Asi Mejor

La Acerola – 17 beneficios saludables para añadirla a tu dieta

Acerola-foto-principal

La acerola es el fruto de un arbusto que crece originalmente en América Central, Antillas y zonas húmedas y tropicales de América del Sur. Sin embargo, el arbusto también se ha incorporado en zonas tropicales de Asia y África.

Se la conoce también con otros nombres como “cerecita”, “acerolo”, “cereza de Barbados”, “manzanita” o “semeruco”.

Su nombre científico es Malpighia emarginata y su sabor un tanto ácido o agridulce hace que se la coma únicamente cuando está bien madura.

Es un fruto carnoso, de color rojizo, y de tamaño similar a una cereza, pero a diferencia de ésta en su interior encontramos gajos y 3 carozos pequeños y pegados.

Es el fruto que más vitamina C tiene, incluso más que la naranja o el kiwi, además de otras vitaminas como la A, B1 y B6.

De ella provienen antioxidantes como carotenoides, taninos y fenoles. También minerales esenciales como calcio, magnesio, fósforo, potasio y hierro.

Todo esto le valió la introducción a la famosa categoría de “superalimento”, que define a aquellos alimentos que reúnen tantas proteínas, vitaminas, minerales, antioxidantes, etc., que parecen un suplemento creado a medida.

Aunque los cierto es que no podremos vivir sólo de acerolas, se trata de una fruta muy saludable que puede incluirse en dietas y que da por tierra cualquier argumento sobre la necesidad de un suplemento de Vitamina C, pues sólo 1 cubre la necesidad diaria del cuerpo humano.

Los grandes países productores de acerola son Brasil y Puerto Rico que comercializan hacia América del Sur; sin embargo, en los últimos años se ha difundido su consumo por lugares de Europa y América del Norte y el arbusto de donde sale la fruta se ha introducido en varias otras zonas.

Su comercialización no sólo se da en su forma natural de fruta, también se vende como mermelada, jugos, suplementos y demás.

Los beneficios y propiedades de la acerola

Muchos de los beneficios que encontraremos en la acerola provienen del hecho de que esta fruta de 1 a 2 cm de diámetro y de 20 gramos de peso, posee más vitamina C que cualquier otra fruta y también que cualquier otro alimento según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. No sólo es un buen energizante que te quita la fatiga, y te cuida de los resfríos, sino que tiene muchas otras propiedades que aquí te contaremos.

La acerola es una gran fuente natural de vitamina C

Esta fruta contiene entre 1500 y 4500 mg de vitamina C por cada 100 gramos, lo que comparativamente la convierte en una fuente de esta vitamina mayor a lo que es su prima la naranja o el limón (que se encuentran entre 50 y 100 mg más abajo).

Esto derriba esa vieja creencia popular que no hay mejor fuente de vitamina C que la naranja.

acerola-fruta

¿Por qué es tan importante esta vitamina?: entre otras cosas la vitamina C se utiliza para desarrollar y reparar tejidos del cuerpo, con lo cual es muy importante para personas en etapa de crecimiento o las que han sufrido lesiones.

Es también un importante antioxidante, que bloquea el daño que causan los radicales libres y que producen el envejecimiento de las células. Los radicales libres se liberan al ingerir alimentos, estar expuestos al tabaco o a la radiación; tienen efectos comprobados en el surgimiento del cáncer, enfermedades coronarias, y otro tipo de enfermedades.

La vitamina C es también reconocida en su acción para prevenir los resfríos y virus típicos de la época invernal.

Para proteger sus sistemas inmunes muchas personas toman suplementos que incluyen vitamina C; sin embargo, con la acerola tendríamos este cupo ampliamente cubierto.

Tiene también poder antihistamínico, lo que juega un papel importante para combatir los efectos de las alergias.

Actúa como Protector Solar

Al tener tal cantidad de vitamina C, la acerola se comporta como un protector solar biológico, porque reduce el daño de los rayos del sol sobre el ADN celular de la piel.

hombre estirando

Es regeneradora de células y bloquea la producción de melanina, así, mejora el estado de la piel sana.

Es un Protector Cardiovascular

Por su acción antioxidante protege los vasos sanguíneos y mantiene su elasticidad, por lo tanto, es recomendable para personas con colesterol malo e hipertensión. A su vez contiene el mineral Potasio, un vasodilatador que beneficia el flujo de la sangre: esto ayuda a disminuir la presión arterial y reducir el estrés en el sistema cardiovascular.

el corazon

Previene por lo tanto enfermedades como la arterioesclerosis, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares.

Además, la acerola disminuye los triglicéridos, y el colesterol malo.

Colabora con la formación del Colágeno

La acerola y su compuesto de vitamina C intervienen en la síntesis de esta proteína qué es útil para formar piel, encías, huesos y cartílagos y también para reparar dientes, huesos o tejidos rotos.

Al colaborar con la formación de colágeno ayuda a tener una piel elástica e hidratada, devolviéndole su brillo y evitando las arrugas e imperfecciones.

Reduce la Inflamación

Debido a las antocianinas (pigmentos hidrosolubles que le otorgan el color rojo) que tienen efecto antiinflamatorio, la acerola ayuda a reducir los dolores de migraña, los dolores de herpes y las inflamaciones rojizas alrededor de ellos, así como también las mucosidades y otro tipo de inflamaciones respiratorias.

mujer con flores

Mejora la Vista

Por ser rica en carotenoides como la luteína, el betacaroteno, y la betacroptosantina, la acerola tiene efectos beneficiosos en la vista y también mejora la visión nocturna, evitando o reduciendo los efectos de enfermedades como cataratas, retinitis pigmentosa, o maculopatías.

envejecimiento hombre

Reduce la Presión Arterial y es Diurética

Algunas investigaciones han demostrado que la Vitamina C puede actuar como un diurético y hacer que los riñones eliminen más sodio y agua del cuerpo, con lo cual relaja la presión de los vasos sanguíneos.

Favorece la absorción de hierro

La acerola mejora los niveles séricos del hierro, por lo cual es buena para personas anémicas que sufren la falta de éste. La vitamina C favorece la absorción de este mineral a nivel gastrointestinal y permite que se movilice mejor desde los depósitos.

Ayuda a procesar mejor el azúcar

Por eso es recomendable para personas que padecen diabetes tipo 2, porque los polifenoles antioxidantes que contiene absorben los azúcares de las comidas y hacen que la glucemia sea mejor al disminuir la glucosa en el torrente sanguíneo.

frutas acidas

Esta maravillosa fruta ayuda a prevenir picos y caídas en los niveles de azúcar en la sangre que pueden ser peligrosos.

Alivia los síntomas de la Menopausia

La vitamina C junto con los bioflavonoides ayuda a combatir los síntomas de la menopausia al producir estrógenos que alivianan los bochornos, el cansancio, los dolores y demás trastornos que trae consigo la etapa de la menopausia en las mujeres.

Combate el estrés

La acerola contribuye a la producción de hormonas anti-stress como la melatonina, hormona importante para tener ciclos de sueño regulares. Además, el colágeno que contribuye a formar gracias a la Vitamina C es importante para la glándula que segrega adrenalina.

fortalecer huesos

Por tanto, la acerola es buena para personas que padecen estrés, depresión, insomnio y enfermedades derivadas de ésta, como la anorexia.

Es útil en Dietas

Se puede utilizar en dietas ya que es un fruto sin grasas y bajo en calorías: 32 calorías cada 100 gramos. Es capaz de acelerar la taza de metabolismo que ayuda a quemar calorías adicionales. Además, la vitamina C funciona como agente diurético y por tanto es útil ante la retención de líquidos.

la dieta mediterranea

Es un Remedio para la Caída del Cabello

Los flavonoides y carotenoides son útiles para para la regeneración celular del cabello. Además, hidrata y deja el pelo sano y brillante. Existen productos capilares que utilizan acerola como componente.

mujer rubia

Mejora el funcionamiento del Sistema Inmunológico

Gracias a los altos niveles de vitamina A y vitamina C que posee esta fruta, se estimula la producción de glóbulos blancos que destruyen los microrganismos que ingresan al cuerpo y que son los responsables de causar enfermedades.

sistema immunologico

Es común utilizar suplementos de vitamina C para evitar gripes y resfríos, pero también para recuperarnos más rápido de algunas enfermedades. Sin embargo, comiendo acerola tenemos vitamina C en cantidad suficiente.

Cuidado de la Piel

Los antioxidantes presentes en la acerola y la vitamina C, que también tiene efecto antioxidante, previenen la acción de los radicales libres que dañan las células de la piel y producen manchas y arrugas. Además, los componentes de la acerola aumentan la producción de elastina, y dan brillo y tonalidad a la piel gracias a los nutrientes que hidratan la piel.

piel y dientes saludables

A su vez, la vitamina A nutre, protege del sol y promueve la cicatrización de heridas.

Combate el Cáncer

Los compuesto Bioflavonoides tienen propiedades antioxidantes que actúan sobre los radicales libres que producen daños y cambios sobre el ADN y provocan mutaciones celulares que causan enfermedades como el cáncer. Se ha encontrado en diversos estudios que la acerola parece ser beneficiosa en cuanto a la retracción del cáncer de pulmón, por ejemplo.

cancer metastasis

Contiene Minerales Esenciales

En esta fruta están presentes minerales tales como hierro, calcio, fósforo, magnesio, potasio y sodio, indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

Valor nutricional en la acerola y todas sus vitaminas y minerales

Decimos que la acerola es una fruta altamente nutritiva que posee Vitamina C y varios otras vitaminas además de minerales esenciales. Veamos aquí qué vitaminas y minerales obtendremos de ella cada 100 gramos.

Valores cada 100 gramos

Calorías: 36
Carbohidratos: 9
Grasas: 0,1
Fibra: 1,9
Proteínas: 0,7
Vitamina A: 0,03 mg
Vitamina B1: 0,03 mg
Vitamina B2: 0,04 mg
Vitamina B3: 0,3 mg
Vitamina B12: 0 mg
Vitamina C: 1600
Calcio: 11 mg
Fósforo: 18 mg
Hierro: 0,5 mg
Magnesio: 0 mg
Potasio: 130 mg
Sodio: 7 mg

Cómo comer acerola

La acerola es una fruta y como tal puede comerse sola o podemos agregarla a alguna preparación. Como fruta es un poco ácida, por lo que solemos comerla bastante madura o bien agregándole azúcar.

Algo interesante de la acerola es que queda inutilizable en 4 o 5 días después de cosechada, es decir, fermentan muy rápido. Y si se congelan, se deshacen al descongelarlas, por lo que se suelen usar para zumos o mermeladas.

Veamos algunas recetas para empezar a incorporar este preciado alimento:

Batido de acerola

Ingredientes:
2 cucharadas de helado
1 taza de leche
1 vaso de acerolas
1 cucharada de azúcar

Primero debes lavar bien las acerolas y quitarles los cabitos y carozos.

Luego debes licuar las acerolas con el azúcar y la leche. Por último, agregar las cucharadas de helado y revolver. Si quieres puedes agregarle hielo.

Crumble de Acerola

Una taza grande de acerolas
50 gramos de azúcar
1 cucharita de postre de canela en polvo
Medio vaso de agua
100 gramos de manteca
140 gramos de harina blanca
50 gramos de azúcar morena

Lo primero que vamos a hacer es lavar bien las acerolas y luego cortarlas al medio para quitarle el carozo. Las vamos depositando en un bol con agua. Cuando estén todas allí sacamos parte del agua y dejamos sólo un poquito, algo así como medio vaso en total y vamos a pasar todo a una ollita. Le agregamos 50 gramos de azúcar (blanca o morena, la que gustes) y la cucharadita de canela.

Ponemos esto a fuego lento para que se ablanden las acerolas, y vamos removiendo de tanto en tanto.

Mientras tanto, agarramos la manteca y la cortamos en cubitos, y así como está la metemos entre la harina y el azúcar moreno y mezclamos. Y con los dedos vamos mezclando y deshaciendo todo. Queda una especie de arenilla.

Ahora que tenemos las acerolas blandas las sacamos del fuego y en una fuente vamos mezclando las dos preparaciones y nos van a quedar en la fuente como un pastel. Lo llevamos al horno unos 50 minutos y ¡Listo!

Hay que dejarlo enfriar porque se come en frío. Te queda un riquísimo crumble para comer de postre o merendar.

Compota de Acerola

500 gramos de acerola
100 gramos de azúcar
200 mil de agua
Jugo de limón

Vamos a lavar las acerolas, quitarles el cabito y cortarlas para sacarles los carocitos. Luego las ponemos en una cacerola pequeña con el agua, el azúcar y un poco de jugo de limón. Hervir por unos 30 minutos revolviendo de tanto en tanto.

Quitar del fuego, cambiar a un bol de vidrio y conservar en la heladera.

¿Cuánta acerola es recomendable tomar al día?

La acerola es una fruta que posee 20 veces más vitamina C que una naranja. Sabemos que la vitamina C es una de esas vitaminas esenciales y con sólo una acerola al día estaría cubierta la cuota necesaria para el cuerpo humano que es de 60 mg. Digamos que en 100 gramos de acerola tenemos entre 1000 y 2000 mg de vitamina C.

acerola-cherry

Si hablamos de zumo de acerola se recomienda beber entre 50 y 100 ml al día.

Sería difícil excederse en el consumo de acerola, pues hay personas que ingirieron mucha más vitamina C por día que lo que traen 100 gramos de acerola y no han tenido problemas. Sin embargo, el equilibrio es la base de todo, y a continuación veremos qué contraindicaciones podría tener.

Las contraindicaciones de la acerola

Si bien la acerola no tiene grandes contraindicaciones sabemos que ningún exceso es bueno, con ningún alimento, y la acerola no escapa a esta regla.

La acerola es de alto contenido en vitamina C, también conocida como ácido ascórbico; por cada 100 gramos estamos consumiendo unos 1600 mg de esta vitamina y su ingesta en exceso podría traer algunas consecuencias no deseadas.

Se aconseja que una persona adulta consuma entre 60 y 100 mg al día. Es decir que con unos 6 gramos de acerola estaríamos bien. Pero esto no significa que vaya a tener un exceso por consumir de más.

Un exceso de vitamina C es poco común, ya que el cuerpo no la asimila fácilmente, la eliminamos por orina.

Pero si surgieran problemas serían los siguientes:

La Vitamina C es hidrosoluble, es decir que se va por la orina, y es así como personas que han ingerido unos 5000 mg al día no han tenido problemas. Pero se debe tener cuidado, ya que al filtrarse al riñón, podrían formarse cálculos renales. Por tanto, las personas que ya presentan problemas de riñón deberían tener especial cuidado.

Problemas gastrointestinales: como náuseas, dolor de estómago o diarrea. Pueden aparecer si se comen más de 2 gramos de acerola al día.

Puede aparecer en raras ocasiones Hemolisis, que es una intoxicación de hierro que se da cuando este mineral se absorbe en exceso.

acerola-propiedades

Si una persona con diabetes va a consumir acerola debe consultarlo con su médico ya que algunas medicinas contra la diabetes pueden ver disminuida su efectividad.

También se desaconseja junto con medicamentos que contengan aluminio, puesto que la vitamina c permite absorber mejor el aluminio y podría haber intoxicación dado que en ciertas cantidades el aluminio llega a ser tóxico.

Algunas personas han experimentado migrañas u otras alteraciones del sistema nervioso, consumiendo una dosis mayor a 6 gramos por día. Si notas mareos, nauseas, o fatiga, consulta con un médico antes de seguir consumiendo acerola.

En las mujeres embarazadas se desaconseja una ingesta superior a los 5000 mg diarios de vitamina C porque el bebé podría hacerse dependiente a esas cantidades de esta vitamina.

El consumirla entre 48 y 72 horas antes de una prueba de sangre en heces puede dar como resultado un falso negativo, como también una falsa baja en la prueba de glucosa oxidada. Así, es mejor prestar especial atención con su consumo en los días previos a pruebas médicas.

Comparación con otros superalimentos

Los “superalimentos” son un término utilizado para una categoría de alimentos, muy presente en el mundo editorial, que hace alusión a aquellos alimentos que concentran muchos nutrientes, antioxidantes, vitaminas y minerales.

La acerola parece ser el superalimento estrella de este 2020, ya que se trata de la fruta comestible con más aporte de vitamina C que se conoce, además de poseer entre sus propiedades una cantidad considerable de antioxidantes.

Por eso tiene grandes beneficios, como fortalecer el sistema inmune e impedir la entrada al organismo de virus y bacterias.

¿Qué otras frutas o frutos son superalimentos?

Naranja

La naranja es una de las principales frutas conocidas por la cantidad de vitamina C que contiene, sin embargo, tiene unas 20 veces menos que la acerola.

naranja

La naranja es además fuente de vitaminas A, B y G y contiene varios minerales como el ácido fólico, beta caroteno, calcio, cobre, fósforo, magnesio, potasio, y zinc; también tiene ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico.

Por su ácido cítrico es un alimento que depura y desinfecta. Tiene también una gran cantidad de fibra que aparece en la fruta en forma de pecticina, que ayuda al tránsito intestinal, a limpiar el organismo

Nueces

La nuez es un fruto seco, de los más reconocidos y valorados prioritariamente como superalimento.

Son ricas en Omega 3, aportan vitamina A, vitaminas del grupo B, E, grasas saludables y minerales como calcio y magnesio.

grapado de nueces pecan

Ayudan a bajar el colesterol malo y evitan enfermedades cardiovasculares.

Tiene bajo contenido de hidratos de carbono, por lo que resulta adecuada para los diabéticos.

Además, son buenas para el cerebro por el aporte de Omega 3, cuya deficiencia causa depresión e insomnio. Pero también ayudan al cerebro la vitamina B, el fósforo y la lecitina que previenen enfermedades neurodegenerativas y la pérdida de memoria.

Combaten la obesidad porque causan sensación de saciedad. Son una gran opción para comer como colación o agregar en ensaladas y otras comidas.

El calcio y el magnesio previenen la osteoporosis y ayudan a la recuperación de los huesos cuando sufren fracturas.

Aguacate

El aguacate es un fruto que también contiene gran cantidad de vitamina C, además de vitamina B5, B6, E y K, fibra, Omega 3, ácido fólico y potasio.

Por todo esto tiene grandes beneficios, entre ellos ayuda a reducir la presión arterial gracias al potasio, del cual tiene un 14%, más que una banana que se cree la fuente de potasio por excelencia y posee 10%.

Gracias al Omega 3 ayuda a reducir el colesterol malo y elevar el bueno. Tiene lo que llamamos “grasas saludables”.

aguacate

La fibra es fundamental contra el estreñimiento y el buen funcionamiento y depuración de los intestinos.

Contiene ácido fólico, fundamental para mujeres que planean embarazo o son gestantes, ya que ayuda a prevenir enfermedades congénitas del cerebro y la columna vertebral del bebé.

Por último, en 100 gramos de aguacate hay 10 mg de vitamina C, mucho menos que lo que nos provee la acerola, pero aún así tiene propiedades nada despreciables que combinadas con otros alimentos son esenciales para la dieta diaria.

Granada

Esta fruta de temporada, gran aliada de la comida mediterránea es otro de los llamados “superalimentos” que concentran una gran cantidad de propiedades.

Desde ya, es una gran fuente de vitamina C, B2, B9 y E.

También aporta minerales esenciales como el potasio, cobre, hierro, magnesio, selenio, zinc, y calcio.

Nos brinda además gran cantidad de antioxidantes como betacaroteno, flavonoides y polifenoles.

Gracias a los antioxidantes evita el envejecimiento prematuro de las células, al impedir el desarrollo de los radicales libres. De esta forma mantiene una piel saludable y cuida a nuestro organismo de enfermedades tales como las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Su alto contenido de potasio permite mantener riñones limpios y reducir la presión arterial.

Además, la granada reduce los niveles de colesterol malo gracias a los polifenoles.

Por último, hay estudios que le otorgan a esta fruta un alto poder afrodisíaco y sería útil ante la disfunción sexual.

Conclusión

Luego de años y años pensando que la única solución a la fatiga, sistemas inmunológicos débiles, o falta de algunos nutrientes era consumir suplementos, hemos arribado a la grandiosa noticia de que la mayoría de lo que necesitamos está simplemente en los alimentos.

Y mejor aún, que algunos de estos alimentos parecen ser una panacea, listos a brindarnos todo lo que necesitamos.

Este es el caso de la acerola, una pequeña fruta de menos de 2 centímetros de diámetro que contiene más vitamina C que ninguna otra e incluso que cualquier otro alimento, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Acerola fruita

La acerola poseen vitaminas, antioxidantes, minerales y nutrientes suficientes para que pensemos en la importancia de incorporarla a la dieta aunque sea algunos días por semana.

Es muy fácil de incorporar, ya que se puede comer tanto en su forma natural como en zumos o incorporadas a algunas recetas.

Sin dudas nuestro sistema inmune se fortalecerá y virus y bacterias deberán luchar contra molinos de viento para ingresar a nuestro organismo una vez que la acerola despliegue sus defensas.

Preguntas Frecuentes

  1. Qué es la acerola?

    Es un fruto carnoso que crece de un arbusto y que tiene la forma de una especie de cereza de color rojizo y sabor agridulce, que al partirla contiene 3 pequeños carozos o semillas muy pequeñas y pegadas.

    Es originaria de Centroamérica y zonas tropicales de América del Sur.

  2. Para qué sirve la acerola?

    Tiene múltiples propiedades por su alto contenido de Vitamina C. Es la fruta comestible conocida con más cantidad de esta vitamina. Además posee otras vitaminas importantes como la A, y algunas del complejo B.

    También presenta gran cantidad de antioxidantes, y minerales esenciales.
    Nos sirve para fortalecer el sistema inmune, evitar el envejecimiento gracias a los antioxidantes y prevenir varias enfermedades.

  3. Cuáles son los beneficios de la acerola?

    La mayoría de sus ventajas vienen dadas por el gran aporte de vitamina C.

    Como todos sabemos esta vitamina ayuda a fortalecer el sistema inmune y es de gran ayuda para cuidarse de gripes y resfríos. Además es vital para el crecimiento de huesos, músculos y cartílagos y para su recuperación, así como alivio de inflamaciones.

    Esta vitamina es un poderoso antioxidante que junto con otros antioxidantes que también vienen en la acerola actúan impidiendo la acción degenerativa de las células por parte de los radicales libres. Así, detienen el envejecimiento prematuro y nos cuidan de muchas enfermedades relacionadas al deterioro de las células.

    La acerola además tiene inferencia sobre la reducción de la presión arterial, el cuidado de los vasos sanguíneos y la baja del colesterol malo.

  4. Cuánta Vitamina C tiene la acerola?

    La acerola tiene 1677,6 mg de vitamina C cada 100 gramos (o entre 1000 y 2000 para no arriesgarnos a un número tan específico). Es la fruta con más cantidad de vitamina C de todas.

    Si pensamos que por cada 100 gramos de naranja hay 54 mg la diferencia parece ser importante.

  5. Cómo se puede consumir la acerola?

    La acerola bien puede consumirse al natural, como cualquier fruta, aunque al ser una fruta bastante agridulce o ácida se recomienda comerla bien madura, pero no exagerar, porque en 4 o 5 días se desmorona, tienen corta duración.

    Es muy común también la comercialización del zumo de acerola, y en las tiendas naturales podemos encontrar suplementos en polvo o en cápsulas.

    Otra forma de consumirla es divertirnos creando smoothies o recetas, incluso agregarla en pedacitos a las ensaladas.

  6. Qué diferencia un suplemento de Acerola de un suplemento de Vitamina C?

    Existen algunas diferencias entre un suplemento de acerola y los suplementos de vitamina C; el principal es que la acerola tiene antocianinas y carotenoides. Tiene otros minerales por ejemplo que un suplemento exclusivo de vitamina C podría no traer.

    La acerola a veces se utiliza para hacer suplementos naturales de vitamina C, con lo cual un suplemento de vitamina C puede ser en parte de acerola, pero no es lo mismo que un suplemento de acerola.

  7. ¿Pueden los niños consumir acerola?

    Los niños pueden consumir acerola en dosis bajas, siempre teniendo cuidado en los más pequeños, por su tamaño, de que no se atraganten, etcétera. Sin embargo, su consumo se aconseja a partir de los 4 años.
    Según el informe del “Departamento de Horticultura” de la Universidad de Purdue sobre la acerola, los niños suelen tener inflamación y obstrucción intestinal al comer demasiadas acerolas

Compartir este articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Laura Lopez

Me licencié en nutrición en Barcelona. Me encanta hablar de la comida y de cómo afecta nuestro cuerpo y nuestro bienestar. Me fascina encontrar nuevos hábitos saludables para compartir.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Articulos relacionados