Asi Mejor

Té americano: Cómo se hace, propiedades y contraindicaciones.

taza de te negro

¿Qué es el té americano?

El té americano no es otra cosa que un té negro que en lugar de llevar agua caliente lleva leche caliente para infusionar. Para prepararlo se deja estacionar la bolsa de té por un rato en la leche que se calienta previamente con limón y con canela. La bolsa de té reposa allí algunos minutos a fin de que la leche absorba todo el sabor a té posible.

Como resultado tenemos una bebida cremosa con más cuerpo y suavidad que el té original y con sabores agregados.

Si bien se puede utilizar para su preparación cualquier tipo de té, se suele utilizar té negro, que es el que mejor realza el sabor en la leche, y dentro de éste elegimos las variedades más fuertes como “english”, “irish breakfast”, “pakistaní” o “Assam broken”.

Contenidos ocultar

Aunque no hay reglas escritas sobre gustos, no es recomendable utilizar para el té americano tés suaves como el verde o el blanco, pues corremos el riesgo de que el sabor se desvanezca y quede casi imperceptible y a merced de la leche.

A la leche se le agrega, además, limón y canela en rama; y de manera opcional se le puede agregar algún licor que tengamos a mano en casa.

Es una bebida ideal para beber en cualquier momento del día, tanto en el desayuno como después de comer o por la tarde para quitarnos el frío si estuvimos afuera.

No hay datos comprobables de cuál es su historia y mucho menos por qué se le llama “americano”, ya que los americanos prefieren por sobre todo el té frío. Pero sí es cierto de que han sido siempre más aventureros a la hora de probar mezclar el té con otras cosas.

Es importante diferenciarlo del “té con leche”, aunque más de un camarero no sepa la diferencia. El té con leche, a diferencia del té americano a base de leche, es mitad agua y mitad leche.

Los beneficios y propiedades del té americano

El té tiene beneficios que influyen en tu salud y tu bienestar; cada té tiene sus particularidades y el té americano no es una excepción, ya que, en él, el té negro se fusiona con leche, cáscara de limón y canela para hacer de esta bebida una infusión más que interesante.

Asimismo, hay quienes gustan de agregarle un poco de jengibre, una raíz que también tiene propiedades más que interesantes.

El té negro se hace con hojas de la planta Camellia Sinensis. Esta es la planta de la que salen todos los tés, pero lo que cambia es el proceso de oxidación. En el caso de esta planta, las hojas han sufrido mayor grado de oxidación, es decir, han estado más expuestas al aire y eso les da el color oscuro que luego oscurece la bebida.

Veamos aquí cuáles son los beneficios y propiedades del té americano que además de té negro adiciona leche y canela.

Beneficios y propiedades que vienen dados del té negro:

Posee antioxidantes

Si bien se dice que el afecto antioxidante es menor al de otros tés y aún menor al agregar leche, no lo inhibe completamente, y por eso aún previene la acción de los radicales libres que dañan las células y tejidos cuando se produce la oxidación. Esto da batalla contra el envejecimiento y es muy beneficioso tanto en la parte estética como para prevenir enfermedades como el cáncer y otras.

coleccion de frutas

Fortalece el Sistema Inmune

Dado que contiene flavonoides que también luchan contra los radicales libres y frenan lo que podría ser el envejecimiento de las células, este té te mantiene fuerte ante cuadros infecciosos, virus y otro tipo de enfermedades.

Combate las probabilidades de tener cáncer

Los flavonoides, que son fitonutrientes vegetales con un gran poder antioxidante, actúan evitando el envejecimiento de las células y previniendo ciertos tipos de cáncer como el de colon, de mamas, ovarios, y páncreas.

Mejora la circulación y combate el colesterol

Esto se debe también a que los famosos flavonoides apoyan la dilatación y contracción de vasos sanguíneos. Esto tiene grandes ventajas como reducir el riesgo de un accidente cerebrovascular, las probabilidades de un infarto, cuidar las arterias y disminuir el colesterol malo.

el corazon

Se ha encontrado también en diversos estudios que las personas que beben té negro con frecuencia son menos propensas a tener infartos de miocardio.

Reduce el estrés

La L Teanina contribuye a la relajación y reduce la hormona del estrés llamada Cortisol. Además, se comporta como un liberador de serotonina, la hormona del buen ánimo.

Es bueno para tu mente

La teína también pone a la mente en estado de alerta, facilita la concentración y beneficia a la memoria. Desde ya, la teína no es otra cosa que cafeína y no debemos consumirla en exceso, pero en pequeñas dosis nos despierta y nos da energía para estudiar, trabajar y demás.

te rojo ayuda al corazon

Combate las caries

Los polifenoles son sustancias que combaten los patógenos orales y por ende eliminan las bacterias que producen las caries. Además, el té negro te ayuda a tener mejor dentadura ya que contiene flúor que contribuye al fortalecimiento del esmalte de los dientes.

Ayuda a prevenir el Parkinson

La L teanina y sus efectos neuroprotectores se asimilan a los del glutamato. Este aminoácido puede mejorar los cambios fisiopatológicos asociados con el Parkinson.

Por sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Muestra mejorías en el comportamiento motor, y puede disminuir la degeneración de las neuronas que causa la enfermedad.

Fortalece los huesos

Algunos estudios han encontrado relación entre su consumo y mayor densidad mineral ósea, especialmente en mujeres mayores de 65 años, con lo cual podemos afirmar que es un gran aliado a la hora de combatir la osteoporosis.

Además, la leche que se le agrega al té americano es fuente de calcio como veremos más adelante.

Aliado para bajar de peso

¿Se trata de un mito o una realidad que el té adelgaza? Hay quienes afirman que no es buena idea tomar una bebida con leche para bajar de peso. Es verdad. Y nada te hará bajar de peso por arte de magia, necesitas acompañarlo de una dieta específica diseñada por un nutricionista y ejercicio regular.

control de peso

Sin embargo, sí es cierto que el té americano reduce el apetito y si bebes una taza de éste un rato antes de las comidas, con leche descremada y sin ningún endulzante no te hará daño y reducirá tu apetito, haciendo que comas menos a la hora de sentarte frente al plato.

Beneficios provenientes de la leche

Es un alimento muy nutritivo

La leche contiene gran cantidad de proteínas, vitaminas, minerales, grasas e hidratos de carbono. Digamos que una taza de 200 ml tiene 130 calorías, 7,6 gramos de grasas y 6,2 gramos de proteínas. Entre las vitaminas que ofrece encontramos A, B y D y entre los minerales: calcio, zinc, magnesio y fósforo.

Gran aporte de calcio

Al estar hecho a base de leche suma el beneficio del calcio, que fortalece los huesos y previene la osteoporosis. Además, el calcio y las proteínas junto con el flúor presente en la leche contribuye a un buen desarrollo de los dientes y ayuda a mantenerlos sanos.

fortalecer huesos

Lucha contra la obesidad

La oxidación lipídica y la termogénesis son dos procesos que parecen aumentar, según algunos estudios, con la ingesta de calcio y vitamina D; ambos parecen tener efectos sobre el peso corporal y el tejido adiposo de personas con peso adecuado y también de personas con adiposidad.

Además, está demostrado que la leche produce saciedad y por tanto se ha demostrado un aumento de la masa magra y pérdida de tejidos adiposos en personas que llevaban una dieta hipocalórica que incluía leche.

Contiene Aminoácidos Esenciales

Existen en la leche varios aminoácidos esenciales de entre los que nombraremos algunos, como la Isoleucina, que permite formar la hemoglobina y para regular los niveles de glocosa en la sangre. También tiene Leucina que facilita la cicatrización, tango de los tejidos de la piel como de los huesos. Y también es fuente de Lisina que permite absorver correctamente el calcio y mantener los niveles de nitrógeno en adultos.

mujer cuidando su piel

Aporta Ácidos Grasos Saludables

Entre ellos el Omega 3, fundamental para la salud cardiovascular y para disminuir los triglicéridos y la presión arterial. También están presentes en la leche ácidos grasos monoinsaturados que bajan los niveles del colesterol malo y aumentan los niveles del bueno.

Beneficios provenientes de la Canela

La Canela es la corteza interna que se adquiere pelando las ramas del árbol llamado Canelo; es un condimento aromático que se le agrega al té americano en rama o en polvo.

Es una de las especias más antiguas de las que se tenga conocimiento. Su consumo regular también tiene beneficios para la salud que bien podemos agregar a los del té negro y la leche si la consumimos al tomar té americano. Veamos:

Gran aporte de nutrientes

Es fuente de hierro, calcio, vitaminas, A, B1 y C y minerales importantes como el Selenio, Magnesio, Potasio, Sodio, Fósforo y Zinc.

Previene Infecciones

Esto se debe a que tiene poder antioxidante y antimicrobiano, que impide el desarrollo de gérmenes. Además, es rica en vitaminas y colabora con el fortalecimiento del sistema inmune ante resfriados o infecciones bucales.

Mejora los niveles de azúcar y colesterol

Hay estudios que demuestran que los consumidores habituales de Canela ven reducidos los niveles del colesterol total, del LDL (colesterol malo) y también de los triglicéridos.

te con limon

Fuente de Fibra

La Canela aporta fibra, lo que tiene como consecuencia una disminución en el apetito porque genera efecto de saciedad. Además, mejora el tránsito intestinal liberando al cuerpo de residuos.

Realza el sabor sin engordar

Pocos alimentos o condimentos nos producen este placer. En el caso de la canela en polvo, 1 cucharita tiene 6 calorías, con lo cual no hay razón para privarnos de ella.

Alivia problemas respiratorios

Tiene efecto expectorante debido a que seca las mucosas y se convierte en una gran aliada para combatir resfríos.

hombre corriendo

Disminuye la glucosa en sangre

Esta especia mejora la utilización del azúcar y varios estudios con animales apuntan a que podría ser beneficiosa para pacientes con diabetes tipo 2.

Por otra parte, la canela disminuye la presión arterial por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes

Es afrodisíaca

Esta especia tiene el poder de mejorar la circulación de sangre y aumentar la sensibilidad por tanto se convierte en una fuente de placer y siempre figura en la lista de alimentos denominados afrodisíacos, es decir, que mejoran la libido.

Cómo se hace el té americano

El té americano lleva un poquito más de elaboración que el té común pero no es una ciencia. La receta para preparar este exquisito té es muy sencilla. Puedes usar té en hebras o té en bolsita; el primero suele ser mejor que el segundo puesto que en el segundo tenemos hojas rotas y mucho polvo, y el primero conserva mejor sus propiedades, aromas y aceites.

Lo mejor es que para prepararlo elijas un té negro, en lo posible fuerte y aromático, para realzar más su sabor en la leche.

-En primer lugar, tienes que poner a calentar la leche, junto con la cáscara de limón y la ramita de canela. Sólo cáscara de limón, no necesitas la fruta para esta etapa. Debes cuidar de que la leche no hierva, pues cuando hierve se hace nata y también se amarga el té.

-Luego pones el té dentro de la leche caliente, ya sea en hojas o en saquito, por alrededor de 4 minutos para que infusone bien. Tápalo con un plato de modo que adquiera todo el sabor posible. Pasado el tiempo retiras el saquito y si has usado hojas las quitas con un colador.

Al servir le puedes agregar azúcar para endulzar y también un poco de canela en polvo. Sabrás que la canela ya tiene un tono dulzón, así que quizás agregarle azúcar sea demasiado. Nuestra recomendación es probarlo antes.

Hay quienes prefieren agregarle una rodaja de limón al servirlo, unas gotas de esencia de vainilla o un chorrito de licor 54 o whiskey.

¡Y ahora sí, a disfrutar de esta exquisitez! Ideal para días fresquitos y cuando baja el sol.

Cuánto té americano es recomendable tomar al día

Debido a que el té contiene teína, que no es otra cosa que cafeína, no es recomendable beber más de 5 tazas de té americano al día pues podría traer efectos secundarios.

Aunque se cree popularmente que la leche baja el efecto de la cafeína esto no es cierto científicamente. Sí puede ser que por la sensación de saciedad que genera la leche te de más somnolencia y por eso parezca que no has consumido cafeína cuando sí lo has hecho.

Algunos de los problemas que puede traer son: dificultad para dormir, alteración de la visión, nerviosismo, vómito, diarrea o palpitaciones irregulares. Estos son los más comunes, pero podrían aparecer otros.

En el caso de mujeres embarazadas la dosis sugerida es bastante menor, no pudiendo sobrepasar las dos o tres tazas por día que aportarían la dosis segura de cafeína (200 mg).

Las personas con diabetes deben ser cuidadosas también y consultar con el médico ya que el té negro puede alterar el nivel de azúcar en sangre.

una taza de te negro

Las personas con problemas de anemia podrían tener como consecuencia una anemia mayor ya que la cafeína impide la total absorción del hierro.

Otras personas que podrían tener problemas con la cafeína son aquellas que sufren del corazón, tienen síndrome de colon irritable, glaucomas o trastornos de ansiedad.

Si quieres un té sin cafeína lo mejor sería recurrir al Rooibos o Té de Manzanilla, pero probablemente no quede tan bien estilo té americano.

Cuál es la mejor hora para tomar té americano

El té americano se puede beber a cualquier hora, si bien, y como diríamos con relación a casi cualquier té, al tener cafeína, no es recomendable beberlo muy cerca de la hora de acostarnos. Aunque hay personas a las que la cafeína les afecta poco y nada y no tendrán problemas.

Como está hecho a base de leche es un buen té para el desayuno y también para merienda, especialmente vas a disfrutarlo cuando los días comienzan a ser fríos y llegas a casa en busca de algo calentito que te haga sentir a gusto al calor del hogar.

Cuándo tomar té americano: antes o después de comer

El té americano, al ser una bebida con leche, digamos que llena más que un té común. Por esta razón tu apetito se verá disminuido con su ingesta.

Así que si estás haciendo una dieta sería bueno beberlo 30 minutos antes de comer a fin de reducir tu apetito, con leche descremada y evitando cualquier endulzante.

Si en cambio no tienes como objetivo bajar de peso, el té americano es una excelente bebida para acompañar un plato de postre, como una porción de torta.

Nunca beberlo inmediatamente antes de comer pues acabarás no comiendo nada de lo que te sirvas de almuerzo o cena.

Cómo se toma el té americano para bajar de peso

El té negro es uno de los nuevos aliados para las personas que desean perder peso. Es un té que ha sufrido más oxidación que otros tipos de té. La oxidación es una reacción química se da porque las hojas han estado expuestas al aire, esto hace que se pongan doradas y le den al té negro ese color oscuro que tiene al infusionar con agua (a diferencia por ejemplo del blanco o del verde).

Entre los antioxidantes que posee el té negro se encuentran los flavonoides, a los que muchos estudios han asociado a la pérdida de peso. Además, la canela que agregamos al té americano reduce la acumulación de grasa al mejorar la sensibilidad de los tejidos a la acción de la insulina.

El té americano, si estás con un plan de adelgazamiento, debes tomarlo sin ningún endulzante y con leche descremada. El té negro es bajo en sodio y también en calorías y además tiene un gran efecto diurético, combatiendo la retención de líquidos.

comparacion de tes

Al ser una bebida que tiene buen cuerpo producto de la leche, llena, genera una sensación de saciedad y por eso es mejor beberlo unos 30 minutos antes de almorzar o cenar a fin de reducir nuestro apetito y no tener ganas de comer en abundancia.

Claro que si bien es muy rico agregarle un chorrito de alcohol lo mejor es que lo evites si tu idea es bajar de peso. Sabemos que el alcohol se convierte en azúcar en el organismo.

Contraindicaciones del té americano

El té americano no tiene demasiadas contraindicaciones excepto para aquellas personas intolerantes a la lactosa, que sufrirán el consumo de leche, en ese caso se puede optar por otros tipos de leche, como leche de almendras o de soja.

Por otro lado, están los inconvenientes que podría traer la cafeína, sobre todo si se consume en exceso.

Más de 5 tazas por día pueden generar trastornos de ansiedad, dificultades para dormir, problemas intestinales, u otros.

Por ejemplo, la cafeína no se aconseja a las personas que sufren de anemia, pues la cafeína podría afectar la absorción del hierro, que es justamente lo que estas personas necesitan asimilar.

Deben consumir cafeína con precaución las personas que tengan diabetes, puesto que la cafeína puede alterar los niveles de glucosa en sangre.

Asimismo, la cafeína afecta la presión ocular, con lo que representa un problema para las personas con glaucoma. Para personas con problemas intestinales, colón irritable o similares la cafeína puede empeorar la condición, así que se recomienda sólo consumir dosis mínimas.

En el caso de mujeres embarazadas hay estudios que indican que las mujeres que consumen más de 200 mg de cafeína diaria durante el embarazo son propensas a tener partos prematuros o niños con problemas de peso, ya que la cafeína traspasa la placenta e impide la completa asimilación de alimentos por parte del feto. Así, se recomienda no beber más de dos tazas diarias.

En el caso de la canela no suele general problemas salvo para las personas alérgicas a ellas, pero si te conviertes en un asiduo bebedor de té americano y consumes canela en exceso debes tener ciertos cuidados.

Por ejemplo, puede causar daño hepático por su componente de cumarina. Hay 2 gramos de cumarina en una cucharadita de canela y el límite es de 5 gramos para una persona de 60 kg.

Hay una alergia, que es alergia al cinamaldehído que aparece cuando se consume canela en exceso y puede repercutir en llagas en la boca. Sin embargo, es el único síntoma que trae, así que no es especialmente peligroso.

El origen y historia del té americano

El té es una bebida de origen oriental, que no llegó a Occidente hasta el siglo XVII, más precisamente se hizo presente en Inglaterra a través de los intercambios comerciales, y por eso el tan famoso té de las “5 o´ clock”. El principal proveedor de esta bebida era China, pero cuando se cortaron los lazos comerciales con este país por razones diplomáticas, el té comenzó a importarse de la India.

Hoy en día son muchos los países que fabrican té, aunque la mayoría proviene de Asia.

El té que recibían entonces, procedente de la India, era el té Assam, de sabor bastante más fuerte al que estaban acostumbrados. Se intuye que, para rebajar su sabor demasiado intenso, algunas personas optaron por comenzar a agregarle leche.

El té llegó a los Estados Unidos de la mano de los importadores ingleses y holandeses y los estadounidenses nunca han sido tan estrictos con las reglas sobre el preparado de té como los ingleses. Se podría decir que los estadounidenses son más “aventureros” a la hora de probar nuevos tipos. De hecho, es muy famoso allí el té helado.

Sin embargo, no hay historia certera sobre quién, por qué ni cuándo comenzó a preparar el té americano. Probablemente haya salido de algún experimento culinario, haya gustado y se haya popularizado extendiéndose su uso que hoy llega a bastantes lugares del mundo.

Sin embargo, aún no está tan extendido con su nombre de “Té Americano” y en muchos lugares se lo confunde con el té con leche, que solo lleva mitad de té y mitad de leche, pero nada de canela.

Maridajes posibles para el Té Americano

La palabra “Maridar” viene de “contraer matrimonio”, “encontrar a la pareja perfecta”. Mucho se habla del maridaje perfecto para cada vino, pero ¿Existe el maridaje para el té? Por supuesto que existe, y en el caso del té americano, teniendo que es té negro, nada menos que con leche limón y canela podemos encontrarle la compañía ideal.

El té negro va muy bien con postres dulces, especialmente de chocolate. Así podemos acompañarlo con una rica porción de torta, pero también va bien con alguna masa cubierta con nutella o dulce de leche.

El chocolate por sí solo también es un compañero ideal de este tipo de té: deja derretir en tu boca un bocado de chocolate y luego un sorbo de té americano y verás de lo que hablamos.

¿Tiene que ser solo dulce? No, es sabido que los quesos son grandes acompañantes del té, y en el caso del té negro se recurre a quesos fuertes, como el queso azul o incluso aquellos que tienen especias como pimienta u otro picante.

Eso sí, según lo que utilices para maridar el té, quizás sea mejor que lo tomes ya como una merienda o como una cena, pues puede ser que te quedes bastante satisfecho luego de este tentempié.

Comparación con otros tés

Té verde

El té verde es un té que surge de la planta Camellia Sinensis pero que no ha sufrido tanta oxidación durante su proceso, ya que las hojas se recogen frescas, se prensan, trituran y luego se vuelven a secar.

A través de un proceso llamado “fijación” se evita la oxidación de las hojas mediante el calor. En Japón se utiliza vapor para este proceso, mientras que en otros países se usan woks u hornos, como en China. El color que tiene el té verde proviene de este proceso.

te verde matcha

Debido a este proceso tiene mayor contenido de antioxidantes, llamados catequinas, que previenen el envejecimiento de las células y ayudan a combatir enfermedades del tipo cardiovascular.

El té negro

Este té es un té que ha sufrido mucho el proceso químico de oxidación pues sus hojas se secan al aire, y es por eso por lo que las hojas se doran y dan ese color oscuro a la infusión. Posee también más cafeína que el resto de los tés.

Aunque en Occidente lo conocemos como té negro, en Oriente es conocido como “té rojo” por su verdadero color, y el té negro es una clasificación de tés post fermentados, tal como el té Pu-erh. En Occidente, el “té rojo” es el que detallaremos más abajo y hace referencia a la tisana sudafricana rooibos.

mujer bebiendo te negro

A diferencia del té verde, el té negro mantiene su sabor durante muchos años, y quizás sea por eso el que más se comercializa.

Tiene un sabor y aroma intensos, aunque también varían dentro de un abanico muy grande de tés negros.

Una de sus principales ventajas es que ayuda a combatir el colesterol. Te mantiene en estado de alerta y favorece la concentración gracias a la teína.

El té blanco

También proveniente de China y de la planta Camellia Sinensis, el té blanco debe su nombre a los pelos de color blanco plateado de los brotes sin abrir de esta planta. Para su elaboración se utilizan yemas y hojas muy jóvenes, que apenas se dejan marchitar, se secan al rayo de sol y se procesan ligeramente. Por esta razón prácticamente no sufren el proceso químico de oxidación.

La bebida en sí no es de color blanco sino de color amarillo pálido. Debido a que no sufre prácticamente oxidación es el que tiene menos cafeína (o teína).

te blanco con hojas

Se caracteriza por ser de sabor suave, más bien frutal, que puede también incluir sabores como vainilla, miel, cítricos, etcétera.

Posee catequinas y polifenoles que hace que tenga grandes propiedades y se le atribuyen beneficios tales como combatir la osteoporosis, ayudar a bajar de peso y cuidar la piel.

El té rojo

Debe su color a que a las hojas se las deja fermentar y añejar y así obtiene un sabor ahumado y fuerte, más bien terroso.

te rojo propiedades

Su consumo se ha incrementado mucho en los últimos años entre los amantes del té. Se fabrica con hojas de té verdes post fermentadas y almacenadas en barricas por al menos dos años, ¡y hasta 60! Se le llama “el té de los emperadores” porque antes era de consumo exclusivo de la nobleza.

Tiene poderes diuréticos y es beneficioso para la pérdida de peso.

El té oolong

Este té, también conocido como “té azul” debe su color negro azulado a una particular forma de oxidación.

También proviene de la planta Camellia Sinesis y en este caso sus hojas se someten a un proceso de aireación y exposición al sol, pero por un tiempo menor al que lo hacen las hojas de té negro. En consecuencia, es un proceso de oxidación intermedio que le da un aroma fuerte pero un sabor suave, algo a medio camino entre un té verde y uno negro.

te oolong foto

Posee gran cantidad de sustancias flavonoides, catequinas, con alto poder antioxidante que retrasan el envejecimiento de las células y son muy beneficiosas para el sistema inmune.

¿Qué adelgaza más el té verde o blanco?

Se trata de tés que son bastante equivalentes entre sí en cuanto a su composición. El té verde tiene un 75% de los antioxidantes del té blanco; quizás sea por eso por lo que el té blanco se conoce como el más beneficioso para la salud.

Sin embargo, el té verde continúa siendo el que tiene mejor marketing mundialmente y aunque tenga un 25% menos, todavía tiene una buena cantidad de antioxidantes beneficiosos para la salud.

En cuanto a la cantidad de cafeína, el té verde contiene un poco más de cafeína que el té blanco. El primero tiene alrededor de 25-30 mg por taza y el blanco 15-20 mg aproximadamente. Se cree que la cafeína incide en la inhibición del apetito y en la quema de calorías y por tanto en este punto la ventaja sería para el té verde.

El té blanco, además de tener mucha cantidad de antioxidantes, es bueno para activar el metabolismo, ya que lo acelera un 5% más; por tanto, ayuda a reducir las adiposidades y a bajar la cantidad del colesterol malo, ayudando a prevenir el hígado graso.

mujer bebiendo

Además, es un excelente diurético y tiene la función de limpiar el organismo favoreciendo el tránsito intestinal, al que ayuda de limpiar de impurezas.

EGCG), un tipo de catequina relacionado directamente con la quema de grasas

Es un té menos procesado que los demás y conserva mejor los ingredientes encargados de combatir la grasa. Además, aporta colágeno y elastina, a través de los antioxidantes, sustancias que nos ayudan a no perder la flexibilidad de la piel cuando comenzamos a bajar de peso.

Respecto al té verde, entre sus catequinas, una muy importante es el galato de epigalocatequina que, según algunas investigaciones, tiene un efecto termogénico, o sea que aumenta el gasto calórico y colabora con la oxidación de grasas en el cuerpo.

En definitiva, ambos tés podrían resultar beneficiosos y ambos tienen la función de calmar el apetito y generar sensación de saciedad, por lo que se recomienda beber unas tres tazas al día una media hora antes de las comidas, a fin de llegar con menos hambre a la mesa.

Conclusión

El té americano es una bebida deliciosa a base de té negro infusionado en leche con canela y limón.

Ideal para beber en cualquier momento del día, tanto en el desayuno como para la hora de la merienda o cualquier otro momento del día.

Mientras se bebe se puede aprovechar las ventajas de cada uno de sus componentes: el té negro, la leche y la canela, cada cual con sus propiedades intrínsecas.

El té preparado de este modo además de rico quita las ganas del picoteo innecesario entre comida y comida, ya que la leche constituye un alimento con nutrientes que llena el organismo por un rato.

Tiene grandes propiedades y beneficios provenientes de los 3 ingredientes principales a los que además se les pueden agregar otros, como jengibre, rodaja de limón y gotas de algún licor.

Contiene antioxidantes que previenen a los radicales libres que oxidan a las células, de esta formas retrasan el envejecimiento y previenen enfermedades. También fortalece el sistema inmune, y junto con la leche y la canela constituye un gran aporte de vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y más.

Preguntas Frecuentes

  1. ¿Se puede utilizar otro tipo de leche, como leche de almendras o soja?

    Por supuesto es posible suplantar la leche animal con otro tipo de leche. Sin embargo, debes saber que, por ejemplo, la leche de almendras tiene un sabor agregado y es posible que endulce un poco el té.

    Por otro lado, este tipo de leches no espuman, pero ese es un detalle menor.

    Puedes preparar té americano con la leche que más te guste.

  2. ¿El té americano engorda?

    El té no aporta calorías y prácticamente tampoco lo hace la canela, pero sí existen calorías provenientes de la leche.

    También recibirás calorías extras si le agregas algún licor o endulzante como azúcar o miel.
    Sin embargo, es un excelente tentempié entre comidas que evita que lleguemos muertos de hambre al almuerzo o la cena.

  3. ¿Cuál es el mejor té para hacer té americano?

    El té negro, por ser el de sabor más intenso, es el mejor té que podemos utilizar para hacer té americano. Dentro de éste las mejores variedades también serán las más fuertes, como Assam, English Breakfast, o Earl Grey.

  4. ¿Con qué licor queda mejor?

    El whiskey queda muy bien con té americano. No olvides que es sólo un chorrito lo que se recomienda.
    Otro licor muy utilizado es el licor de naranja, licor 43 o licor de chocolate para los más dulceros.

Compartir este articulo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Sofia Martinez

Soy licenciada en psicología y me encanta hablar de las últimas tendencias en moda, diseño, ocio y hogar.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Articulos relacionados