza la reconstrucción del hueso nuevo, respecto a la descomposición del hueso viejo. Una dieta saludable rica en minerales como el calcio, el manganeso, el fósforo y el cobre son esenciales para su prevención.

fortalecer huesos

Las semillas de amapola contienen niveles aceptables de calcio y fósforo que contribuyen con la remineralización de los huesos. En 100 gramos se ingiere el 144% de calcio y 87% de fósforo recomendado diario para un adulto. Esto indica que son buenas aliadas para el fortalecimiento de los huesos.

Por otra parte, el manganeso y el cobre, también nos pueden ayudar a consolidar una buena salud ósea. El manganeso ayuda al organismo a generar las enzimas necesarias para la producción de los huesos y el cobre interviene en la conexión de tejidos. 100 gramos de semillas de amapola aportan 344% del valor recomendado diario de manganeso y el 81% de cobre.

Aunque no es de sus beneficios más conocidos, las semillas de amapola pueden ayudar mucho, como hemos visto, especialmente, a adultos mayores que comienzan a presentar osteoporosis y también a adultos jóvenes a prevenir esta común enfermedad.

Facilitan la relajación y el sueño

Las semillas de amapola, especialmente cuando se usan en infusiones, pueden crear un ligero efecto sedante que nos ayuda a sobrellevar el estrés y a conciliar el sueño más fácilmente. Esto se debe a su contenido de un alcaloide opiáceo muy útil para esos objetivos.

mujer sonriendo

Las infusiones se pueden preparar, para efecto más intenso, con otras plantas como el tilo, la valeriana o la manzanilla. De ahí se puede obtener un cóctel del sueño y la relajación que te ayudarán mucho a equilibrar tu sistema nervioso parasimpático que, entre otras cosas, se encarga de estimular la actividad digestiva y el placer sexual, así coo disminuir el ritmo cardíaco. Todas actividades del cuerpo que solo pueden estar en equilibrio cuando hay relajación.

Hoy más que nunca necesitamos apoyo para el sistema nervioso, que suele verse afectado por la ansiedad y el estrés del día a día. Las semillas de amapolas nos pueden ayudar en esta tarea de mantener las tensiones a raya. Sin embargo, no debe asumirse como un tratamiento para estos padecimiento, sino simplemente como un apoyo para casos que no requieran intervención médico y/o farmacológica.

Disminuyen los dolores

Nuevamente, el calcio y el fósforo de las semillas de amapola aportan increíbles beneficios para el cuerpo. Al contribuir con el fortalecimiento de los huesos, evita que se sufran molestias en este sistema del organismo.

Por otra parte, el magnesio y el potasio alejan los dolores musculares y calambres, por lo que pudiera ser efectivo en algunas afecciones como la fibromialgia, así como molestias ocasionadas por la actividad física. Por eso, las semillas de amapola pueden ser grandes aliadas de los deportistas.

envejecimiento hombre

Recuerda que no debes considerar ningún alimento o remedio natural como un fármaco. Las semillas de amapola te pueden servir como apoyo o complemento para tratamientos médicos farmacológicos, en el caso de presentar dolores intensos por alguna condición física o enfermedad. Y, en este caso, siempre debes consultar al médico para que apruebe el consumo de cualquier alimento o remedio natural.

Regulan el sistema inmunológico

Las semillas de amapola tienen propiedades que fortalecen el sistema inmunológico. Contiene zinc, que es un mineral esencial para el buen funcionamiento de las defensas del organismo, lo ayuda a combatir virus y bacterias. 100 gramos de semillas de amapola aportan 53% del requerimiento diario de zinc.

sistema immunologico

Por otro lado, el selenio también ayuda al sistema inmunológico y su consumo puede prevenir algunos tipos de cáncer. Es un protector natural contra los radicales libres y el estrés oxidativo. 100 gramos de semillas de amapola aportan el 19% del selenio requerido en la dieta diaria.

Además, los ácidos grasos esenciales como las grasas insaturadas son determinantes para la función inmune del cuerpo, así lo han comprobado estudios aplicados en animales. Las semillas de amapola son ricas en estos AGI, como el omega 6 y el omega 9.

Previenen las anemias

Los pacientes con anemia requieren una dieta basada en aumentar el consumo de hierro, acompañado de ácido fólico y vitamina C para ayudar a absorberlo, ambas vitaminas también presentes en las semillas de amapola. Estas pueden aportar una cantidad considerable de hierro, 100 gramos significan 54% del requerimiento diario para un adulto, 2% de vitamina C y 21% de vitamina B9 (ácido fólico).

mujer con flores

Se pueden combinar las semillas de amapola con otros alimentos ricos en hierro, para hacer la dieta más variada. Sin embargo, en condiciones de salud como la anemia el seguimiento médico y de un profesional de nutrición son esenciales para su tratamiento. No se debe consumir ningún alimento a la ligera solo porque contengan hierro, se deben tener claras las cantidades y la suplementación que acompaña a la dieta.

Otros beneficios conocidos de las semillas de amapola: antitusígeno para resfriados, afecciones de la piel, síndrome premenstrual, enfermedades inflamatorias. Además, son muy útiles y funcionales para una dieta vegana, así como para deportistas.

La forma más común de incluirlas es como complementos en preparaciones, porque no es un ingrediente esencial. Sin embargo, aporta un buen sabor a las comidas, además de sus propiedades nutricionales. Agregar las cantidades adecuadas puede ser muy beneficioso para la salud general de nuestro cuerpo.

A continuación, veremos cómo se pueden consumir las semillas de amapola y en qué cantidades. Adicionalmente, incluiremos dos recetas deliciosas y nutritivas de fácil preparación en casa y que se pueden disfrutar en familia.

¿Cómo comer las semillas de amapola?

La cantidad de semillas de amapola que se consume, en realidad, es poca. Debido a que se agrega para adornar y cerrar con broche de oro el aporte nutritivo de los platillos, no supera la cucharada al día.

Por eso, la clave de consumir semillas es poner atención a los demás ingredientes que sí son dominantes en la preparación y establecer un equilibrio entre todos los macro y micronutrientes. Nunca, las semillas (de ninguna clase) pueden considerarse un alimento completo que debe predominar en las comidas; debe verse como ese complemento nutritivo extra que le da energía y contribuye con la salud del cuerpo.

Las semillas de amapola se comen, preferiblemente, crudas. No obstante, también se pueden tostar y cocinar sin que represente un problema. Solo hay que tener en cuenta que al cocinarse pueden perder parte de sus nutrientes, como las vitaminas y minerales.

Este es un alimento bastante versátil por lo que se puede incluir en diversas recetas. Suelen estar presentes en productos de panadería, así como en ensaladas, cremas y batidos. Tiene un sabor muy parecido a las nueces, con notas frutales, por lo que le dan un sabor interesante a los platos.

Te dejamos en el siguiente apartado dos recetas deliciosas en las que puedes agregar semillas de amapola, te aseguramos que te van a gustar.

Pan de limón con semillas de amapola

Ingredientes:

225 gr. de harina para todo uso
175 gr de mantequilla
175 gr. de leche
Una cdita. polvo para hornear o levadura
200 gr. de azúcar
3 huevos
Ralladura de medio limón
Zumo de un limón
3 cdas. de semillas de amapola
Media cdita. de sal

El pan de limón es de textura suave y húmeda con un sabor delicioso, las semillas de amapola le dan un toque muy especial también.

Preparación:

En primer lugar, debes engrasar el molde con mantequilla o colocar papel encerado (de horno) para no tener problemas al final cuando vayas a sacar el pan.

Tamizar la harina y colocar en un recipiente junto otros ingredientes sólidos, en este caso, la sal y el polvo para hornear.

Posteriormente, batir la mantequilla con el azúcar en una batidora o ayudante de cocina hasta obtener una mezcla homogénea. Es el momento de añadir los huevos, la ralladura de limón, las semillas de amapola y el zumo de limón.

Luego, mezclar la mitad de la harina y la leche en un recipiente e integrar con la mezcla anterior, hacer lo mismo con la otra mitad, batir y luego añadir a la mezcla anterior.

En el último paso, hornear a 160º durante una hora (el horno debe estar previamente calentado a una temperatura de 180º, bajarla cuando se vaya a hornear el pan).

Smoothie de plátano con semillas de amapola

Es un smoothie muy saludable, pero repleto de nutrientes que te brindarán la energía necesaria para enfrentar tu día desde muy temprano.

Ingredientes:

2 plátanos (bananas) congelados
4 cucharadas de cacao (Puedes sustituir por fresas)
2 cucharadas de semillas de amapola
3 cucharadas de mantequilla de cacahuates (maní)
4 dátiles sin hueso
2 tazas de leche de almendra o leche vegetal de preferencia

Preparación:

Si no tienes los plátanos congelados, pueden utilizar hielo. Cortalo en rodajas y colócalas en la licuadora o batidora. Añade el resto de los ingredientes, pero reservando una cucharada de semillas de amapola para decorar, licúa hasta que quede homogéneo, con consistencia de un batido. Luego, decora, sirve y disfruta de esta delicia.

Comparación entre semillas de amapola y semillas de chía

En cuanto a apariencia, ambas semillas son muy parecidas en tamaño y color. Además, sus minerales y vitaminas también coinciden, sin embargo, las semillas de chía contienen más vitaminas del grupo B.

Las semillas de chía es el tercer alimento vegetal existente con más omega 3, las semillas de amapola no se le igualan en cantidad de este ácido graso esencial, pero incluye omega 6 y 9, por lo que tiene más grasas insaturadas. Ambas son proteicas en niveles similares, aunque las semillas de amapola ganan por poco.

En cuanto a su sabor, son muy similares, ambas saben ligeramente a nueces, aportando ese toque interesante a las preparaciones. Su consumo debe hacerse de forma similar y no excederse de las cantidad, un par de cucharadas máximo al día. Ambas se agregan a los mismos platos como smoothies, ensaladas, cremas, yogures y alimentos de panadería.

Las contraindicaciones de las semillas de amapola

El consumo de semillas de amapola no presentan mayores riesgos, pero su consumo debe ser moderado, como sucede con cualquier otro alimento. Tiene apenas algunas contraindicaciones que pueden ser las mismas de muchos otros.

No suele haber reacciones alérgicas a semillas de amapola, pero puede ser algo que ocurra. Las personas que son alérgicas al centeno, la avellana y/o el trigo sarraceno pueden desarrollar alergias a estas semillas.

Está contraindicado también para las embarazadas, porque aunque su concentración en alcaloides es baja, es preferible no arriesgarse. De igual forma, las mujeres que estén en período de lactancia, deben evitarlas. Ambas etapas son muy delicadas y lo más importante es preservar la salud tanto de la madre como del bebé. Y siempre se debe consultar al médico ante la intención de cambiar la dieta o agregar alimentos nuevos.

De igual manera, se debe tener cuidado con la preparación de infusiones, pues se pueden desprender los alcaloides y causar efectos secundarios. Lo mejor es conocer bien el origen de las semillas y de qué tipo de planta de amapola proviene. Recordemos que hay una variedad que tiene más opiáceos como la morfina.

Conclusiones

Las semillas de amapola le brindan nutrición extra a las preparaciones. Es un alimento energético y nutritivo por los minerales, vitaminas, ácidos grasos, fibra y proteínas que contiene.

Las semillas se obtienen de la cápsula de la flor de amapola, son de tamaño pequeño y de color oscuro. Su sabor es parecido al de las nueces y se usa frecuentemente para aderezar los alimentos de panadería. No obstante, también se pueden agregar a ensaladas, cremas, smoothies y yogures.

semillas de amapola

Es un alimento versátil que viene bien en cualquier preparación que se use. Sin embargo, nunca protagoniza los platillos, pues no es un ingrediente esencial y se puede reemplazar por otras semillas. Estas suelen convertirse en complementos de las preparaciones, por lo que se asumen como un extra.

Las semillas de amapola presentan muchas propiedades y beneficios para la salud, como mejorar la digestión, proteger el corazón, mejorar la salud de los huesos, fortalecer el sistema inmune, entre otras. Si se sabe combinar con los alimentos adecuados, en una dieta balanceada, pueden hacer maravillas en el organismo.

Tiene pocas contraindicaciones y tiene características similares a otras semillas como la chía. Ambas cumplen la misma función en las recetas y pueden ser perfectamente consumidas por personas con dietas veganas.

Preguntas Frecuentes

¿Las semillas de amapola son altas en proteínas?

Tienen una cantidad considerable para ser un alimento de origen vegetal, sin embargo, no aporta la cantidad suficiente respecto al requerimiento diario en un adulto, por lo que deberá mezclarse con otros alimentos proteicos y así obtener el porcentaje correcto de aminoácidos esenciales para el cuerpo.

¿Las semillas de amapola son altas en fibra?

No lo suficiente. En 100 gramos de semillas de amapola podemos encontrar 76% del requerimiento diario, cantidad que no se debe consumir en un solo día. Lo ideal, si sufres de alguna afección intestinal como el estreñimiento, es que las semillas de amapola se combinen con otros alimentos ricos en fibra como los vegetales, las frutas, el salvado de trigo o la avena.

¿Cómo consumir las semillas de amapola?

No deberás excederte de un par de cucharadas diarias y puedes agregarlas a tus preparaciones favoritas como tortas, panes, bollos, ensaladas, batidos, yogures y cremas. Recuerda que en la moderación y la sabiduría al combinar los alimentos está el secreto para la buena salud. No porque un alimento sea bueno, debes exagerar en su consumo.

¿Dónde comprar las semillas de amapola?

Puedes conseguirlas en mercados populares que venden a granel, en tiendas ecológicas, tiendas naturistas y en tiendas online tales como Amazon. Hoy en día el acceso a los alimentos es más fácil que nunca, pero recuerda estar atento a la procedencia de estas semillas.

¿Si consumo semillas de amapola puedo salir positivo en pruebas toxicológicas?

Si consumes la variedad de semillas de amapola correcta, los niveles de alcaloides serán muy bajos para una prueba toxicológica. Sin embargo,podría ocurrir que el nivel de detección del examen que te realices tenga un umbral bajo y salgas positivo, pero la mayoría de las pruebas actuales ha previsto esto. Para prevenir, lo mejor es evitar su consumo los días previos a la aplicación de esta prueba.

¿Puedo consumir semillas de amapola si estoy a dieta?

Sí, ya que son bajas en calorías y aportan fibra. No obstante, si te excedes en su consumo, esto podría causar efectos negativos para tu salud. También ten en cuenta que no es un alimento milagroso ni te hará bajar de peso por sí solo, debes usarlo de manera correcta para aprovechar, sobre todo, sus nutrientes.

Si estás en plan de pérdida de peso estricto, te recomendamos consumir con moderación y combinarlas con alimentos poco calóricos y de mucha calidad nutricional. De igual forma, consultar con un profesional de la nutrición es lo más recomendable en estos casos para que puedas acceder a una dieta mucho más balanceada.

¿La infusión de semillas de amapola me relaja?

Sus efectos sedantes son ligeros, pero pueden ayudarte a conciliar el sueño y sentirte tranquilo si lo mezclas con plantas como la manzanilla, el tilo o la valeriana. Debes tener en cuenta que no funciona como un somnífero, ni mucho menos, así que es solo para contribuir a que puedas estar un poco más relajado de lo normal. Consúmelo, preferiblemente, en las noches para que disfrutes de sus efectos mientras duermes.

SOBRE EL AUTOR
Hola, soy María Vera, licenciada en letras y en educación de la Universidad del Zulia y la URBE. Me encanta leer, escribir, ver cine y disfrutar con los que amo. Me apasiona la comunicación en todas sus formas. Mi objetivo cuando escribo es aportar mucho valor a los lectores, para que puedan tomar las mejores decisiones de acuerdo a su salud y bienestar. La alimentación es vital para ser productivos y lograr el éxito, por lo que mis contenidos siempre apuntarán a recomendar lo mejor en esta área de la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *